Buscar

Arturo Fernández dice que el caso Pequeño Nicolás es "una historia más que le ha ocurrido" porque "intenta tener amigos"

21/04/2017 - 13:51

Dice que no nombró a Tezanos, imputado en el caso Aneri, y que sólo "pululaba" por la CEIM

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El expresidentes de la Confederación de Empresarios e Industriales de Madrid (CEIM) y de la Cámara de Comercio de Madrid, Arturo Fernández, ha afirmado este viernes que el caso del Pequeño Nicolás, en el que se vio envuelto, fue "una historia más que le ha ocurrido" porque "se lleva bien con todo el mundo" e "intenta tener amigos".

Así lo ha dicho durante su comparecencia en la comisión de la Asamblea de Madrid de investigación sobre corrupción política en la Comunidad. En la misma línea, ha señalado que la condena a seis meses de cárcel por el caso de las 'tarjetas black' fue "un accidente" por lo que niega que se le pueda llamar "corrupto".

Fernández ha sido citado este viernes, a petición de los Grupos de Podemos y PSOE en el Parlamento regional, para informar sobre intervención en las actuaciones y decisiones relacionadas con los cursos de formación que han dado lugar a autos judiciales por supuesta estafa y malversación de caudales públicos en cursos de formación en los años 2008 a 2014, en relación también con el 'caso Aneri'.

El expresidentes de la patronal madrileña ha aseverado que en la formación tanto durante su mandato en CEIM como en la Cámara "no ha tomado parte en absoluto, ni ha contratado, ni ha firmado ni ha hecho nada" y que tampoco nadie le consultaba porque esta sección "funcionaba bien".

"Ni sé quién contrataba, ni quienes lo hacían ni nada. Yo lo único que cambié es que a partir de una fecha que se le diera a la Cámara de Comercio la impartición de los cursos. Yo no conocía a quienes hacían la formación y cuando me preguntaba alguien por ello, le dirigía al departamento, que tenía cuatro personas y un magnífico responsables. Jamás me metía. Cero. Hay gente con fama de capitán Trueno, pero yo no", ha dicho.

Fernández ha asegurado que él no nombró a Alfonso Tezanos, uno de los supuestos cabecillas del 'caso Aneri', como presidente de la comisión de Formación de la Cámara de Comercio de Madrid; sino que se lo encontró ya allí cuando llegó a la Presidencia de la Cámara.

Por ello, cree que su antecesor, Salvador Santos Campano, que es "su amigo", se "equivocaría" con esa elección. "Cuando yo llegué, él estaba allí. Este señor pulula por allí, no es miembro de la CEIM. Cargos tuvo pocos conmigo, era un miembro más", ha añadido.

El exresponsable de la Cámara de Comercio ha aseverado que después de destaparse estas corruptelas no volvió a ver a Tezanos "nunca más". "Ni era mi amigo ni mi enemigo. Tenía sus temas con Fedecam. Por qué iba a atacarme si no le había hecho nada", se ha preguntado. También ha recordado que tras lo ocurrido recibió el respaldo de los empresarios en unas elecciones en las que se "batió el cobre" con su rival, Hilario Alfaro, al que ha llamado "amigo".

Por otro lado, Fernández también ha negado que se haya derivado dinero público de la Comunidad destinado a formación a otro tipo de cuestiones, pese a los indicios encontrados por la Policía de que la Cámara de Comercio hubiera podido financiar actividades de diversa índole organizadas por ayuntamientos y asociaciones empresariales de CEIM a costa del dinero público recibido para formación.

"El dinero de convenios en absoluto tiene que ver nada con el dinero de formación. CEIM hacía su propia formación y se firmaban convenios pero no tienen nada que ver con la formación", ha indicado.

Respecto al hecho de que la Confederación de Empresarios de Madrid use parte de los fondos de formación para pagar suelos de directivos, el expresidente de la patronal madrileña ha indicado que el Fiscal Tribunal de Cuentas "lo autorizó", tras considerar que no existe responsabilidad contable en esta práctica. "No está fuera de ninguna norma", ha apuntado

"NUNCA EL GOBIERNO DE MADRID HA INTERFERIDO EN MI GESTIÓN"

Durante su comparecencia, Arturo Fernández ha manifestado que la Cámara y CEIM eran organismos "muy independientes" y no recibían órdenes ni directrices de la Comunidad ni del Ayuntamiento de Madrid.

"Yo me llevaba bien con todo el mundo. Lo lógico es que sea así pero jamás el Gobierno de Madrid ha interferido en mi gestión. He sido independiente. Lo que hace la Comunidad es tutelar los fondos, que estén bien dados, pero lo demás es cosa de los empresarios", ha apuntado.

El compareciente ha tenido que escuchar las duras críticas a su gestión y su proceder durante sus cargos en las épocas de Ignacio González y Esperanza Aguirre.

La diputada de Podemos María Espinosa le ha relacionado con la "trama" general de corrupción que ha padecido la región en los últimos años, habida cuenta que una de las caras que aparece en el 'Tramabús' de Podemos es precisamente la suya. "Eso es un poco duro. Con su formación política no tengo problema. No soy aquí el de la trama", ha respondido.

Por su parte, la portavoz socialista en la comisión anticorrupción, Encarnación Moya, ha preguntado a Fernández si las donaciones que ha reconocido que realizó la fundación del PP de Madrid Fundescam son el "peaje" que tenía que hacer y si en el caso del fraude de los cursos de formación la Comunidad "se hizo la rubia y miró para otro lado".

"Creemos que se han producido beneficios incontrolados a costa del dinero de las formación y lo grave es que eran permitido y silenciado en una comunión entre CEIM, Comunidad y Cámara de Comercio, todos amigos de Esperanza Aguirre. Mientras se aprovechaban de lo público, decían que renegaban de subsidios y mandurrrias, pero se dedicaban a mamar y llevarse crudo el dinero de los contribuyentes. Pero poco a poco los liberales van llenando las cárceles. El tiempo y la Justicia van poniendo a cada uno en su lugar", ha expuesto Moya.

En su intervención final, Arturo Fernández ha dicho que "le honra y no le avergüenza" ser amigo de Esperanza Aguirre y ha recalcado que ha sido empresario desde hace 55 años, pasando por buenos y malos momentos, estos últimos durante la crisis, con la que se ha "medioarruinado y ha tenido que recolocar a dos mil y pico trabajadores; podría vivir muy tranquilo y me he dedicado a crear empleo, mejor o peor".

"No soy rico, no tengo dinero, no tengo cuentas en ningún lado. Me puedo equivocar, yo puedo ser amigo de quien quiera, yo del PSOE soy amigo de todo, como debe ser. Mi relación con los sindicatos era excelentes. No acepto que digan que la CEIM y Cámara eran una especie de trama para quitar dinero a los trabajadores y dárselo a negocietes. No creo que fuera así. Luego, que haya gente de un partido u otro que hayan hecho cosas incorrectas, puede ser. No soy el capitán trueno, alguna cosa habré hecho mal, pero no estaba confabulado para quitar el dinero de la formación y jamás lo he hecho. Para eso está la comisión y la Justicia. Y quien se lo ha llevado, que lo devuelva; y el que no, que se le exculpe", ha concluido.

Otras noticias

Contenido patrocinado