Buscar

Venezuela. aznar y gonzález critican que maduro utilice el diálogo para “humillar” y “dividir” a la oposición

16/02/2017 - 13:07

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

Los expresidentes del Gobierno José María Aznar y Felipe González coincidieron este jueves en denunciar que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, utiliza el proceso de diálogo abierto con la oposición como una excusa para "humillar" y "dividir" a los partidos opositores.

Así se pronunciaron durante el acto que organizó en Madrid el bufete de abogados Cremades & Calvo Sotelo y en el que bajo el título 'Europa por la libertad de Venezuela' se denunció la situación de las libertades y de los presos políticos en el país caribeño.

En este encuentro también estuvieron presentes la exalcaldesa de Madrid Ana Botella; el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera; el exsecretario general de la OTAN y exjefe de la diplomacia europea Javier Solana; el exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón; el presidente del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián; el exalcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano; la exdiputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo; y Leopoldo López, padre del encarcelado líder opositor venezolano del mismo nombre.

Antes de que se iniciara el turno de palabras, se proyectó un vídeo en el que se rememoró la carrera política de Leopoldo López, así como los tres años transcurridos desde que fue detenido y, posteriormente, encarcelado.

A pesar de reconocer que la solución para resolver la situación por la que atraviesa Venezuela pasa por un diálogo que conduzca a la reconciliación, previno contra aquellos que pudieran tener depositadas todas sus ilusiones en que éste sea el bálsamo de Fierabrás para todos los problemas que acucian a los venezolanos.

"RÉGIMEN TIRÁNICO"

Dijo que desde que se puso en marcha el diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, del que uno de sus mediadores es el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, los presos políticos han aumentado.

"(Maduro) ha convertido a los presos políticos en un mercado de carne humana", sentenció.

González fue más allá al censurar que Maduro haya aprovechado el proceso de diálogo que se ha iniciado en su país para "humillar" a la oposición y tener carta blanca para convertir a su país en un "régimen tiránico".

A su vez, resaltó que Venezuela se ha convertido en un país "destruido" económica e institucionalmente y en uno de los lugares con las tasas de muertes violentas más elevadas del mundo.

Tras reiterar que "con presos políticos no hay democracia", insistió en la necesidad de que éstos sean puestos en libertad al tiempo que se "habla sin sonrojo" con las autoridades venezolanas.

Por su parte, Aznar calificó como una "farsa" el proceso de diálogo entre el Gobierno y la oposición, del que el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero es uno de sus mediadores, de la que se sirve Maduro para continuar en el poder y que es utilizada para "dividir" a los partidos opositores.

EXIGENCIA A LA UE

También aprovecho para reclamar la convocatoria de elecciones presidenciales en el país caribeño y, al igual que hizo González, apoyar la iniciativa auspiciada por Almagro de aplicar la 'carta democrática' a Venezuela.

Tras reclamar a los gobiernos latinoamericanos que reclamen al alimón la liberación de los presos políticos en Venezuela, exigió a la UE que deje de "mirar para otro lado" cuando la libertad "se pisotea" en Venezuela y "se encarcela" a los venezolanos.

SALIDA DE PRISIÓN

Al término de las palabras de Aznar se proyectó un segundo vídeo en el que se compiló los esfuerzos por denunciar la situación de los presos políticos en Venezuela, en general, y la lucha por liberar a Leopoldo López, en particular.

Fue el padre de éste quien cerró el acto con un discurso en el que dejó claro que su voz representaba la de ese centenar de presos políticos que esperan "por una justicia que no llegará", ya que Venezuela es un "régimen totalitario, autoritario, tiránico", cuyo Gobierno "puso aparte la Constitución, no rinde cuentas de las leyes y está compuesto por unos sátrapas reconocidos como unos asaltantes de caminos" sin parangón en América Latina.

Tras lamentar que Venezuela sea un país rico incapaz de suministrar a sus ciudadanos las necesidades más básicas, aseveró que cada vez son más las voces que reclaman un "cambio de régimen" y pidió que la comunidad internacional se posicione detrás de los postulados del secretario general de la OEA.

Por último, dijo que su hijo será el último preso político que saldrá de la cárcel, ya que "el día que salga el régimen, saldrá Leopoldo (López)".

(SERVIMEDIA)

16-FEB-17

MST/gja

Otras noticias

Contenido patrocinado