Buscar

El proyecto europeo 'Let's Dance' finaliza el montaje 'Home, Sweet, Home' sobre migraciones

16/02/2017 - 17:02
Más noticias sobre:

La Consejería de Cultura, a través de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, lidera el proyecto europeo 'Let's Dance' que finaliza su primera etapa con el estreno del montaje 'Home, Sweet, Home' basado en "todos" los tipos de migraciones y en el que participan 35 bailarines de Alemania, Países Bajos, Escocia y España, bajo la dirección artística de Wilfried van Poppel, de la compañía alemana De-Loopers.

GRANADA, 16 (EUROPA PRESS)

Será el sábado 18 de febrero a las 20,00 horas en el teatro Alhambra de Granada donde el delegado territorial de Cultura de la Junta, Guillermo Quero, ha expresado su "satisfacción" por recibir a todos los colaboradores del programa, así como que "sea en esta ciudad y en el teatro Alhambra, donde se pueda ver la coreografía resultante de los meses de trabajo de cada uno de los coreógrafos de los cuatro países participantes".

Asimismo, Quero ha expresado que la Consejería de Cultura seguirá al frente del proyecto que finaliza el próximo mes de junio y ha recordado que aún queda la realización de un 'e-book' que recogerá toda la experiencia de 'Let's Dance', un documental sobre todo el proceso creativo y una exposición fotográfica.

Wilfried van Poppel ha explicado cómo han sido estos 18 meses de trabajado que culminan ahora con la presentación del espectáculo compuesto por las coreografías trabajadas durante este tiempo por cada uno de los grupos de cada país.

"La primera reunión en diciembre de 2015 en Glasgow nos sirvió para poner las bases sobre las que íbamos a trabajar, aunque todos nos centrábamos en las migraciones, que aunque todos pensemos en los refugiados por la actualidad de la cuestión no podemos olvidar que existen migraciones para trabajar, estudiar e incluso por amor" ha relatado el director artístico del proyecto.

"Primero buscamos elementos que nos interesaran, investigamos sobre el tema de las migraciones y, cuando ya lo teníamos claro, comenzaron las audiciones o selección de bailarines en cada país", ha señalado.

No han buscado sólo el talento, sino que el objetivo ha sido que cada bailarín "busque en sí mismo sus máximas posibilidades".

En las movilidades de Bremen y Leeuwarden, que se produjeron en el verano de 2016, prosiguieron los cuatro equipos poniendo en común sus experiencias, para aprender los unos de los otros.

"Ha sido una experiencia enriquecedora para todos porque, aunque cada uno tengamos nuestras raíces y nuestra cultura, trabajamos con el cuerpo que es un lenguaje universal, que ayuda a eliminar fronteras incluidas las físicas, psíquicas y sociales.", ha destacado Wilfred van Poppel.

Sin embargo, ha reconocido que el proceso de selección de las piezas coreográficas que forman el espectáculo ha sido "complicado" porque son cuatro propuestas diferentes y mucho el material resultante de los 'workshop' locales y de las movilidades.

Pese a ello, Van Poppel se ha esforzado por llegar a un equilibrio en el que todos los países tengan el mismo peso en el escenario.

Otras noticias

Contenido patrocinado


El flash: toda la última hora