Buscar

Greenpeace lleva el proyecto de gas de Doñana al Defensor del Pueblo

16/02/2017 - 12:51

Greenpeace ha presentado ante el Defensor del Pueblo nacional una queja por el proyecto de Gas Natural-Fenosa, denominado Marismas, para la explotación y almacenamiento de gas en el entorno del Espacio Natural de Doñana. La organización pide que la oficina que dirige Soledad Becerril inste al Gobierno andaluz y al central a revisar la evaluación de impacto ambiental (DIA) del proyecto y ajustarla a la normativa y exigencias actuales.

SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS)

Según ha explicado en una nota de prensa la organización ecologista, se denuncian así que las actuaciones de Gas Natural-Fenosa vulneran el artículo 45 de la Constitución (que obliga a la protección del medio ambiente), ya que considera que Gobierno y Junta "han hecho dejación de su obligación de proteger el Espacio Natural de Doñana".

Greenpeace recuerda que el proyecto Marismas fue partido en cuatro subproyectos (Marismas Occidental, Marismas Oriental, Saladillo y Aznalcázar) por la Gas Natural-Fenosa "con el objetivo de ocultar el impacto ambiental acumulado del proyecto global y lograr así más fácilmente las autorizaciones".

"El proyecto de Gas Natural-Fenosa supone un grave peligro para Doñana por las implicaciones ambientales que la explotación y almacenamiento del gas tiene para un entorno tan frágil, amenazado y necesitado de protección. Este proyecto y de nuevo pone los intereses privados por delante del general", ha declarado Julio Barea, portavoz de Greenpeace.

En su denuncia, Greenpeace también informa a la Defensora del Pueblo de que en la DIA, "los riesgos sísmicos de la zona no han sido debidamente considerados", como a su juicio, queda de manifiesto en el informe técnico elaborado por "prestigiosos geólogos" que recoge "explícitamente las propias dudas expuestas en la Declaración al respecto. "En síntesis, el Instituto Geológico y Minero de España concluye que los estudios del promotor sobre el riesgo sísmico constituyen una razonable aproximación a un fenómeno altamente complejo donde influyen variables difícilmente controlables", trasladan.

Greenpeace, además, expone en la queja, cómo el proyecto cuenta con "un gran y contundente rechazo social manifestado en la oposición de importantes y numerosos sectores de la sociedad y también de los poderes públicos" y recuerdan que se han recogido casi 250.000 firmas en contra o que la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso aprobó una Proposición no de Ley sobre la paralización del proyecto industrial de Gas Natural en el entorno del Espacio Natural Doñana y que el Pleno del Parlamento de Andalucía instó al Gobierno de esa comunidad autónoma a adoptar las medidas necesarias y a estudiar las vías legales para paralizar el citado proyecto. También han mostrado su oposición los Ayuntamientos de Viso del Alcor y de San Juan del Puerto, señalan.

La organización ecologista concluye señalando que el Parque Nacional de Doñana, Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera, entre otras figuras de protección, es la mayor reserva ecológica de Europa y que los ecosistemas acuáticos y terrestres confieren a este espacio "unas características específicas" por albergar una biodiversidad única, destacando algunas especies tan emblemáticas como el lince ibérico y el águila imperial, hoy en día en peligro de extinción. "La marisma es lugar de paso, cría e invernada para miles de aves europeas y africanas, lo que la convierte en un ecosistema de altísimo valor ecológico", finalizan.

Otras noticias

Contenido patrocinado