Buscar

Medio Rural estima que luchar contra las especies invasoras los próximos diez años costará 24 millones

21/04/2017 - 15:46
Más noticias sobre:

Oria presenta a los grupos parlamentarios el plan que ha elaborado el Gobierno y que incluye a 141 especies exóticas, aunque se priorizarán 100

SANTANDER, 21 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación calcula que materializar el plan de especies invasoras que ha elaborado y que prevé aprobar en Consejo de Gobierno "a la mayor brevedad posible" supondrá un coste, en los primeros diez años de implantación, de cerca de 24 millones (2,37 al año), según las primeras estimaciones, aunque aclara que el coste no solo tendrá que ser sufragado por el Ejecutivo regional, sino también por otras Administraciones.

Así lo ha expuesto este viernes el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, en su comparecencia en comisión parlamentaria para exponer este plan, que incluye a 141 especies exóticas --125 de flora y 16 de fauna--, aunque establece como prioritarias 100 de ellas, a las que denomina "especie-objetivo" y las ordena en función de la gravedad del impacto que generan y sus posibilidades de erradicación, un listado será revisado a medida que el plan vaya desarrollándose.

Este plan, que aún está abierto a incorporar algunas de las aportaciones de los grupos parlamentarios, ha obtenido el visto bueno tanto de aquellos que sustentan al Gobierno regional, PRC y PSOE, como a los de la oposición (PP, Podemos y Ciudadanos), aunque sí ha puesto de manifiesto algunas "debilidades" y "dudas" respecto al mismo y su aplicación.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN, CONTROL Y ERRADICACIÓN

Este plan, que será revisado a los diez años, fija unos objetivos, realiza un diagnóstico de la situación actual y define una estrategia de acción con medidas tanto de prevención para evitar la introducción de nuevas especies; de "erradicación" en aquellas en las que aún es posible, y de "contención y control" para las que han logrado ya propagarse hasta la invasión y es "muy complicado", "costoso" o "inviable" acabar con ellas.

Así, Oria ha señalado que aquello que resulta "más efectivo y menos costoso" es prevenir, evitando que se introduzca la especie.

Para aquellos casos en los que la especie se ha introducido en la comunidad de forma reciente, el plan prevé establecer un "sistema de detección temprana" que permita descubrir su presencia y erradicarla sin dar tiempo a que ésta se adapte y extienda.

En el Plan, las medidas de control se señalan como "opción aconsejable" en los casos en los que la especie ha alcanzado una amplia distribución y cuenta con poblaciones estables, abundantes y en crecimiento. El objetivo en estos casos es reducir su área de distribución e impedir su dispersión para disminuir sus impactos.

UN PLAN CON 141 ESPECIES, 100 DE ELLAS FIJADAS COMO "OBJETIVO"

En el plan se hace mención a 141 especies invasoras, 125 de flora y 16 de fauna que, o bien ya están presentes en la comunidad autónoma o existe un riesgo potencial de que aparezcan.

En las de flora, Oria ha explicado que se han establecido 62 que tienen un "comportamiento invasor manifiesto", 24 que han sido "cultivadas", "naturalizadas potencialmente invasoras" pero que tienen poca implantación o repercusión, y 39 que aunque no están implantadas en Cantabria pero sí tienen presencia en comunidades limítrofes.

En cuanto a las 16 especies de fauna exótica incluidas en el plan, hay 12 con implantación efectiva en la actualidad y 4 --el mosquito tigre, el mejillón cebra, el coipú y el siluro-- con presencia potencial y cuya implantación en la comunidad no ha sido, según Oria, confirmada.

De estas 141 especies, se ha decidido priorizar aquellas que, o bien forman parte, del Catálogo Español de Especies Invasoras o que, aunque no están en él, afectan a hábitats "protegidos", o aquellos "de especial fragilidad o zonas con especies amenazadas".

