Buscar

El edil no adscrito de Santiponce desligado de IU alega que sólo quiere "ayudar" y facilitar la gobernabilidad

13/01/2017 - 17:54
Más noticias sobre:

El concejal no adscrito del Ayuntamiento de Santiponce (Sevilla), Miguel Ángel Gil Falcón, quien fuera primer teniente de alcalde hasta las divergencias surgidas entre él y el entonces primer edil José López (IU-CA), ha defendido este viernes que ha accedido a colaborar ostentando varias delegaciones con la actual alcaldesa socialista, Carolina Casanova, con la única idea de "ayudar" a que el municipio "no se quede totalmente ingobernable".

SANTIPONCE (SEVILLA), 13 (EUROPA PRESS)

En declaraciones a Europa Press, Miguel Ángel Gil Falcón ha lamentado la "falta de entendimiento" que ha marcado la relación entre las fuerzas políticas poncinas durante el actual y convulso mandato, repleto de giros y conflictos.

Y es que en Santiponce, las últimas elecciones municipales se saldaron con la victoria de IU-CA, que contaba con cinco ediles frente a cuatro del PA, tres del PSOE y uno del PP. Después de formar IU-CA un gobierno local en solitario y franca minoría, con José López como alcalde, Miguel Ángel Gil, entonces primer teniente de alcalde, abandonó el grupo municipal de la coalición por diferencias con su propio partido, siendo cesado por el entonces alcalde y pasando a convertirse en edil no adscrito, extremo que acentuaba la minoría del gobierno municipal.

LA MOCIÓN DE CENSURA

Después, en mayo de 2016, los cuatro concejales andalucistas y los tres del Grupo socialista formalizaron una moción de censura contra el alcalde de IU-CA, al objeto de formar un gobierno de coalición liderado por la socialista Carolina Casanova. Aquella operación, como se recordará, prosperó con ocho votos a favor (los cuatro del PA, los tres del PSOE y el del concejal no adscrito), mientras el PP se ha abstuvo y los cuatro ediles de IU-CA votaron en contra.

Y finalmente, el concejal andalucista Justo Delgado informaba recientemente a Europa Press de que los ediles del PA habían decidido renunciar a sus competencias de gobierno, entendiendo que la primer edil socialista ha "roto" el pacto de gobierno que unía al PA y al PSOE, al "excederse en el ejercicio de sus funciones y faltar al respeto debido a las personas y hacia el desempeño de las funciones que les son propias" a los ediles andalucistas, que se habrían sentido "desautorizados de manera constante y pública" por Carolina Casanova.

Tal extremo dejaba al Gobierno local del PSOE en una cruda minoría de tres ediles de un total de 13, pero después, la alcaldesa anunciaba una reorganización del Gobierno local, con delegaciones municipales para el concejal andalucista José Fabio Herrera y para el concejal no adscrito.

Miguel Ángel Gil, en ese sentido, ante las alusiones del coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, sobre una posible situación de "transfugismo", ha defendido que ya no está "afiliado a ningún partido". Según ha dicho a Europa Press, tras quedar roto el pacto entre el PA y el PSOE, la alcaldesa socialista le pidió que colaborase con el gobierno local del PSOE y él accedió "para no dejar al Ayuntamiento totalmente ingobernable".

El edil no adscrito, al respecto, ha defendido que su única intención es "ayudar", reconociendo que la situación política del municipio es "bochornosa" y aclarando que no tiene intención de "cobrar" nada de las arcas municipales. "Sólo quiero echar una mano. Agotaré el mandato y no haré nada más en política", ha dicho exponiendo que cuenta con su propio trabajo y que su única intención es "ayudar" ante el difícil escenario municipal.

Otras noticias

Contenido patrocinado