Buscar

Ben Magec presenta alegaciones al Plan Acuícola de Canarias y cuestiona el cultivo de especies exóticas

8/12/2008 - 17:04

La ONG considera que se han de visibilizar las redes de las jaulas para proteger al águila pescadora

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 8 (EUROPA PRESS)

La organización Ben Magec-Ecologistas en Acción ha presentado sus alegaciones al Plan Regional de Ordenación de Acuicultura de Canarias (Proac) cuestionando la introducción de especies exóticas en estos cultivos como son la dorada, la lubina y la curvina.

Según el documento, al que ha tenido acceso Europa Press, ni la corvina, ni la dorada, ni la lubina tienen una distribución "homogénea" en la totalidad de las aguas canarias de forma natural. "Especialmente en el caso de la corvina -- depredador voraz de hábitos carnívoros-- que solo ha sido citada de forma ocasional".

El documento recogió además que "varios estudios revelan que las especies cultivadas como la dorada y la lubina predan sobre las autóctonas". Recogen, asimismo que, existe "cada vez más" el riesgo de rotura de las jaulas. "Por este motivo consideramos aventurado afirmar que , refiriéndose a las especies cultivables, se han tenido en cuenta aquellas que en la actualidad poseen un ciclo cerrado, lo que implica su domesticación y su baja potencialidad para integrarse en el medio marino en caso de escape", argumentaron.

Estos impactos pueden ser "la punta del iceberg" pues no se conoce con exactitud las consecuencias sobre otros organismos. Ben Magec ha propuesto la implantación de otras especies en los cultivos, que no sean carnívoras, así como impulsar el uso de pienso "con mayor contenido vegetal". Han pedido, asimismo, que se incluya un listado de especies susceptibles del ser cultivadas en el Proac.

En este sentido, han valorado que teniendo en cuenta la particularidades de los fondos canarios, creen necesario que se regule la implantación o traslocación de especias "ausentes dentro de los estados miembros de la Comunidad Europea" y evitar que esas especies se constituyan "una amenaza para el Medio Ambiente".

La alegación ha recogido también que no se reglamenta bien el trabajo de los operarios, sobre los problemas que causan las redes protectoras que en algunos sitios están siendo la causa de la muerte del águila pescadora y la poca distancia con los sebadales, solicitando en este caso establecer "a priori un ratio de distancia de amortiguamiento de 300 metros de distancia mínima".

La ONG ha señalado que se ha de estudiar la viabilidad del policultivo y así poder compatibilizar el cultivo de peces con especies filtradoras, que ayuden a limpiar y mantener intactos los fondos.

PAZ PARA LOS DELFINES Y LA TORTUGA BOBA

"Creemos importante que se considere el posible impacto de una interacción entre operario de las jaulas y especies salvajes. Interacción con delfín mular, y toturga boba ya han sido observadas en este contexto. Evitar estas interacción se podrían incluir en las 'Medidas de Buenas Prácticas a adoptar", argumentan los ecologistas sobre el Proac.

Asimismo solicitan que las redes, en donde sea posible, sean visibles --"incluso en perjuicio de minimizar el impacto visual de las jaulas"-- para evitar daños sobre las parejas nidificantes de águila pescadora, actualmente, en peligro de extinción.


Otras noticias

Contenido patrocinado