Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

SVAV refrenda su continuidad, con acuerdo para que Fomento cancele la deuda y ejecutar la integración sin soterramiento

16/02/2017 - 14:31
Más noticias sobre:

Adif asumirá el coste de la reforma de la estación de trenes, mientras se construirá una nueva de autobuses, incluida en el proyecto

VALLADOLID, 16 (EUROPA PRESS)

La Junta General de Accionistas de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV) ha alcanzado este jueves un acuerdo de viabilidad para evitar su disolución, con lo que el Grupo Fomento --Adif y Renfe-- cancelarán la deuda de 404 millones de euros que tiene pendiente de liquidar la entidad y se desarrollará el proyecto de integración en superficie, lo que implica renunciar definitivamente a soterrar las vías del tren a su paso por la ciudad.

Como ha explicado el presidente de Adif, Juan Bravo, de las alternativas propuestas, el Ayuntamiento de la capital vallisoletana "ha optado" por la integración en superficie como la alternativa. De este modo el proyecto buscará conseguir una permeabilidad "óptima" mediante pasos subterráneos y pasarelas e incluye la conclusión de la variante este de mercancías y la construcción de una nueva estación de autobuses en el espacio que actualmente ocupa Estación Gourmet.

Además, Bravo ha explicado que se prevé también una reforma de la estación Campo Grande para incrementar su capacidad que correrá a cargo exclusivamente de Adif, por lo que no se incluirá en el presupuesto global del proyecto de integración --354 millones de euros--.

La reunión de la Junta de Accionistas se ha extendido durante algo más de una hora y media después de que los representes de los socios --Adif, Renfe, Ayuntamiento y Junta de Castilla y León-- llegaran a la sede de la sociedad, a cuyas puertas les esperaban las protestas del Comité de Empresa del complejo de talleres de Renfe y la más ruidosa convocada por la Asociación de Vecinos Pilarica, cuya presidenta ha mostrado la decepción del barrio "con todos" por haber renunciado definitivamente al soterramiento.

El proyecto que se llevará a cabo en los próximos años, entre los dos que había propuesto el Grupo Fomento al Ayuntamiento de Valladolid, será finalmente la integración en superficie. Para su desarrollo, se ha comprometido un grupo de trabajo que comenzará a reunirse en las próximas semanas para definir las actuaciones que se incluirán en el proyecto.

Juan Bravo ha añadido que "queda mucho trabajo por delante" y que tendrán que avanzar en esa definición los servicios técnicos y urbanísticos del Ayuntamiento. Para ello, ha comprometido "el buen hacer" del Grupo Fomento para colaborar en el diseño de las actuaciones.

Los representantes de las instituciones, por el momento, no han querido dar detalles sobre las obras que se llevarán a cabo ni sobre las cantidades económicas que se dedicarán a cada una de las actuaciones, sino sólo las aportaciones globales que corresponderán a cada socio y que, como se explicó ya el pasado viernes, para esta alternativa suponen 144 millones de euros por parte del Grupo Fomento, 72,2 millones por el Ayuntamiento y otros tantos por la Junta.

El total del presupuesto, que el pasado viernes se cifraba en 354 millones de euros, incluye las actuaciones de permeabilidad en el entorno de las vías, mediante pasarelas y pasos subterráneos, tanto peatonales como para tráfico rodado, la actuación de "mejora del aspecto" de los bordes del corredor ferroviario, la finalización de la obra de la variante de mercancías y la construcción de una nueva estación de autobuses en los terrenos que actualmente ocupa Estación Gourmet, con el fin de conformar un complejo intermodal con la de ferrocarril.

Mientras tanto, Juan Bravo ha avanzado que la actuación que se prevé en la estación Campo Grande, dirigida fundamentalmente a mejorar su capacidad, correrá a cargo exclusivamente de Adif y ha apuntado que se trabaja con la previsión de que el traslado al nuevo complejo de talleres de Renfe pueda estar completado antes de finales de 2017.

REDEFINICIÓN DEL CONVENIO

Con este acuerdo de viabilidad, ha subrayado el presidente del Administrador ferroviario, se evita la disolución de Valladolid Alta Velocidad, al tiempo que las entidades del Grupo Fomento aceptan hacerse cargo de la deuda de 404 millones de euros. Otro de los acuerdos alcanzados este jueves ha sido convocar una nueva reunión de la Junta General de Accionistas en el mes de abril para redefinir el convenio de la sociedad que data de 2002.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha "ratificado plenamente" las palabras de Juan Bravo y ha defendido que el proyecto que se diseñará para la integración "va a gustar" y "se va a poder hacer", pues ha reflexionado que "había proyectos hermosísimos pero no eran posibles".

Ante las protestas de los vecinos de Pilarica, el regidor ha incidido en que la configuración del proyecto de integración en superficie se aprobará en el Ayuntamiento después de someterlo a "algún sistema de participación".

El primer edil se ha comprometido a ser "riguroso" con los avances que haya en el desarrollo de este proyecto, ya que considera que en los últimos tiempos ha habido una "sobreinformación" que reconoce que ha contribuido a generar expectativas que no se podían cumplir. Puente ha subrayado que estas obras supondrán un esfuerzo importante para las arcas municipales, ya que implican una aportación media de entre 7 y 8 millones de euros al año para la próxima década.

Por su parte, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha mostrado su satisfacción en primer lugar por que no haya habido "ruptura" en la SVAV y se haya logrado "eliminar la tenaza financiera". A partir de ahora, ha señalado que la Consejería estará "del lado de la solución", al tiempo que ha coincidido en advertir que será "un esfuerzo" económico también para la Junta.

Otras noticias

Contenido patrocinado