Buscar

Madres de los acusados de Alsasua ven "desmontada" la calificación de terrorismo

9/05/2018 - 13:22
  • 542 días en prisión preventiva
Vehículos policiales delante del cuartel de Alsasua Foto: EFE

Los padres y madres de los encausados por la agresión a dos guardias civiles de Alsasua han afirmado que durante las once sesiones del juicio en la Audiencia Nacional "ha sido desmontada" la calificación de los hechos como delito de terrorismo, pero han manifestado que tienen "miedo a la sentencia".

Los familiares de los acusados han considerado en una rueda de prensa en Pamplona, para hacer balance del juicio, que "el tribunal puede estar presionado" porque, a su juicio, la petición de una condena "exagerada" pretende "la imposición de unas penas altas, desmedidas, para este tipo de casos, que se suelen saldar con penas menores e indemnizaciones".

El grupo de madres y padres ha explicado que seguirán trabajando "para que este despropósito finalice" y se reunirá próximamente con representantes institucionales, políticos, sociales, sindicales y culturales. Además, el 25 de mayo se concentrarán a las 12 frente al Parlamento de Navarra para reclamar "justicia".

Isabel Pozueta y Edurne Goikoetxea, que han ejercido como portavoces del grupo de padres y madres, han señalado que "la madrugada del 15 de octubre de 2016 hubo un encontronazo, nada que no pueda ocurrir en cualquier otra población en una noche de juerga y alcohol". "La diferencia es que sucedió en Alsasua y que en esta disputa estaban implicados dos guardias civiles y sus parejas. En ese mismo año acaecieron 9.571 casos similares y ninguno de ellos se consideró terrorismo", han indicado.

Según Pozueta y Goikoetxea, "los testimonios, las pruebas objetivas como el vídeo de instantes inmediatos a los hechos, los partes de lesiones y las periciales médicas han demostrado que estamos ante un encontronazo espontáneo en un ambiente festivo a altas horas de la madrugada con personas ebrias y con unas lesiones que no son graves según el código penal".

Además, han afirmado que el vídeo grabado por uno de los encausados, que "fue admitido como prueba por el tribunal tras más de un año intentándolo, muestra un ambiente completamente diferente al que la fiscalía pretendía presentar, sin gritos, ni amenazas, ni eslóganes de odio hacia la Guardia Civil".

Así, se han mostrado "contentos con el transcurso del juicio porque hemos podido presentar pruebas que desmontan un relato totalmente magnificado" y han confiado en que "se haga justicia y que nuestros hijos puedan retomar su futuro con tranquilidad y pasar esta tenebrosa página".

El grupos de madres y padres ha apuntado que "tres de nuestros hijos llevan 542 días en prisión provisional, por ello pedimos su puesta en libertad inmediata, y otros cuatro fueron encarcelados durante un mes y una semana". "Hemos recorrido 286.806 kilómetros y ya llevamos gastados 69.200 euros en viajes. Este año y medio nos ha supuesto un perjuicio físico y psicológico importante. Creemos que ya es hora de hacer justicia y deseamos que la sentencia permita que estas ocho familias recuperemos una vida normal", han apuntado.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.