Buscar

Los productos más curiosos de un mercado en crecimiento, el "Halal" español

EFE
2/02/2015 - 13:52
Más noticias sobre:

Madrid, 2 ene (EFE).- Un espumoso sin alcohol pero con oro de 24 quilates, una pata de cordero curado similar a un jamón español, polvorones que se consumen todo el año o una sidra que nunca se subiría a la cabeza, son sólo algunos de los productos más curiosos de un mercado que no deja de crecer: el sector Halal español.

Halal es un término árabe que designa lo que está permitido en la religión musulmana, aunque "en la actualidad el concepto ha rebasado las connotaciones religiosas del término para convertirse en sinónimo de productos y servicios de calidad, saludables y sostenibles", explica a Efe Tomás Guerrero, investigador de ESADEgeo y director del Instituto Halal en Madrid.

Pero el sector Halal es también una potente industria desconocida para la mayoría de los españoles, que mueve miles de millones de dólares, especialmente en los sectores de alimentación y turismo. Los musulmanes gastaron 140.000 millones de dólares en turismo en 2013, el 13 % aproximadamente del gasto global en turismo de ese año, y se espera que en 2018 esta cantidad supere los 181.000 millones, según datos aportados por Guerrero.

Francisco Alastruey, comercial de Fribin, es uno de los pioneros del mercado Halal español. Este matadero, que existe desde 1968, y dispone de certificación Halal desde hace más de una década, exporta canales y cuartos delanteros de vacuno junto a productos elaborados Halal a toda la Unión Europea y a países como Argelia, Túnez o Marruecos.

Estos productos representan 11 % del volumen total de ventas de la empresa que ha incorporado un comercial musulmán para atender a estos mercados. "Es un mercado con muchas posibilidades ya que el mundo musulmán es un gran consumidor de carne de vacuno", destaca a Efe Alastruey, que califica la experiencia de bastante positiva.

Pero el mercado agroalimentario Halal va más allá de la carne, abriéndose camino incluso en los sectores Gourmet y del lujo. Muchas empresas españolas ya producen zumos espumosos sin alcohol, y uno de sus productos más curiosos es el espumoso con oro de la línea Lussory. Envasado en una lujosa botella, se trata de ediciones limitadas que incorporan oro comestible de 24 quilates, con 0 % alcohol y certificadas Halal.

También llaman la atención el zumo "sparkling" de los asturianos Mayador o la pata de cordero curado Halal que comercializa la empresa de Gerona Taybaite, con una presentación similar a las tradicionales patas de jamón españolas.

"La oportunidades de mercados Halal para las empresas españolas son reales", subraya a Efe María Salvador, directora de la primera feria Halal de España y una de las pocas de Europa (Expohalal Spain 2015, Mediterranean Food, Tourism and Lifestyle Exhibition).

En países como Francia o Reino Unido, con importantes comunidades musulmanas y judías los productos Halal y Kosher están a la orden del día. "Nosotros tenemos una materia prima excelente para integrar estos nuevos mercados", ha pormenorizado.

Sin mencionar además países como Emiratos Árabes Unidos que importan gran parte de lo que consumen, o productos aquí considerados de estación y que en otros países se toman todo el año.

Este es el caso de los mantecados de aceite de oliva virgen extra La Flor de Antequera y sus polvorones de almendra, que se comercializan en Europa del norte, Holanda, Francia y Marruecos desde hace aproximadamente año y medio.

"Son los productos que mejor funcionan, los musulmanes son grandes consumidores de almendras. Tenemos muy buenas expectativas de crecimiento", cuenta a Efe Ángel Sancho, director comercial de Incoan, empresa que los fabrica.

En España una de las entidades encargadas de certificar y acompañar a las empresas durante este proceso es el Instituto Halal de Córdoba. Con más de 250 empresas certificadas en toda España es una de las más activas del país. La duración del proceso de certificación varía en función de los productos y las líneas de producción, pero en todos los casos implica una auditoría y un seguimiento constante para asegurarse de que se respetan las normas.

Según cifras del Instituto, y basándose en el volumen de peso en kilos, el principal país de destino de estas exportaciones es Argelia, con 5.914.281 kilos, muy por delante de Marruecos (1.430.548 kg), Arabia Saudí (1.449.189 kg) y Francia (1.078.846 kg), de una lista de más de 40 países.

Córdoba se posiciona además como "capital Halal española", y en marzo acogerá el primer Congreso Internacional sobre el tema: "Halal un Concepto Global", con ponentes venidos de todo el mundo. Por Almudena Domenech

Otras noticias

Contenido patrocinado