Buscar

EN DIRECTO
Siga la final de la UEFA Futsal Cup (la Champions del fútbol sala): Sporting CP vs Movistar Inter

La Junta envía "tranquilidad" a estudiantes y familias sobre la PAU pese al "retraso" en conocer los contenidos

16/02/2017 - 12:09
Más noticias sobre:

El consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, ha querido lanzar este jueves "un mensaje de tranquilidad a todos los jóvenes andaluces y sus familias" al respecto de la prueba de acceso a la universidad que se celebrará al final de este curso, pese a que "como consecuencia de la Lomce y del retraso en la toma de decisiones por parte del Gobierno de España de aspectos fundamentales que tenían que ver con la 'reválida' de bachillerato, hasta final del año pasado no ha sido posible tener conocimiento de los contenidos de las pruebas de acceso a la universidad".

SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS)

Así lo ha indicado el consejero en una atención a medios en los pasillos del Parlamento andaluz, desde donde ha precisado que pese a ese "retraso", "se está haciendo un enorme esfuerzo, y todos los jóvenes de Andalucía y sus familias deben tener seguridad de que tendrán tiempo y todo se hará en tiempo y forma".

El consejero ha recordado que "los contenidos de la prueba no son ya competencia de la Junta", y aunque se hayan publicado en la web del Distrito Único de Andalucía, que sí es competencia" de la Administración autonómica, "eso no significa que esos contenidos sean competencia de la Junta", sino que dependen del Gobierno central según lo previsto en la Lomce, y las universidades quedan como las encargadas de hacer la prueba.

Ramírez de Arellano ha remarcado que desde el principio desde Andalucía se abogó por que "se mantuviera una prueba de selectividad lo más parecida posible a la que venía existiendo", y en esa línea "las universidades andaluzas y el Gobierno de la Junta suscribieron en septiembre de 2015 un acuerdo que tenía como base" ese principio de "mantener una prueba lo más parecida posible a la que se venía haciendo", así como que la prueba "fuera común para todas las universidades de Andalucía y sus efectos siguieran siendo los mismos de antes en el ámbito del Distrito Único Andaluz".

Ha explicado que "todas esas cuestiones se han mantenido, y en ese contexto del Distrito Único es donde están trabajando las universidades junto con la Junta para ir despejando todas las dudas que se vayan planteando" al respecto de la prueba de acceso a la universidad, por lo que, según ha insistido el consejero, hay que tener "tranquilidad".

No obstante, el titular andaluz de Conocimiento ha animado a institutos y estudiantes a transmitir "cualquier duda que pudiera existir, que es razonable, para irlas aclarando".

Ha señalado que esta situación "no afecta sólo a Andalucía", sino que "todas las comunidades autónomas están en una situación parecida", derivada de una regulación del Gobierno de España plasmada en una orden ministerial del 23 de diciembre, de modo que el Ejecutivo andaluz "tiene que gestionar una circunstancia que no ha creado él, sino el Gobierno de España".

En ese sentido, ha explicado que se está en "un año transitorio" y viviendo una "situación transitoria que debemos resolver con medidas de escucha a los problemas que se planteen, que deben partir en primer lugar de ser conscientes del decreto" de diciembre del Gobierno, al que "hay que adaptarse" porque "no queda otra alternativa".

A preguntas de los periodistas ha explicado que en cada año en septiembre los contenidos de la prueba ya estaban claros, pero este año "el problema es que llevamos cuatro meses de retraso", de manera que si "todos los años a estas alturas hay incertidumbres" porque, más o menos, siempre hay algunas novedades con la prueba de acceso, este año es especial porque "hasta hace unos meses no sabíamos si iba a haberla" y "se inició el curso sin saber qué iba a pasar".

En todo caso, y también cuestionado sobre la posibilidad de que hubiera intentos de impugnar la prueba, el consejero ha respondido que "esperemos que no". "Si las cuestiones que se están planteando no han podido ser cursadas por los estudiantes, habrá un problema, pero habrá que evitarlo", ha abundado el consejero, que ha señalado que habrá que "hablar con el Ministerio, con quien corresponda, para evitar este tipo de cuestiones".

El consejero ha concluido queriendo dejar claro que la Junta ha cambiado su rol en este proceso y, tras dejar de ser la organizadora de la prueba, "lo que hace es representar los intereses de estudiantes y familias, defender que los jóvenes y sus familias tengan toda la certidumbre que sea posible", así como tiene el "compromiso de que las universidades de manera constante informen y tengan las ideas claras para que las dudas se disipen".

Otras noticias

Contenido patrocinado