Buscar

Gobierno Vasco adquiere 400.000 vacunas para la campaña antigripal que arrancará el lunes y concluirá el 23 de diciembre

19/10/2017 - 15:04
Más noticias sobre:

El Departamento de Salud aprueba una orden que permite dispensar vacunas al personal de enfermería y le da "seguridad jurídica"

VITORIA, 19 (EUROPA PRESS)

El Departamento de Salud del Gobierno vasco ha adquirido un total de 400.000 vacunas para la presente campaña antigripal, que arrancará el próximo lunes y concluirá el 23 de diciembre, con el objetivo de preservar la salud de los grupos de riesgo y del resto de la población mediante medidas de prevención "básicas y sencillas".

Durante la presentación de la campaña este jueves en Vitoria, Darpón ha asegurado que la aprobación de una orden como "autoridad sanitaria y máximo responsable de la salud pública" permitirá al personal sanitario de Osakidetza "continuar haciendo su trabajo" y dará "cobertura jurídica y sanitaria al personal de enfermería, que es quién está llamado a poner las dosis de las vacunas".

Por ello, Darpón ha trasladado un "mensaje de tranquilidad" con respecto a cómo se desarrollará la campaña de vacunación este año en lo que al cumplimiento del Real Decreto 954/2015 del Gobierno central, que impide al colectivo de enfermería administrar vacunas sin la prescripción médica correspondiente.

"Nuestro objetivo es que la campaña de vacunación se desarrolle como todos los años. Los pacientes acudirán a sus centros de salud a vacunarse. El Gobierno garantizará la seguridad jurídica, tanto del personal de enfermería como del personal médico, en el ejercicio de su labor y deber, respetando el marco normativo", ha afirmado.

El consejero de Salud ha agradecido la "profesionalidad, responsabilidad y compromiso de los profesionales sanitarios, que siempre han sabido anteponer las necesidades de los pacientes a sus propios intereses, trabajando siempre en beneficio de la salud de las personas".

ACTOS DE RESPONSABILIDAD

En rueda de prensa, Jon Darpón ha señalado que es "importante que, como sociedad avanzada que somos, estemos concienciados de que a día de hoy, vacunarse es la principal medida de prevención individual y comunitaria que tenemos para hacer frente a la gripe".

"Vacunarse es un acto de responsabilidad de las personas, las instituciones responsables y el personal sanitario", ha resaltado Darpón, que ha recordado que el año pasado, cuatro de cada diez personas mayores de 65 años no se vacunaron. La campaña y el mensaje de este año va dirigido, precisamente, a las personas mayores bajo el eslogan "Ante la gripe, no presumas de ser fuerte. Vacúnate".

A partir del próximo lunes, 23 de octubre, la vacuna estará disponible en todos los centros de salud para las personas mayores de 65 años, para aquellas con alguna enfermedad crónica como diabetes, EPOC, cardiopatías o enfermedad renal, y para las mujeres embarazadas que lo deseen.

La gripe, además de ser uno de los problemas de salud pública que se repite anualmente, puede traer serias consecuencias a quienes son más vulnerables. De hecho, Darpón ha recordado que la vacuna "evita problemas y complicaciones" y ha informado de que la pasada temporada se registraron 229 casos graves de personas con gripe que necesitaron ser hospitalizadas.

De esos casos, 59 de ellos precisaron ingreso en la UCI, y entre estos, el 90% presentaba factores de riesgo o eran mayores de 64 años. Finalmente, fallecieron 31 personas, el 47% de las cuales no estaba vacunada, a pesar de pertenecer a los grupos de riesgo incluidos en la campaña de vacunación antigripal.

El consejero de Salud ha remarcado que la vacuna de la gripe es "segura y eficaz, sin apenas sospechas de reacción adversa", y que su composición se adecua cada año a las cepas previstas para el hemisferio norte por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para esta campaña se han adquirido 400.000 vacunas, un número de dosis que puede incrementarse si fuera necesario, y cuya compra ha supuesto una inversión de 1.200.000 euros.

QUÉ HACER PARA VACUNARSE

Las personas con 65 años o más, quienes padecen una enfermedad crónica y las mujeres embarazadas tan solo tienen que acudir a su centro de salud habitual con su Tarjeta Sanitaria, si bien es aconsejable llamar previamente por teléfono para conocer los horarios de vacunación, que serán flexibles y adaptados a las necesidades de la campaña.

Osakidetza dispone de un plan de contingencia que permitirá afrontar con los recursos que se necesiten y la organización precisa, tanto la epidemia gripal, como la mayor frecuentación a los centros durante los meses de invierno. El objetivo es atender a todos los pacientes con la mayor normalidad posible. Al igual que en años anteriores, habrá vigilancia epidemiológica "exhaustiva" de la gripe y de los recursos asistenciales disponibles.

Además, este año por primera vez se intentará llegar al conjunto de la sociedad vasca y no sólo a los grupos de riesgo. Así, se repartirán en la calle miles de folletos con información "sencilla y básica" sobre cuáles son las medidas higiénicas para protegerse frente a la gripe y de interés para todas las personas, "sean o no de los grupos de riesgo". Estos mismos mensajes se repetirán también en radios, periódicos, centros de salud y ambulatorios y la web de Osakidetza y del Departamento de Salud.

Así se recordará al conjunto de la sociedad que es importante como medida de prevención utilizar pañuelos de papel desechables; al toser o estornudar taparse la boca o la nariz con el brazo; y lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente.

Esta información se verá complementada con una recomendación para hacer un uso responsable de los recursos sanitarios de Osakidetza, algo "fundamental" para poder ofrecer una atención sanitaria adecuada a cada necesidad. De ese modo, se indicará en estos mismos folletos que cada persona ha de valorar, en función de su estado de salud, cuál es el servicio sanitario más adecuado para atender y resolver su problema para evitar "esperas innecesarias" para ser atendida y "no saturar" el sistema sanitario.

Además, desde el departamento de Salud y Osakidetza se pondrán "todos los recursos disponibles" para informar y concienciar sobre la importancia de participar en la campaña de vacunación antigripal. Por eso se reforzará el consejo sanitario de los profesionales en atención primaria y en el ámbito hospitalario y se facilitará que quien quiera vacunarse lo haga de una forma "sencilla y accesible".

Igualmente se informará y recordará por teléfono, carta y mediante el servicio de asistencia Beti On de la necesidad de vacunarse; se incorporarán mensajes sobre la vacunación antigripal en los modos de espera de las llamadas telefónicas a los centros de salud y ambulatorios; se incluirá la imagen y el mensaje de la campaña en los informes de alta, en los documentos de cita, en los pies de los correos electrónicos y en todos los monitores informativos con los que se cuenta en los diferentes centros y se podrá un especial énfasis en las mujeres embarazadas.

Otras noticias

Contenido patrocinado