Buscar

Miles de peregrinos lapidan estelas que representan a Satán en La Meca

AFP
8/12/2008 - 13:45

Cientos de miles de manifestantes afluyeron este lunes hacia el Valle de Mina, cerca de La Meca, para celebrar el tradicional rito de la lapidación de Satán, tras la fiesta del sacrificio.

Por el momento, las autoridades sauditas no registraron incidentes de importancia durante esta multitudinaria celebración, que en algunas ediciones anteriores acabaron en avalanchas mortíferas.

Las imágenes emitidas en directo por la televisión saudita mostraban un flujo constante de peregrinos, más de dos millones según las cifras oficiales, encuadrados por miles de miembros de las fuerzas del orden.

Para la lapidación de Satán ('Hajj' en árabe) cada peregrino debe lanzar 21 piedras sobre cada una de las tres lápidas que simbolizan al diablo (tres enormes bloques e hormigón de 25 metros de altura cada uno).

Para prevenir avalanchas (como las que causaron 364 muertos en 2006, 251 en 2004 y 1.426 en 1990), las autoridades mandaron construir en el lugar de las lapidaciones puentes a tres niveles diferentes.

Antes, por la mañana, los peregrinos inmolaron, simbólicamente, corderos en recuerdo del sacrificio que estuvo a punto de cumplir Abraham al querer matar a su hijo Isaac por orden de Dios. Ese rito marca el inicio de la fiesta de Al Adha o del sacrificio.

Para este ritual, que marca el inicio de la fiesta de Aid al Adha o fiesta del cordero, la mayoría de peregrinos no sacrificó de verdad a los animales, sino que compraron unos bonos a las autoridades sauditas, que son las encargadas de sacrificar a los animales, cuyas carcasas se congelan y se envían a los países árabes pobres como ayuda.

Cuando finalice el ritual de la lapidación, los fieles acudirán a la Gran Mezquita de La Meca para una "vuelta de adiós" a la Kaaba, el edificio cúbico en el que está incrustada la Piedra Negra, una reliquia sagrada para los musulmanes.

La peregrinación a La Meca es uno de los cinco pilares del islam que todo musulmán, según el Corán, debe cumplir al menos una vez en su vida, si tiene los medios para ello.


Otras noticias

Contenido patrocinado