Buscar

El 92% del alumnado andaluz "mantendría la amistad" si su mejor amigo saliera del armario, según Fundación Arco Iris

19/05/2017 - 16:04
Más noticias sobre:

La federación andaluza de la Fundación Arco Iris ha hecho público con motivo del Día Internacional contra la Homofobia, la Bifobia y la Transfobia, el informe bianual sobre los avances en el respeto a la diversidad sexual en la educación andaluza, donde ha trascendido que el 92 por ciento del alumnado "mantendría la amistad" si su mejor amigo o amiga saliera del armario.

SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)

Según informa la fundación en una nota, el informe, titulado 'Educación y Diversidad Sexual en Andalucía: el camino del miedo al Amor', ha tenido en cuenta talleres grupales, cuestionarios anónimos y entrevistas personales realizadas en más de 100 institutos y colegios de las ocho provincias con la participación de más de 10.000 estudiantes de Primaria y Secundaria.

El estudio incluye datos estadísticos sobre los niveles de aceptación y confianza hacia la diversidad de orientaciones sexuales e identidades de género. En este sentido, el informe de Arco Iris muestra "una significativa mejora" de las actitudes y conocimientos del alumnado en comparación con el anterior hecho público por esta federación en 2015. En especial, ha mejorado la aceptación de la diversidad sexual, la visibilidad de la bisexualidad, el conocimiento de los términos intersexual y pansexual y el apoyo a los menores transexuales.

Para Arco Iris, estos datos revelan el "salto sin precedentes" que ha dado la sociedad andaluza. De esta manera, el presidente de la federación andaluza, Gonzalo Serrano, ha señalado que "en el año 2017 más del 90 por ciento del alumnado acepta con naturalidad la diversidad sexual, algo para lo que han influido cambios legales, cambios generacionales, la visibilidad en las redes sociales y en los medios de comunicación, la implicación del profesorado y las familias y la acción activista de organizaciones pro-LGTB como Arco Iris".

A pesar de las mejoras evidentes, el estudio muestra que 'maricón' sigue siendo el insulto más utilizando en el patio de los institutos andaluces. Por ello, la Federación Arco Iris propone al profesorado exposiciones, carteles y talleres para continuar sensibilizando, fomentar el uso de lenguaje incluyente y mejorar aún más los niveles de aceptación.

TENDENCIAS EN EL ALUMNADO DE SECUNDARIA

Ante la pregunta de si mantendrían la relación de amistad con su mejor amigo o amiga si les dijera que es lesbiana, gay, bisexual o transexual, por primera vez en la historia de Andalucía el porcentaje de aceptación supera el 90 por ciento entre el alumnado de Secundaria. En el informe de 2015 tan sólo rozaba el 75 por ciento.

Para Serrano, este avance tan significativo tiene que ver con el cambio generacional vivido en los institutos y con la aprobación del matrimonio igualitario hace ya doce años, en junio de 2005.

"En 2017, la primera generación nacida en el siglo XXI ya copa como alumnado todos los niveles de la Educación Secundaria en Andalucía, pues se trata de una generación cuya infancia se ha desarrollado en la normalidad de la existencia de familias homoparentales en muchos colegios, pero sobre todo, en la visibilidad de personas Lgbti en redes sociales y medios de comunicación", ha indicado el presidente de la federación, quien ha recalcado que "la 'revolución arco iris' va 'de serie' en las mentes de la primera generación nacida en el siglo XXI".

En relación a la bisexualidad, hasta hace bien poco "un tema tabú" también en los centros educativos, desde la federación señalan que por primera vez este curso se han encontrado con alumnado abiertamente bisexual en la práctica totalidad de los institutos que han participado en este estudio. "Se trata sobre todo de chicas bisexuales", han apostillado.

