Buscar

Inmigración. sánchez y merkel defienden un "sistema de reparto justo" de inmigrantes en la ue

11/08/2018 - 16:16

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, defendieron este sabado conjuntamente la necesidad de definir "un sistema de reparto justo" de los inmigrantes que llegan a la Unión Europea y que tienen derecho a quedarse, puesto que se trata de un "desafío común para todos" los países que se benefician de la libre circulación de personas dentro del territorio comunitario. La solución, sentenció la alemana, "no puede depender de la ubicación geográfica de un determinado país".

Ambos comparecieron en rueda de prensa conjunta en el Palacio de los Guzmanes, sede de la Fundación Casa Medina Sidonia, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), donde mantuvieron un almuerzo de trabajo de dos horas de duración antes de disfrutar de una visita privada a Doñana.

Sánchez, que destacó de forma reiterada cómo España y Europa "necesitan" el liderazgo de Alemania, aseguró que los dos países comparten una "vision común" sobre el futuro del proyecto comunitario para contribuir juntos a "fortalecer los cimientos de un edificio mucho más sólido de lo que algunos quieren hacer ver". "Europa no admite repliegues tácticos", alertó, ni el "oportunismo de quienes solo prometen el retorno a soluciones fracasadas del pasado".

Subrayó ante Merkel que solo 14 kilómetros separan la costa española y europea de la africana, pero la distancia entre ambas orillas del Mediterráneo es "infinitamente mayor" en cuanto al desarrollo económico y social, respeto a los derechos humanos y estabilidad política, y "cuanto mayor es ese abismo mayor será el drama" de la inmigración, por lo que reducir ese abismo "debe ser una de las principales tareas" de la UE.

Sánchez dejó claro que Marruecos es uno de los principales socios de la UE y de España, y que también sufre la presion migratoria de los países subsaharianos, por lo que es necesario reforzar la cooperación bilateral con los países de origen y de tránsito. Esa cooperación, insistió, "no puede ser más que horizontal, transversal, holística", centrada en el control de fronteras y en la acogida humanitaria de quienes llegan pero también en los "movimientos secundarios" para reducir esa brecha. No quiso dar una cifra que pueda cuantificar esa cooperación con Marruecos porque sería "injusto", aseguró, y además "inapropiada".

LOS MENORES

Preguntado de forma expresa por las negociaciones para regular la cogida de los menores no acompañados que llegan a España, Sánchez se mostró convencido de que habrá acuerdo, pues "el Gobierno no contempla otro escenario". Se están buscando soluciones de cara a la Conferencia Sectorial que se reunirá a principios de septiembre, apuntó, y la voluntad del Ejecutivo es que haya un acuerdo. Para ello, señaló que se ha aprobado un plan de choque, se ha creado un mando único y se incluirá un fondo para la integración en los Presupuestos Generales del Estado para 2019.

Sobre las críticas del PP y Ciudadanos a la política migratoria del Gobierno, Sánchez juzgó "razonable" que esos partidos hagan oposición, pero les pidió que la hagan al Ejecutivo, "no al Estado", porque eso es hacerse oposición a sí mismos y al final se entra en contradicciones. Eso mismo está pasando, comentó, con la política antiterrorista, al cuestionar la unidad de los demócratas justo cuando ETA ha anunciado su disolucion.

Merkel suscribió las palabras de Sánchez al reiterar que la inmigración debe ser abordada "de manera conjunta" en la Unión Europea porque es un desafío del que ningún Estado miembro "puede eximirse". El racismo, alertó, "no es un valor que se pueda conciliar con los de la UE" y las "tendencias racistas" en algunos países es "algo con lo que tenemos que luchar".

La canciller hizo hincapié en que los inmigrantes que lleguen a la Unión Europea y tengan derecho a quedarse porque puedan obtener asilo o refugio tienen que ser distribuidos "de manera justa" en el territorio. Aunque todavía no se ha encontrado una solución, insistió, hay que definir un "sistema de reparto justo" de esas personas. "Es un desafío común para todos, no puede depender de la ubicación geográfica de un determinado país", alertó, ya que todos los Estados miembros de benefician de la libertad de circulación de personas.

De hecho, después de que Sánchez recalcase la presión migratoria que recibe España por encontrarse a sólo 14 kilómetros del norte de África, la distancia del Estrecho del Gibraltar, Merkel incidió en que también sucede lo mismo en Malta o en la isla italiana de Sicilia como argumento de que la UE en su conjunto debe dar una solución a este desafío que trascienda a la situación particular de cada país.

(SERVIMEDIA)

11-AGO-18

CLC/pai

Contenido patrocinado

Otras noticias