Buscar

Los taxistas cobrarán a partir de mañana un 6 por ciento más de media a los usuarios

8/12/2008 - 11:25

Los taxistas madrileños cobrarán a partir de mañana, 9 de diciembre, un 6,05 por ciento más de media a los usuarios, después de que el Ayuntamiento de Madrid alcanzase el pasado mes un acuerdo con las principales asociaciones del taxi, la Gremial y la Federación Profesional del Taxi y los autónomos del sector representados en Uniatram-UGT.

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Esta subida, según los responsables, se ha realizado teniendo en cuenta la situación del IPC en este sector, que se situó entorno al 7 por ciento. Así, la bajada de bandera diurna subirá 10 céntimos, pasando de los 1,95 euros actuales a 2,05 euros. Por la noche, de lunes a viernes, subirá 5 céntimos y pasa de 2,15 a 2,20 euros.

Además, en sábados y festivos, la tarifa se incrementará 0,15 céntimos, pasando de 2,95 a 3,10 euros. Por su parte, el kilómetro de las tarifas 1, 2, y 3 crecerá de 0,92 a 0,98 céntimos; de 1,06 a 1,15 céntimos, y de 1,10 a 1,17 céntimos, respectivamente.

Los suplementos Nochebuena y Nochevieja, recintos feriales, estación de ferroviarias y de autobuses suben 20 céntimos y pasan de 2,75 a 2,95 euros. El suplemento de aeropuerto sube 25 céntimos y pasa a 5,5 euros.

Para incentivar la oferta la campaña de navidad, se mantendrá la posibilidad de carácter voluntario de trabajo de los taxistas desde el 10 de diciembre hasta el 31. Las tarifas se remitirán en los próximos días a la Comisión regional de precios de la Comunidad de Madrid para someterlas a su aprobación.

En el acuerdo, ambas partes han querido primar la necesidad de establecer una mayor oferta de taxis en horarios nocturnos y por ello se ha establecido una diferencia entre la hora de servicio nocturna y diurna para incentivar que haya más vehículos en la calle desde las 00.00 horas hasta las 6.00 horas.

Los representantes del taxi madrileño recuerdan que la subida tarifaria es "no lineal" y sólo viene a paliar el incremento del IPC sectorial, teniendo en cuenta el cómputo de los siguientes parámetros: la bajada de bandera, los recorridos, el tiempo de espera y los suplementos.

Sin embargo, los consumidores ven "arriesgada" y "descabellada" la subida, que afecta directamente al cliente cuando, a su juicio, el taxi en Madrid no es competitivo, ni con los otros medios de transporte ni con el propio automóvil privado. Además, indican que la subida del coste del petróleo no se debe tener en cuenta puesto que los precios, con la crisis, han bajado.


Otras noticias

Contenido patrocinado