Buscar

Alumnos de la Universidad de Navarra dicen que la situación generada por la nueva convocatoria de becas es "gravísima"

13/01/2017 - 10:39

Demandan al Ejecutivo "igualdad de oportunidades" y que no se les "discrimine" por estudiar en la Universidad de Navarra

PAMPLONA, 13 (EUROPA PRESS)

Alumnos de la Universidad de Navarra han advertido de la "gravísima situación" en la que se han quedado "muchas familias navarras, especialmente las de las rentas más bajas", con la nueva convocatoria de becas aprobada por el Gobierno foral, que consideran "injusta y discriminatoria", y han pedido que se "cambie esta situación".

Han demandado al Ejecutivo navarro "igualdad de oportunidades" y que "no se nos discrimine por la carrera que queramos estudiar o por la universidad a la que vayamos". En este sentido, han remarcado que más del 70% de la gente que recibe becas en la Universidad de Navarra estudia carreras que no hay en la Universidad Pública.

La delegada de alumnos de la Universidad de Navarra, Laura Benzal, y estudiantes del centro académico han comparecido este viernes en una sesión de trabajo en el Parlamento, solicitada por UPN, en la que han pedido a los parlamentarios una "escucha real" de sus demandas y consideraciones.

Tras asegurar que los "más perjudicados" por la nueva convocatoria de becas son los alumnos con rentas más bajas, Laura Benzal ha pedido a los representantes políticos que "se den cuenta de la gravísima situación en la que han quedado muchas familias navarras" y que la "cambien" para que "estudiar unos estudios universitarios y luchar por los propios sueños vuelva a ser ilusionante y no sea carga tras carga y chasco tras chasco".

Julen Sobejano, estudiante de Periodismo, ha afirmado que con la nueva convocatoria de becas sus estudios "quedan en el aire", ya que, según ha dicho, su familia "va a soportar un recorte del 60%". "¿Por qué van en contra de los trabajadores, por estudiar en la privada?. Muchos de los consejeros estudiaron allí, también la presidenta, y el Gobierno les facilitó becas, las mismas que nos quieren quitar", ha planteado.

En este mismo sentido, Edurne Luis, estudiante de cuarto de Medicina, ha comentado que con la nueva convocatoria de becas para sus padres sería "imposible financiar" la carrera, ya que su beca quedaría reducida un 75%. Según ha expuesto, no puede llegar a comprender que "se quite las becas a las familias más desfavorecidas".

"¿Por qué no podemos estudiar en nuestra propia comunidad? Yo también estoy a favor de potenciar la universidad pública, pero antes de quitarnos las becas deberían ofertar más plazas en la UPNA y ofertar las carreras a las cuales quieren quitar las becas", ha apuntado.

También Iranzu Viguria, estudiante de Medicina, ha criticado que "sin previo aviso" uno de los "grandes sustentos" para la continuidad de su carrera "van a desaparecer". "No soy una persona rica ni privilegiada, sino trabajadora. Sin esta ayuda no podemos hacer frente al pago de la matrícula", ha destacado, para preguntarse cuál ha sido su error, si "querer estudiar, hacer Medicina o ayudar a la gente". "No quiero abandonar mis sueños y mi carrera, pero en estos momentos veo peligrar mi futuro", ha asegurado.

Por último, Roberto López, estudiante de quinto de Medicina de la Universidad de Navarra, ha querido dejar claro que él no es "ningún privilegiado" por estudiar en la Universidad de Navarra. En su opinión, "nos quieren dar un batacazo" y ha censurado que les han dejado "tirados en medio del océano, después de remar y remar y después de tanto esfuerzo". Según ha dicho, 540 personas "ven peligrar su futuro y sus sueños" por la nueva convocatoria de becas.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN A LA CONVOCATORIA

En el turno de los grupos parlamentarios, el regionalista Alberto Catalán ha reconocido "el trabajo y el esfuerzo que los alumnos realizan para cumplir un sueño" y ha defendido que los estudiantes de la Universidad de Navarra "no se merecen una convocatoria tan injusta y discriminatoria como la que plantea el Gobierno de Navarra". "Se cambia las reglas del juego en mitad del partido por estudiar en la Universidad de Navarra", ha criticado.

Por parte de Geroa Bai, Isabel Aranburu ha remarcado que "con el dinero público se ha de priorizar lo público, la enseñanza pública en este caso". Ha asegurado que "las anteriores convocatorias hacían una discriminación positiva a favor del alumnado que realiza estudios en la universidad privada" y ha defendido que ahora se ha avanzado en "criterios de igualdad de oportunidades y equidad para todo el alumnado". Ha negado, además, que se quiera "castigar a ninguna parte del alumnado que estudia en la universidad privada".

En representación de EH Bildu, Miren Aranoa ha defendido la nueva convocatoria de becas aprobada por el Gobierno y ha asegurado que aunque "afecta a un pequeño número de solicitantes, beneficia a un número mucho mayor". "Son 97, no 500 los afectados, y de ellos, 52, más de la mitad, se les ha sido denegada la beca por cuestiones económicas, por exceso de patrimonio o exceso de rendimiento de capital inmobiliario", ha afirmado.

Desde Podemos, Tere Sáez ha calificado como "buenos" los cambios que se han planteado porque "se hace una diferente distribución intentando buscar que llegue a más personas y que todo el mundo tenga que cumplir los mismos requisitos". "Nos parece justo ese planteamiento, nosotros queremos un trato igualitario, cuidar y mimar por igual a todas las personas. Creemos que va a ser mejor para que todo el mundo pueda tener igualdad de oportunidades", ha señalado.

El socialista Carlos Gimeno, por su parte, ha expresado su "solidaridad" a los alumnos de la Universidad de Navarra que se han visto afectados por la nueva convocatoria de becas y ha criticado que "se quiera penalizar dónde se estudia". "Ustedes necesitan la beca, sus familias necesitan la beca, y el Gobierno tiene que rectificar, hay maneras de hacerlo", ha sostenido.

También el parlamentario del PPN Javier García ha sido crítico con la decisión adoptada por el Ejecutivo sobre las becas y ha lamentado que los alumnos se vean "perjudicados" por "una decisión sectaria e injusta para dar un golpetazo a la Universidad de Navarra, aunque quienes sufren las consecuencias de ese golpe son los estudiantes" y que "afecta a las familias con menos recursos".

Finalmente, José Miguel Nuin, de Izquierda-Ezkerra, ha apoyado los cambios producidos en la convocatoria de becas, "no por ningún planteamiento sectario, sino por un criterio político", ya que defienden que hay que "priorizar en la asignación de los recursos públicos a la educación pública, máxima en el contexto económico que estamos viviendo en los últimos años".

Otras noticias

Contenido patrocinado