Buscar

Los rosarios de "Chiquitunga" vuelven a Asunción tras su masiva beatificación

EFE
11/08/2018 - 20:08
Más noticias sobre:

Asunción, 11 ago (EFE).- Asuncenos y turistas acudieron hoy a la Catedral Metropolitana para admirar de cerca los miles de rosarios del retablo que presidió en junio la masiva ceremonia de beatificación de la carmelita María Felicia de Jesús Sacramentado, "Chiquitunga", expuesto en la fachada del templo paraguayo.

Muchos de los que se acercaron a la explanada de la Catedral lo hacían con la intención de encontrar, entre los miles de rosarios, el que aportaron para la construcción del retablo.

Éste fue hecho por el artista plástico Koke Ruiz con las decenas de miles de rosarios donados por los fieles en los meses previos a la beatificación de "Chiquitunga".

Es el caso de Maria Teresa, una asuncena que, junto con sus nietos, trataba de hallar con bastante obstinación y ningún éxito en qué parte del rostro de la beata colocó el artista su rosario amarillo, una tarea casi imposible por las dimensiones de la obra, que mide más de nueve metros de alto y siete de ancho.

Las grandes dimensiones de la imagen desanimaron a Fátima a buscar el suyo, que fue con su madre Lita a Asunción desde la cercana ciudad de Lambaré expresamente para ver de cerca el retablo.

"Estoy por llorar", comentó la mujer a Efe, que alabó la "belleza y originalidad" del trabajo de Koke Ruiz y añadió que le parecía "increíble que con unos cuantos miles de rosarios se pueda hacer una imagen tan perfecta".

Otros, como Pablo y Juan, dos jóvenes de la capital, se acercaron a ver el retablo para "sacarse la espina" de no haber podido entrar debido a la masiva afluencia de público en el estadio General Pablo Rojas, más conocido como la "Nueva Olla" de Asunción, donde se celebró la ceremonia de beatificación de "Chiquitunga".

Al goteo incesante de personas y turistas, especialmente argentinos, que también apreciaron su originalidad, se sumaron cientos de niños y sus familias que aprovecharon para fotografiarse con la gigantesca obra, tras el desfile de colegios católicos en el que participaban y que terminaba junto al templo.

Los niños y profesores marcharon ante sus familias y las autoridades eclesiásticas, entre ellos, el arzobispo de la capital, Edmundo Valenzuela, para homenajear a la virgen de la Asunción, expuesta también en la explanada de la Catedral, en el marco del 481 aniversario de la fundación de la ciudad.

Una de las profesoras del colegio asunceno San Pedro y San Pablo comentó "la oportunidad única" de que el desfile de este año terminase junto al retablo de la beata, para que los niños pudiesen "verlo y tocarlo".

El retablo se instaló el pasado jueves y permanecerá en la capital paraguaya hasta el 19 de agosto, cuando se embarcará en una exposición itinerante que le llevará a Ciudad del Este, segunda urbe del país, y luego a Villarrica, localidad natal de la beata.

Bajo la imagen de "Chiquitunga" Koke Ruiz añadió la inscripción T2OS, que significa "Todo te ofrezco, Señor", el lema de vida de la religiosa.

En marzo pasado el Papa firmó el decreto que reconocía el milagro requerido para finalizar el proceso que convirtió a "Chiquitunga" en la primera beata de Paraguay.

El milagro que se le atribuye se produjo en 2002, cuatro décadas después de la muerte de la beata, e implicó a un recién nacido que tras complicaciones en el parto se mantuvo 20 minutos sin signos vitales.

La obstetra que asistió el nacimiento fue quien, con el niño en brazos, pidió la intercesión de "Chiquitunga" para que recobrara los signos de vida.

"Chiquitunga" nació en Villarrica en 1925 con el nombre de María Felicia Guggiari Echeverría y falleció de hepatitis a los 34 años, en 1959.

Contenido patrocinado

Otras noticias