Buscar

Ibarretxe insiste en que hay "que decidir" en Euskadi y denuncia que en 2008 se ha negado la consulta a los vascos

1/01/2009 - 10:16

Emplaza a no caer "en el pánico" porque 2009 será "difícil" e invita a aprovechar la recuperación económica que se dará el próximo año

BILBAO, 1 (EUROPA PRESS)

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, denunció ayer que en 2008 se ha negado la consulta a la ciudadanía vasca e insistió en su convicción de que "hay que decidir en Euskadi". Tras señalar que en 2009 se pueden "hacer realidad los sueños" de los vascos, emplazó a no caer "en el pánico" porque el próximo año será "difícil" e invita a aprovechar la recuperación económica.

En su discurso de fin de año, que estuvo centrado en la esperanza de superación de la crisis económica, Ibarretxe destacó que "este mismo año 2008, con la actitud de soberbia política propia de a quien no le importa conocer lo que pensamos, se nos ha negado a vosotros y a mí, a todos, que demos nuestra opinión democráticamente, sobre cómo construir la paz y lograr acuerdos políticos entre todos".

No obstante, instó a "seguir trabajando para buscar acuerdos", e insistió en su convicción de que hay que "decidir aquí, en Euskadi, entre todos", porque significa "progresar".

El lehendakari, que pidió "disculpas" por los "errores" que su Gobierno haya podido cometer en esta legislatura, subrayó "la evidencia" de que "autogobierno es bienestar". "Y más autogobierno, más capacidad de decidir nosotros aquí en Euskadi es sinónimo de más progreso para quienes aquí vivimos y trabajamos", apuntó.

El máximo representante del Gobierno vasco manifestó que, "a pesar de los problemas", existe "un buen nivel de vida en este país, pero falta la paz". En esta línea, aseguró que "el compromiso con los derechos humanos es el camino". "Comprometernos con todos los derechos humanos para todas las personas, sin distinción, sigue siendo una asignatura pendiente entre nosotros", afirmó.

VICTIMAS

Asimismo, apostó por "seguir avanzando en mostrar su sincero reconocimiento y cercanía a las víctimas de la violencia y el terrorismo, como reclama acertadamente la Ley de Víctimas, recientemente aprobada en el Parlamento vasco".

"Hemos de apoyar y comprometernos con las personas amenazadas. Y a ETA, dedicarle sólo una palabra que lo dice todo: 'ETA kanpora', ETA fuera de nuestras vidas. No sigas destrozando nuestro corazón y ensuciando el nombre de nuestro pueblo", apuntó.

Juan José Ibarretxe quiso recordar, en su intervención, a las personas asesinadas por ETA en el año 2008: el ex edil socialista en Arrasate, Isaías Carrasco, el guardia civil Juan Manuel Piñuel, el militar Luis Conde de la Cruz y el empresario vasco Inaxio Uria.

El lehendakari destacó "el horrible sufrimiento" que sus familias estarán padeciendo en esta Navidad, y se dirigió "a ellas y todas las familias de todas las personas asesinadas por la violencia y el terrorismo" para enviarles "un abrazo de toda la sociedad vasca".

"UN AÑO DURO"

En este sentido, afirmó que "termina el año 2008, un año duro que será aún más complicado en el 2009", pero no quiso trasladar "pesimismo, sino un mensaje de esperanza".

"Esperanza, no porque la situación vaya a ser sencilla, sino porque tengo plena confianza en la sociedad vasca. Confío en vosotros, en nuestros trabajadores, en nuestros empresarios, en nuestros comerciantes y autónomos, en la gente de este país para salir adelante. Saldremos de ésta como hemos salido de otras situaciones tan o más comprometidas", aseveró.

El lehendakari emplazó a tener "confianza, compromiso y trabajo para alcanzar la paz, luchar contra la crisis económica y aprovechar la recuperación económica en cuanto ésta se presente". "Al pueblo vasco nunca nadie nos ha regalado nada. Hemos tenido que sudar la gota gorda para avanzar política, económica y socialmente. Y una cosa es segura, en el futuro seguirá siendo así", dijo.

