Buscar

La Diócesis Nivariense celebra hoy el décimo aniversario del primer Sínodo Diocesano

8/12/2008 - 10:09

La Diócesis Nivariense celebra hoy el décimo aniversario de su primer Sínodo Diocesano para lo que se han previsto algunos actos conmemorativos de este encuentro.

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 8 (EUROPA PRESS)

La Diócesis Nivariense celebra hoy el décimo aniversario de su primer Sínodo Diocesano para lo que se han previsto algunos actos conmemorativos de este encuentro.

Una carta del obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, así lo ha hecho constar en los distintos medios. "Hoy, día de la Inmaculada, se cumplen diez años de la clausura del Primer Sínodo Diocesano. Después de tres años de preparación y diez sesiones de la Asamblea Sinodal, constituida por más de 450 personas, el 8 de diciembre de 1998, tuvo lugar , en la Santa Iglesia Catedral de La laguna, la solemne celebración que ponía fina a los trabaos del Sínodo".

En opinión del prelado, lo que se dijo entonces, tiene vigencia en las circunstancias actuales, ya que muchas de las decisiones del Sínodo se han hecho "más urgentes y necesarias con el paso del tiempo". Álvarez invita en su misiva a retomar el libro que se firmó el 2 de febrero de 1999, como un modo de encontrara "luz y aliento para afrentar las exigencias, personales y eclesiales, de nuestra vida cristiana".

El obispo de la diócesis canaria asegura que no hay que mirar atrás con nostalgia, sino vivir en confianza para "secundar el mejor futuro que Dios quiere para todos los que vivimos en estas islas". "Es necesario mirar al futuro, sin miedo, con creatividad y guiados por la esperanza que no defrauda", prosigue.

"Vivimos un fascinante pero arduo momento histórico. No podemos olvidar que siempre es posible abrir caminos nuevos al Evangelio, porque Dios sigue actuando y sigue ofreciéndose y comunicándose a cada persona como salvador por caminos que están más allá de la crisis. Tenemos una oportunidad para crecer, una posibilidad para releer la historia y renacer de nuevo con más fuerza, con más ardor y caridad, a una misión más incisiva", valoró el prelado que ruega a la Virgen de la Inmaculada que ayude a ser como ella "miembros vivos y activos del Cuerpo Místico de Cristo".


Contenido patrocinado

Otras noticias