Buscar

El PSOE de Cáceres le recuerda a Nevado que el "éxito" de los rodajes en la ciudad es mérito de la Junta de Extremadura

13/01/2017 - 13:44

Salaya asegura que 2016 "ha sido el año del teatro de la alcaldesa" y le pide que deje atrás el "sectarismo político"

CÁCERES, 13 (EUROPA PRESS)

El Grupo Municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Cáceres le ha recordado a la alcaldesa de la ciudad, Elena Nevado, que ayer aseguró que 2016 había sido "un año de película" debido a los rodajes de varias series en la ciudad, que el "éxito" de haber acogido esas grabaciones es "fruto del trabajo de la Junta de Extremadura" que ha acudido al "rescate" de la ciudad en materia de turismo. "Más bien ha sido el año del teatro que le pone la alcaldesa para convencer a la gente de su gestión", aseguró el portavoz socialista, Luis Salaya.

Salaya, que ha realizado este viernes un balance de la gestión municipal acompañado de varios concejales de su grupo, ha criticado que la alcaldesa se banaglorie de que las productoras elijan a la ciudad como escenario cinematográfico o de la nueva iluminación de la ciudad monumental, pero "olvida decir" que ambas cosas han sido promovidas por el Gobierno regional.

En este sentido, asegura que Nevado "ha dejado la gestión" para apostar por una "pelea" contra el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, criticando la inversión en política social y olvidando que es el ayuntamiento el que tiene competencias fundamentales en este área.

"Elena Nevado sigue siendo una alcaldesa frívola. Y su equipo de Gobierno es indolente, conformista, sin ilusión por la ciudad. Están cansados de gobernar", ha espetado Salaya, quien recuerda que la Junta de Extremadura ha anunciado un Plan de Infraestructuras "realmente consignado" para la ciudad, y la Diputación de Cáceres ha validado inversiones en la casa de Pereros y en el parque de El Cuartillo pero "Elena Nevado se mantiene tenaz en culpar a las administraciones socialistas de todo cuanto acontece en negativo para Cáceres".

En este sentido, advierte a la regidora cacereña que "no está justificada la autocomplacencia respecto a su gestión" aunque sí comparte el optimismo sobre el futuro de una ciudad "con muchas posibilidades de crecimiento si el PP deja atrás el sectarismo político y colabora con el resto de instituciones y organizaciones sociales", aseguró en su comparecencia.

En cuanto al año 2016, Salaya ha destacado la concesión de la estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (DUSI), que supondrá una inversión de 12,5 millones de euros, pero critica que "los ejes principales de actuación terminarán a la larga incrementando el desequilibrio en la ciudad".

"FALTA DE ENTUSIASMO"

Asimismo, reprocha la "falta de entusiasmo" del equipo de Gobierno para celebrar los treinta años como ciudad Patrimonio de la Humanidad y recuerda que 2016, fue el año en el que Cáceres podía haber sido Capital Europea de la Cultura, al tiempo que critica que "el PP no apuesta por la cultura, más allá de lo que le viene dado".

"Ha sido el año en que se eliminaron las partidas destinadas a la Ciudad Amigable con las personas mayores, o con la Ciudad Amiga de la Infancia" y "el año en el que apenas han ejecutado un sesenta por ciento del presupuesto municipal", añade el portavoz socialista, que añade que "la Ribera del Marco sigue siendo una perfecta escombrera en la ciudad y donde muchas barriadas siguen careciendo de recursos suficientes".

También ha recordado que se subió el billete del autobús y que la reestructuración de las líneas fue "insuficiente", además de que no se redactó un Plan Especial de Aparcamientos para la ciudad ni se ejecutaron algunas "actuaciones prioritarias" como, por ejemplo, el nivelado de la calle San Antón, el cambio de sentido en la plaza de Canterías, o las mejoras en la calle Trujillo.

En su intervención se ha referido también a la subida de los salarios de los funcionarios habilitados nacionales o al segundo plan de comercio, "del que seguimos sin noticias", además de la revisión de la ordenanza fiscal de terrazas que "no han acometido".

Tampoco ha olvidado las obras del párking subterráneo en Primo de Rivera que, según Salaya, son la consecuencia de la subida del autobús o la ampliación de la zona azul. "Ha sido el año de la improvisación en materia de movilidad porque un día se levanta la alcaldesa y decide cambiar dos calles de sentido o peatonalizar una calle nueva, pero lo anuncia antes de pedir informes técnicos", ironiza.

En el capítulo de empleo, el portavoz socialista recuerda que la subida "mínima" que anunció la regidora coincide con la suma de los empleos de la campaña de Navidad (147), el Plan de Empleo Social (63) y el Plan Experiencia (146). "El ayuntamiento ha colaborado en la destrucción de empleo, dejándose caducar las plazas de las ofertas de empleo público no convocadas y que a día de hoy siguen sin convocatoria", recalca.

Además, recuerda que "muchas de las concesiones administrativas se han ido deteriorando" como el servicio del agua que ofrece Canal de Isabel II, los apartamentos del campus, o los incumplimientos por parte de Talher, la empresa encargada del mantenimiento de parques y jardines.

"El año en el que Cáceres sigue siendo una ciudad que no despega, donde nadie cree en las recetas del PP, donde no llegan industrias ni firmas comerciales, donde no se quieren manifestar por el AVE ni por un tren digno", añade Salaya.

PARA 2017

Respecto a cómo se presenta 2017, El portavoz socialista ha recordado que el "romance" entre PP y Ciudadanos (C's) se "ha oficializado" por lo que "cada vez son menos en la oposición", en alusión al PSOE y Cáceres Tú. "Mantendremos una oposición contundente y constructiva", subrayó, al tiempo que insiste en que el "abandono" de C's de la oposición "deja solos" a los otros dos partidos que suman diez concejales.

En cuanto a la gestión municipal, el PSOE espera que este año se siga vigilando el cumplimiento de las empresas concesionarias de los servicios públicos, se saquen las plazas de empleo que no se han convocado este año y se terminen algunas mejoras en barrios como el Paseo Alto, la Ribera del Marco o Aldea Moret. "Hay que cuidar la ciudad que está absolutamente abandonada", concluyó.

Otras noticias

Contenido patrocinado