Buscar

Dos testigos dicen en juicio que el padre de una amiga las violó para quitarles un "espíritu malo"

17/05/2018 - 13:46

El matrimonio acusado y su hija víctima de violación rechazan declarar

BARCELONA, 17 (EUROPA PRESS)

Dos testigos que han comparecido este jueves en el juicio en la Sección Segunda de la Audiencia de Barcelona contra un padre por violar a su hija y dos amigas menores en 2013 y 2014 han confirmado que fueron violadas en repetidas ocasiones por él porque las convenció de que formaba parte de una secta llamada 'Orden de Odín' y que les iba a quitar los malos espíritus que tenían.

En sendas declaraciones, las jóvenes, que cuando ocurrieron los hechos tenían 15 y 16 años, han explicado que mantuvieron relaciones sexuales con el padre de su amiga porque tanto él como la hija les hicieron creer que formaba parte de un ritual y que si no accedían les iba a ocurrir algo grave a sus familias: "Me amenazaron en todo momento. Me captaron y lo hice", ha explicado una de ellas.

Esta testigo ha relatado que era la mejor amiga de la hija del matrimonio y que esta niña, y después el padre, insistieron en que se sometiera a dicho ritual para mitigar los efectos del vudú al que supuestamente la había sometido su tía: "Empezaron a comerme la cabeza. Nunca me había creído estas cosas y era reacia. Pero me lo repitieron muchas veces".

Le propusieron hacer un ritual de 'huija' y en ese momento le aseguraron que estaba poseída, que tenía una áurea negra y que toda su familia corría peligro si no accedía a mantener relaciones sexuales con el padre, vía ritual para exorcizar los malos espíritus: "Todo lo que me decían me lo creía".

Estos actos ocurrieron una decena de veces entre junio de 2013 y enero de 2014, ya que le atemorizaba lo que pudiera ocurrirle a su familia, y que en muchas ocasiones la madre estaba presente en la vivienda donde ocurrían los hechos y le preguntaba cómo había ido, ha relatado.

Además, esta testigo ha confirmado que su amiga e hija del matrimonio acusado también practicaba dicho ritual con su padre, si bien en el juicio esta joven no ha querido testificar contra sus progenitores.

Sobre ella, los psicólogos que la analizaron tras este caso han explicado en el juicio que sufre un trastorno adaptativo y que "es la persona que más ha sufrido" por su sentimiento de culpabilidad, el vínculo con sus padres que se ha roto completamente y también con el resto de su familia.

LE OCURRIRÍA ALGO "GRAVE" A SU HERMANA

La otra víctima ha indicado que la captaron haciéndole creer que iba a ayudar a su mejor amiga --la otra menor víctima-- en sus supuestos problemas familiares y que posteriormente el padre, a través de la hija, la amenazó con que le ocurriría algo "grave" a su hermana pequeña.

Según su relato, cuando accedió a verse con el padre para ayudar a su amiga, éste le dijo que había tres rituales: hacerse cortes en los brazos, sacrificar animales y el ritual sexual, el único que era "limpio y puro", y que ella tenía mucha energía positiva para ayudar a su amiga.

Los dos procesados, que se han acogido a su derecho a no declarar, están acusados de tres delitos continuados de agresión sexual a menor, él como autor --le piden 45 años de cárcel-- y ella como cómplice --se enfrenta a 27 años--.

El caso se destapó después de que otra menor --que ha testificado en el juicio-- se negara a ser captada y pusiera en conocimiento de una profesora y la directora del colegio los hechos, y se denunciara el caso ante los Mossos d'Esquadra.

Otras noticias

Contenido patrocinado