Buscar

Valencia.- Un total de 43 mayores participan en un programa de terapia asistida con animales

8/12/2008 - 11:45

Un total de 43 mayores de las residencias de tercera edad de Palacio de Raga y Velluters de Valencia, centros dependientes de la Conselleria de Bienestar Social, reciben semanalmente la visita de un perro y un voluntario, gracias al 'Programa de Terapia Asistida con Animales de Compañía' que desde hace cuatro años se viene desarrollando en estos centros, informaron hoy fuentes de la Generalitat en un comunicado.

VALENCIA, 8 (EUROPA PRESS)

Un total de 43 mayores de las residencias de tercera edad de Palacio de Raga y Velluters de Valencia, centros dependientes de la Conselleria de Bienestar Social, reciben semanalmente la visita de un perro y un voluntario, gracias al 'Programa de Terapia Asistida con Animales de Compañía' que desde hace cuatro años se viene desarrollando en estos centros, informaron hoy fuentes de la Generalitat en un comunicado.

El secretario autonómico de Autonomía Personal y Dependencia, Joaquín Martínez, destacó como objetivo de esta iniciativa "ofrecer compañía y afecto a las personas mayores ingresadas en una residencia, tratando de mejorar uno de los problemas más graves que sufren las personas de edad avanzada, como son la soledad y el aislamiento".

Dos grupos de usuarios participan en este programa. Por un lado, son residentes con alta dependencia, con los que se pretende una actividad estimulativa a nivel afectivo y cognitivo. El segundo grupo lo integran residentes con distintos niveles de autonomía pero con buena capacidad de respuesta, explicaron las mismas fuentes.

Joaquín Martínez señaló que la Terapia Asistida por Animales "tiene como base la interacción con un animal de compañía. Las personas mayores no solo reciben atención por parte del animal, sino que el voluntario y dueño del perro acompaña también al residente estimulando la conversación entre ambos. La presencia de animales, atenderles, jugar con ellos, recibir sus atenciones, constituyen una forma eficaz de relajación, entrega y fuente de cariño". Los objetivos del proyecto se centran en estimular a los residentes física, psíquica y socialmente con actividades terapéuticas, y paliar el sentimiento de soledad que padecen algunos de ellos. Además, también se pretende disminuir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo y facilitar la interacción con otras personas, estimulando la comunicación.

Con esta iniciativa, al mismo tiempo, se consigue dar y recibir cariño, mejorando la sociabilidad, aumentar la autoestima y los autocuidados, así como estimular la responsabilidad y romper con el autoaislamiento aceptando nuevas situaciones, aseguraron.

Los animales de compañía y sus dueños son voluntarios de Arcadys (Asociación para el Respecto y Convivencia con los Animales Domésticos).

FASES

El programa consta de tres fases. La primera de adaptación, en la que se produce el primer contacto entre el residente, el animal de compañía y el voluntario. Una segunda fase, donde el residente comienza a tratar con el perro, cepillándole, dándole de comer, acariciándolo, siempre con la supervisión del voluntario. Por último, se realiza una evaluación y valoración de los cambios que se han producido en el estado de ánimo y en la comunicación de algunos residentes como consecuencia de la aplicación del programa.

El secretario autonómico apuntó que "los resultados del seguimiento que se ha hecho a los residentes que han participado en el programa son muy buenos. Existe un porcentaje por encima del 90% de los residentes que valoran la experiencia como muy positiva. Para muchos de los mayores que participan, recibir la visita semanal de los animales con su acompañante es uno de los acontecimientos más esperados de su vida en el centro".


Otras noticias

Contenido patrocinado