Buscar

'El Prenda' arremete contra el cierre de su club de fans de Facebook

13/07/2018 - 12:49
  • Ironiza sobre el cierre de su fanpage: "Es la viva imagen de la democracia"
  • "Ha durado menos que Pablo Iglesias en un barrio obrero", ha dicho
José Ángel Prenda, a la salida de una de sus visitas al juzgado de Sevilla. Foto: EFE

Desde que han sido puestos en libertad provisional, los miembros de 'La Manada' están constantemente en los medios de comunicación. A sus visitas rutinarias y obligatorias para firmar en la Audiencia Provincial de Sevilla se han unido diversos escándalos.

Primero fue el guardia civil tratando de sacarse un pasaporte, después se supo que tanto el militar como él estaban de nuevo en "activo" y cobrando el 100% de su sueldo. Ahora, es 'El Prenda' el que se queja por el cierre de su club de fans en Facebook, lo que ha asegurado que es "la viva imagen de la democracia" a su salida de los juzgados de Sevilla.

A la salida de los juzgados junto a Escudero, José Ángel Prenda ha mostrado ante los medios su agradecimiento a su club de fans, que han demostrado "mucha personalidad", bromeando que le ha durado "menos que a Pablo Iglesias en un barrio obrero".

"Nos han colgado de un puente -en referencia a unos muñecos que simulaban ser los cinco miembros del grupo que aparecieron ahorcados en un puente de Pamplona-, nos han dicho violadores, y a pesar de que tres jueces han dicho que no, nos lo siguen diciendo. Pero por eso no pasa nada", ha afirmado José Ángel Prensa, criticando que por contra "el club hay que cerrarlo",

Además ha agradecido a los 'miembros del club' el apoyo dado en las redes sociales que "ha durado menos que Pablo Iglesias en un barrio obrero" ha declarado a la prensa.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.