Buscar

PP, CHA e IU critican que el PSOE abogue por la política de los trasvases en su 37 Congreso federal

7/07/2008 - 20:41

El PSOE afirma, sin embargo, que son el mismo partido que derogó el trasvase del Ebro hace cuatro años

ZARAGOZA, 7 (EUROPA PRESS)

Los partidos políticos de la oposición en la Comunidad autónoma aragonesa --Partido Popular (PP), Chunta Aragonesista (CHA) e Izquierda Unida (IU)-- criticaron hoy que el Partido Socialista (PSOE) abogue por la política de los trasvases después de que la ponencia marco del 37 Congreso federal del PSOE celebrado este fin de semana en Madrid incluya las transferencias de agua entre cuencas.

El portavoz del PP en las Cortes de Aragón, Antonio Suárez, estimó en declaraciones a Europa Press que el PSOE "no ha abandonado nunca el planteamiento de los trasvases" y "buena muestra de ello" es la propuesta de trasvase del Ebro a Barcelona realizada esta primavera y que finalmente no se hizo "porque llovió".

Suárez aclaró que la diferencia entre los trasvases que propone su partido y los del PSOE es "abismal" porque los populares los defiende en el caso de "aguas sobrantes" de las cuencas hidrográficas naturales, de forma que las obras hidráulicas de estas últimas son "prioritarias", como es el caso de las obras del Pacto del Agua de Aragón, dijo.

El portavoz del PP en las Cortes criticó que ahora el presidente de Aragón, el socialista Marcelino Iglesias, diga en la Comunidad aragonesa que el documento del Congreso federal del PSOE "no afecta para nada a Aragón, intentando engañar a los aragoneses".

Además, Suárez lamentó el "poco peso" de Iglesias ante el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, también presidente de España, y que el PSOE aragonés "ni siquiera haya intentado defender los intereses de los aragoneses" en su Congreso federal.

UN GIRO DE 180 GRADOS.

El secretario general de Chunta Aragonesista (CHA), Juan Martín, criticó por su parte el "giro de 180 grados" dado por el PSOE en las políticas hidráulicas, que "se ha materializado en los últimos meses en una propuesta de trasvase del Ebro a Barcelona, que consiguieron parar los aragoneses" y las lluvias.

Ahora, continuó Martín, realizan una propuesta "que permite los trasvases hacia Barcelona y hacia Valencia" porque Rodríguez Zapatero "quiere asegurarse el voto de Valencia y Barcelona, a costa del futuro de Aragón".

Respecto al conjunto del Congreso del PSOE, Martín saludó los pasos dados hacia el derecho a la eutanasia y una "muerte digna" y el apoyo al voto de las personas inmigrantes.

No obstante, sobre este último punto opinó que es un "lavado de cara", puesto que contradice la política del PSOE en Europa, "absolutamente restrictiva de los derechos de las personas inmigrantes".

LA BÚSQUEDA DEL CENTRO.

El portavoz de IU en las Cortes de Aragón y coordinador general del IU-Aragón, Adolfo Barrena, señaló que el Congreso federal de los socialistas "no hace más que confirmar que el PSOE ha entrado en una senda de la búsqueda del centro, que le lleva a posiciones cada vez más conservadoras y de derechas".

Esto se refleja, estimó Barrena, en materias como la política hidráulica, en la que, "sin ningún tipo de pudor, se ha quitado la careta" y ha hecho desaparecer "la línea divisoria que había respecto al PP en la gestión del agua".

A su entender, esto representa un "engaño" por parte del PSOE-Aragón hacia la ciudadanía y "pone en entredicho la unidad que habíamos mantenido en defensa del Ebro y en contra de los trasvases", lo que obligará a IU a mantener una actitud "cada vez más vigilante".

Además, pidió a Marcelino Iglesias y a Rodríguez Zapatero que expliquen a los ciudadanos aragoneses cómo les "engañaron" en la última campaña electoral de marzo, en las que los dos líderes socialistas afirmaron que el voto al PSOE era garantía "de que nunca habría trasvases", recordó.

POLÍTICA DE CONTINUIDAD.

El portavoz del grupo parlamentario del PSOE en las Cortes de Aragón, Jesús Miguel Franco, explicó, sin embargo, que su partido va a desarrollar en los próximos años una "política de continuidad" en materia hidráulica, "apostando por la desalinización, un uso racional del agua y la modernización de regadíos".

"Es la misma política que optó por el no al trasvase del Ebro", agregó Franco, que dijo que su partido sólo permitirá la transferencias "que sean económicamente viables, sostenibles" y posean "un pacto entre todos a los que les pueda afectar y ese caso no tiene nada que ver con el trasvase del Ebro".

Además, otra de las condiciones es que el agua vaya destinada al abastecimiento a poblaciones ya que "cuando a alguien hay que darle agua para beber, no estaremos en contra". Todo esto, dijo, es diferente de realizar un trasvase del Ebro de más de mil hectómetros cúbicos para propiciar un mayor desarrollo económico.

Respecto a los problema que puedan surgir con su socio de Gobierno en la comunidad autónoma, el Partido Aragonés, en contra de los trasvases, Jesús Miguel Franco afirmó que "no habrá dificultad cuando vean lo que es" e incidió en que en el PSOE "no cambiamos nuestra filosofía" porque "somos el mismo gobierno y partido que derogó el trasvase del Ebro" en la pasada legislatura.

Sobre el Congreso federal de su partido, el portavoz del PSOE en las Cortes aragonesa valoró positivamente la presencia del PSOE-Aragón en la Ejecutiva y también que se apueste por las políticas sociales en un momento económico como el actual.

Contenido patrocinado

Otras noticias