Buscar

Resumen.-ETA atenta contra la sede de EiTB en Bilbao con una furgoneta con 100 kilos de explosivo el día de Nochevieja

1/01/2009 - 9:47

ETA atentó ayer contra la sede de EiTB, la radiotelevisión pública vasca, en pleno centro de Bilbao, con una furgoneta bomba cargada de 100 kilos de explosivos. En el edificio, ante el que explotó el vehículo-bomba, se encuentran también ubicados la Hacienda foral, y numerosos medios de comunicación, como El Mundo, Deia, Marca, Antena 3, Expansión y Onda Cero.

BILBAO, 1 (EUROPA PRESS)

En las inmediaciones, junto al campo de fútbol de San Mamés, confluyen la estación de Termibús, la de Renfe, la del Metro y la del Tranvía, especialmente concurridas en estas fechas navideñas. Todas las instalaciones tuvieron que ser desalojadas y la Ertzaintza acordonó la zona en un perímetro de 100 metros.

A las diez de la mañana, los bomberos de Bilbao recibieron una llamada anónima de un comunicante que, en nombre de ETA, les avisó de que habían colocado explosivos ante las instalaciones de EiTB en Bilbao, que estallarían a las once de la mañana. La llamada fue realizada desde un número móvil personal.

Antes de las diez y media de la mañana, los agentes localizaron atada a un árbol a una persona en un monte de la localidad vizcaína de Arrigorriaga, muy cercano a la capital vizcaína. Ésta había sido asaltada a punta de pistola por los terroristas, que le robaron la furgoneta, una Citroen Jumpy, matriculada en Bilbao, y que fue utilizada para atentar contra EiTB.

Antes, los activistas de ETA habían intentado robar otro coche en Bilbao, sin éxito, ya que éste se dio a la fuga antes de que éstos le retuvieran.

La furgoneta bomba estalló a las 11.05 horas y la explosión provocó numerosos daños materiales, aunque no personales. Tan sólo un trabajador de Antena 3 sufrió molestias en los oídos por la deflagración.

La Ertzaintza había avisado por megafonía a los vecinos para que no salieran de sus casas y bajaran las persianas, con el objetivo de evitar daños mayores.

El atentado de ayer es el segundo contabilizado en 2008 contra medios de comunicación. El pasado 8 de junio, una mochila cargada de amonal realizó un boquete de 40 metros cuadrados en los talleres del diario El Correo, en el polígono Torrelarregitia de la localidad vizcaína de Zamudio.

Se da la circunstancia de que, en 2003, la banda armada colocó otro vehículo bomba en la zona en la que esta mañana estalló la furgoneta frente al edificio Bami. En aquella ocasión, la Ertzaintza logró desactivar un coche bomba cargado con 30 kilos de explosivos y que estaba colocado frente a la sede de la Hacienda vizcaína. El coche estaba direccionado contra la sede de la televisión y, entonces, era el único medio informativo ubicado en el edificio.

AMENAZAS DE ETA

La documentación requisada en mayo de 2008 al presunto número dos de ETA, Xabier López Peña 'Thierry', tras su detención en Burdeos, situaba a las instalaciones de EiTB entre los objetivos de ETA. Además, la banda ha amenazado, tanto en sus comunicados como en sus Zutabes -boletines internos- al ente público, por la línea informativa que mantiene, así como por el tratamiento que la banda armada y la izquierda abertzale reciben. Directivos y empleados de la cadena pública llegaron a recibir en 2003 cartas amenazantes de los terroristas.

El pasado 4 de julio, la banda armada atentó, con un artefacto explosivo de entre tres y cinco kilos, contra un repetidor de EiTB colocado en la Sierra de Elgea, en Alava, destinada a trasladar la señal al ente y a las radiocomunicaciones de las instituciones vascas.

Al margen de la documentación de Thierry -en la que también se incluía a colectivos como la Ertzaintza y los empresarios entre sus objetivos-, EiTB ha sido objeto de amenazas, tanto en sus comunicados como en los Zutabes (boletines internos de ETA). En ellos, la organización terrorista ha acusado a EiTB de intentar "maquillar los golpes de la Ertzaintza".

También ha censurado al ente vasco de "desfigurar la imagen de la izquierda abertzale" y ha llegado a analizar la forma en las que aborda las ruedas de prensa y las imágenes que emite.

Otras críticas de los activistas han sido el hecho de que no califique a los reclusos de ETA de "presos políticos vascos, sino sólo como presos de ETA" o que ofrezca fotografías de miembros de etarras detenidos, en un "trabajo de periodista policial".

ETA llegó a enviar, en 2003, cartas amenazantes contra el entonces director de EiTB, Andoni Ortuzar, y otros directivos, editores y trabajadores, tanto de la televisión como de la radio, para "denunciar y avisar sobre la postura y el lenguaje que utilizan en las noticias en referencia a los ciudadanos vascos y a la organización".

Entonces, tras hacerse públicas "las presiones de ETA realizadas a EiTB", la dirección del ente público emitió un comunicado en el que reafirmó su compromiso "con la libertad de información y de expresión", así como el de "hacer llegar a la sociedad vasca información veraz, plural y completa, pese a amenazas y presiones y provengan éstas de donde provengan". Ayer, sus responsables y trabajadores se reafirmaron en estos objetivos.


Otras noticias

Contenido patrocinado