Buscar

Destacamos
Evacuan la sala de conciertos Ancienne Belgique de Bruselas por una amenaza de bomba

Castellón.- La Policía Local intensifica la vigilancia en los pozos de riego para evitar los robos de cobre

2/01/2009 - 12:33

La Policía Local de Castellón, a través de la sección de la Guardería Rural, ha intensificado la vigilancia en los pozos de riego del término municipal con el fin de evitar los robos de cobre que se han producido en estas instalaciones, ya que durante 2008 han sido un total de diez denuncias las que ha recibido este cuerpo por este tipo de sustracciones, según informaron en un comunicado fuentes municipales.

CASTELLÓN, 02 (EUROPA PRESS)

La Policía Local de Castellón, a través de la sección de la Guardería Rural, ha intensificado la vigilancia en los pozos de riego del término municipal con el fin de evitar los robos de cobre que se han producido en estas instalaciones, ya que durante 2008 han sido un total de diez denuncias las que ha recibido este cuerpo por este tipo de sustracciones, según informaron en un comunicado fuentes municipales.

"De esta forma, se realizan un mayor número de visitas a estos lugares por parte de la Guardería Rural para evitar que se produzcan sustracciones de cobre por parte de los ladrones y se ha aumentado el número de patrullas por turno, así como el número de agentes (dos más por cada), para llevar a cabo esta mayor vigilancia, ya que ahora son tres por cada turno frente a las dos que operaban hasta este momento", explicó el concejal de Seguridad Pública, Joaquín Torres.

El edil afirmó que esta medida se ha puesto en marcha tras detectarse un aumento de los robos en algunos de los 50 pozos de riegos repartidos a lo largo de los 110 kilómetros de caminos rurales que se encuentran en el término municipal de Castellón y, principalmente, en la zona de secano, destacan las partidas de la Magdalena, la Font, Bovalar y Benadresa.

Así, Torres comentó que la finalidad de estos robos es obtener el cobre de las instalaciones eléctricas y, sobre todo, el que existe en el interior de los transformadores, lo que provoca daños cuantiosos en las instalaciones, ya que por una cantidad aproximada de 400 ó 500 euros que pueden obtener al venderlo, causan más de 12.000 euros en daños.

Entre los pozos asaltados hay varios de la Comunidad de Regantes del Pantano de María Cristina, como el de San Cayetano, o el de la Sagrada Familia, otros como los de la Sociedad de regantes La Torre o el pozo de la Virgen del Carmen, según las mismas fuentes.


Otras noticias

Contenido patrocinado