En su opinión, es necesario "progresar, luchar contra la crisis, prepararnos, anticiparnos para aprovechar la recuperación económica cuando llegue -esperamos que sea a lo largo del año 2009- es la prioridad de las instituciones vascas".

"Es cierto, y así lo reconocen todos los expertos, que la economía vasca está mejor preparada que la europea o la española para afrontar la crisis, pero esto no puede ser un consuelo, ni mucho menos aún hacernos caer en la autocomplacencia", manifestó.

En este sentido, anunció, "con realismo, sin edulcorantes", que 2009 "será un año difícil". "Pero no caigamos en el pánico. Estamos preparados y mentalizados para abrirnos camino. Las instituciones vascas estamos razonablemente gestionadas y tenemos ideas y recursos para hacer frente a los problemas. Y la sociedad vasca, nuestras empresas y nuestras gentes tenemos nervio de sobra para pelear, para trabajar", dijo.

Juan José Ibarretxe señaló que, "precisamente para adelantarnos a la que se nos venía encima, aprobamos juntos el Gobierno vasco y las Diputaciones Forales de Alava, Gipuzkoa y Bizkaia el Plan de dinamización económica de 12.800 millones de Eeuros, en el pasado mes de junio del año 2008, cuando la palabra crisis estaba aún prohibida pronunciarse en España".

Según aseguró, las instituciones vascas "siguen trabajando en contacto con las empresas y trabajadores, tomando medidas económicas cada día". "Las últimas, ayer día 30, para posibilitar la financiación de las empresas, sobre todo de las medianas y pequeñas empresas de todos los sectores económicos, del comercio, de los autónomos, etc.., exprimiendo, para ello, el Concierto Económico y todos los instrumentos de autogobierno", apuntó.

CREAR EMPLEO

En esta línea, precisó que utilizarán "todos los instrumentos de autogobierno para crear empleo". "Es verdad que nuestras tasas de paro son muy inferiores a las española y europeas, pero esto tampoco es consuelo. Cada persona parada es un proyecto de vida que debemos mimar, que mimaremos con planes concretos de formación y reinserción en el mercado de trabajo", manifestó.

Además, precisó que no hay que "dejar a las personas en la cuneta" en la actual situación de crisis. "Por eso, en este país hemos complementado las pensiones mas bajas de las viudas y pensionistas hasta alcanzar el salario mínimo interprofesional -700 euros- o hemos aprobado el pasado día 23 de diciembre en el Parlamento vasco la Ley de Familia y la Ley de Garantía de Ingresos Mínimos", recordó, para dar su "palabra de que, si bien vamos a pasar dificultades, en este país nadie se quedará tirado".

A su juicio, quedan "muchas cosas por hacer aún en una legislatura que termina, una legislatura con aciertos y con errores, que todo hay en la 'viña del Señor'". "No quiero hablar de los aciertos, simplemente porque hemos hecho lo que debíamos. Pero permitidme pediros disculpas por los errores que también hemos cometido. Y, eso sí, con aciertos y errores, pero quiero que sepáis que hemos trabajado honestamente por este país cada día", dijo.

Asimismo, dijo que no le gustaría que "la necesidad de paz eclipsara la necesidad de paz que otros pueblos tienen en el mundo de los que tenemos todos los días escalofriantes testimonios en los Medios".

"Debemos alzar la voz contra las injusticias, las guerras, la violencia contra las mujeres, cuando éstas se producen aquí en Euskadi o en cualquier otro lugar en el mundo. Asimismo, tampoco me gustaría que 'las apreturas económicas' que estamos pasando mermaran nuestro compromiso de solidaridad con quienes tienen mucho menos que nosotros, que son la inmensa mayoría del mundo y que necesitan ahora más que nunca de nuestra generosidad", indicó.

Por ello, terminó su discurso "con un mensaje de esperanza". "El año 2009 no será un año sencillo, ni mucho menos*, pero la confianza en nosotros mismos, el compromiso con el país y el trabajo de todos nos permitirá, otra vez más, abordar el futuro con esperanza. ¡Y por qué no! hacer realidad nuestros sueños", concluyó.


Otras noticias

Contenido patrocinado