Buscar

DESTACAMOS
Joaquín Sabina, ingresado en un hospital de Madrid por un problema circulatorio

La UE se suma a EEUU y Gran Bretaña para presionar a Mugabe

AFP
8/12/2008 - 13:38

La Unión Europea (UE) se sumó este lunes a Estados Unidos y Gran Bretaña para aumentar la presión sobre el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, con el objetivo de que abandone el poder que ocupa desde 1980, reforzando sus sanciones contra el régimen y pidiendo una intervención ante la epidemia de cólera.

"El presidente Mugabe debe partir", declaró el jefe de Estado francés, Nicolas Sarkozy, presidente en ejercicio de la UE, al recibir en París al ex mandatario estadounidense Jimmy Carter y el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, que habían acusado al líder zimbabuense de ser incapaz de resolver la crisis humanitaria que vive su país.

Poco antes, al iniciarse una reunión de ministros de Exteriores europeos en Bruselas, el Alto Representante de la UE para la Política Exterior, Javier Solana, afirmó que "ha llegado el momento de ejercer la máxima presión sobre Mugabe para que se vaya y dé la posibilidad al pueblo zimbabuense de poner sus asuntos en orden para que el país pueda avanzar".

Como parte de ese enfoque, los ministros de la UE reforzaron este lunes las sanciones del bloque contra el régimen de Mugabe, añadiendo una decena de nombres a la lista de personalidades de ese país que no pueden entrar al bloque, indicó el ministro francés de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner.

Además, pidieron a a la Organización Mundial de la Salud (OMS) intervenir ante la epidemia de cólera en Zimbabue, agregó Kouchner, estimando que se trta de un mal que se encuentra en la lista de enfermedades transmisibles que permiten un operativo internacional.

La epidemia de cólera que afecta al país africano, que ya provocó 600 muertes, se ha sumado a la catastrófica situación económica para contribuir al endurecimiento de la posición de la UE, tradicionalmente más flexible que la de Gran Bretaña, ex potencia colonial.

Un tercer elemento que alimenta la discordia son las diferencias que han impedido aplicar el acuerdo de reparto del poder entre Mugabe, de 84 años, y el Movimiento para el Cambio Democrático (MDC, oposición) de Morgan Tsvangirai.

El viernes pasado, la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, había pedido la renuncia de Mugabe, calificando de de "farsa" las discusiones de reparto del poder que el mandatario africano realiza con la oposición.

Un día más tarde, el primer ministro británico, Gordon Brown, había afirmado que la comunidad internacional debía unirse para decirle a Mugabe que había ido demasiado lejos, y había pedido una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

En ese marco, el ministro de Relaciones Exteriores británico, David Miliband, estimó este lunes en Bruselas que "los efectos mortíferos del régimen de Mugabe son cada vez más claros para todo el mundo", instando a seguir dos caminos", el reforzamiento de la ayuda humanitaria y la presión política sobre el régimen en el poder.

En una declaración adoptada este lunes, los titulares de Exteriores de la UE "decidieron actualizar la lista de personas sometidas a medidas restrictivas individuales, agregando nombres de personas que han participado de forma activa en violencias o violaciones de los derechos humanos".

Se trata de agregar una decena de nombres a la lista de personas que tienen prohibido viajar a la UE y cuyos haberes están congelados.

Esta lista cuenta actualmente con 168 nombres, entre ellos el de Robert Mugabe y su mujer Grace.


Otras noticias

Contenido patrocinado