En cuanto al conocimiento de la diversidad sexual por parte del alumnado desde la federación han apuntado como "señal de avance" el hecho de que en todos los centros visitados hayan encontrado alumnado que conocía previamente el término intersexual. En relación a las orientaciones sexuales la mayoría del alumnado conoce ya los términos asexual y pansexual, si bien no reconocen la palabra demisexual. En cuanto a identidades de género, tampoco se conocen aún los términos no-binario y a-género, referidos a personas que no encajan en la dualidad hombre o mujer.

EVOLUCIÓN EDUCATIVA DEL PROFESORADO

Desde Arco Iris creen que estos avances también están relacionados con la aprobación el curso pasado del II Plan de Igualdad de Género de la Educación en Andalucía que por fin incluye la diversidad sexual y familiar entre sus contenidos y que es de obligado cumplimiento en los centros públicos.

Al respecto, el año pasado y en el marco de este plan, por primera vez una gran cantidad de Centros de Formación del Profesorado han organizado cursos y jornadas formativas sobre transexualidad y diversidad sexual en colaboración con entidades pro-Lgbti.

REVOLUCIÓN 'TRANS' EN LAS AULAS

Además, el informe señala la otra gran revolución de estos dos últimos años, aquella emprendida por las familias con menores transexuales. Estas familias han hecho avanzar las mentalidades de profesorado y alumnado al apoyar a sus hijos para que vivan sin miedo en consonancia con su identidad sexual. Según Arco Iris, una de cada 1.000 personas es transexual.

Para este cambio, Serrano ha señalado como factor clave "un avance legal importante en la educación andaluza de hace ya dos años, la aprobación del protocolo de identidad de género".

Por último, en relación a las familias, el informe aporta un dato estadístico que también ha mejorado en relación a los datos de 2015 donde el 67 por ciento del alumnado cree que su familia reaccionaría bien al decirles que son Lgbti. En el informe hecho público hace dos años por Arco Iris menos de la mitad mostraban esta confianza en sus familias.

HOMOFOBIA HEREDADA

Tal y como ha indicado Arco Iris, hace diez años, momento en el que empezó a realizar estos informes, la situación era radicalmente distinta, pues "la mayor parte del alumnado respondía que su relación de amistad empeoraría o se rompería si su mejor amigo o amiga saliera del armario".

Para Arco Iris la homofobia de hace diez años entre el alumnado de Secundaria respondía a la influencia de la homofobia social heredada del siglo pasado. "En el siglo XX la homosexualidad fue delito en casi todos los países, además era considerada como una enfermedad y por si fuera poco se hacía creer que no era natural", ha apuntado Serrano.

Hoy el alumnado se sorprende al saber que aún quedan 80 países que condenan la homosexualidad con penas de cárcel, torturas y, en diez de ellos, con la pena de muerte. Asimismo, les sorprende que pudiera considerarse una enfermedad, ha destacado el informe. Sobre España, también les sorprende que la homosexualidad fuera delito hace menos de 40 años.

ASPECTOS A MEJORAR

A pesar de los avances el estudio ha señalado a un porcentaje de los varones como la clave de la persistencia de la homofobia. Así, se desprende de los datos del informe son los chicos quienes presentan un mayor porcentaje de rechazo a la diversidad sexual y quienes perpetúan la sensación de homofobia. En el estudio se ha mostrado como en los centros educativos se sigue utilizando de manera habitual la palabra "maricón", insulto que es definido como el más habitual y ofensivo que utilizan los varones en los recreos.

El estudio también ha reseñado el hecho de que aún la mayor parte del alumnado Lgbti sigue en el armario. "Ya hay chicos que se afirman como homosexuales y bisexuales en la práctica totalidad de los centros, a partir de segundo y tercero de la ESO, sin embargo aún se está lejos del diez por ciento", han reflejado.

Finalmente, el estudio ha resaltado por último que las personas intersexuales son completamente invisibles en el sistema. Según el último informe de Amnistía Internacional se trata del 1,7 por ciento de la población, pero su existencia suele "invisibilizarse al nacer".

Otras noticias

Contenido patrocinado