De entre todas estas especies, se han fijado 100 "especies objetivo", 86 plantas y 14 animales, a las que se les dará prioridad.

DISTRIBUCIÓN TERRITORIAL DE ESTAS ESPECIES

En el plan, además de concretar las especies, se detectan aquellas zonas donde generan mayores problemas. En el caso de las plantas, Oria ha explicado que tienen una mayor abundancia en las áreas costeras de la comunidad y también en aquellos lugares que presentan un alto grado de transformación y acogen los mayores flujos de transporte (autovías, carreteras, escombreras...).

Según ha expuesto el consejero, las zonas de mayor abundancia de plantas invasoras y de especies son el Arco de la Bahía de Santander y la comarca de Transmiera, seguidas de la zona del Besaya, la Costa Occidental y Oriental.

En el caso de la fauna exótica, se encuentra ligada, según ha explicado el consejero, al medio acuático y son, en su mayoría, peces, invertebrados no artrópodos y crustáceos pero también hay algunos mamíferos y reptiles ligados a estos hábitat, como el visón americano y la tortuga de Florida.

En Cantabria, las zonas más afectadas por estas especies son los ríos, en concreto los de las cuencas del Ebro, Camesa, Saja, Besaya, Pas, Miera, Asón y Agüera.

Oria ha insistido en el carácter "estratégico" del plan y ha explicado que en él no se trata de establecer proyecto concretos o programas de actuación para una zona o especie invasora en particular.

En este sentido, ha explicado que, a medida que se implante, este plan se irán elaborando otros de carácter más específico, como el ya existente del plumero o el decidido para luchar contra la avispa asiática.

VALORACIÓN DE LOS GRUPOS

Tras exponer el plan, todos los grupos han realizado, de forma general, una valoración positiva aunque los de la oposición sí han planteado algunos 'peros' al mismo y han realizado sus aportaciones.

Así, por ejemplo, el diputado del PP Luis Carlos Albalá ha opinado que el presentado hoy por Oria es un "extraordinario plan", "perfectamente maquillado" y "recién salido de la peluquería y con la manicura hecha", pero se ha preguntado acerca de "cuándo" será materializado y se pasará del "papel" a implantarse en los campos o los ríos de la comunidad autónoma.

También ha planteado "dudas" acerca de las capacidades económicas del Gobierno de Cantabria para llevarlo a cabo (en el Presupuesto de 2017 hay una partida para las primeras acciones del plan de 300.000 euros) y, por otra parte, ha apuntado la necesidad que, a su juicio, existe de que el Ejecutivo prevea reformas normativas para poder actuar en el control y erradicación de las especies invasoras en espacios de titularidad privada.

Por su parte, Podemos ha celebrado que Cantabria vaya a contar con un plan que, a su juicio, tendría que haber llegado "antes" y ha considerado como aspectos "muy positivos" del plan que se haya contado con la participación de los distintos agentes implicados y ha aplaudido la posibilidad de crear una unidad técnica especializada dentro de la Dirección General de Biodiversidad para llevar a cabo el plan.

Como "debilidades", ha considerado "muy escaso" lo que plantea el plan en torno a la sensibilización de la sociedad sobre el problema de las plantas invasoras dado el "alarmante desconocimiento" que, a juicio de Podemos, tienen los ciudadanos sobre este tema.

Además, Podemos considera que en el plan hay una insuficiente identificación y nula presencia de algunas especies invasoras que, a juicio de la formación morada, deberían figurar, pues, según ha dicho, tienen presencia en Cantabria, como la denominada 'avispilla del castaño', la 'hormiga argentina' o determinados tipos de alga, como la parda.

Por su parte, a Ciudadanos "le gusta" el plan pero ha opinado que el objetivo que debe perseguirse con este plan es el de la "erradicación" de las especies invasoras a pesar de su dificultad. Y es que, a su juicio, las medidas de control solo son menos costosas en el "corto plazo".

Otras noticias

Contenido patrocinado