Buscar

UPyD rechaza el documento sobre la futura Ley de Educación de C-LM, por "ser un refrito de la LOGSE"

2/01/2009 - 13:25

Unión Progreso y Democracia de Castilla-La Mancha ha expresado su oposición "frontal" al contenido del documento de bases de lo que será la futura Ley de Educación de Castilla-La Mancha, "ya que dicha propuesta, no es sino un refrito de la LOGSE y sus adaptaciones posteriores, en el que se plantean una serie de propuestas muy ambiciosas pero difíciles de conseguir si no tienen la adecuada financiación". En nota de prensa el partido señaló que ejemplos de estas propuestas son, entre otras, las destinadas a solucionar las prácticas burocráticas del profesorado, "para lo que no es suficiente con dotar de ordenador al profesorado, o de un programa de comunicación con los padres vía internet, como plantea el documento, sino que pasa por dotar a los centros educativos de personal no docente de apoyo administrativo, especialmente a los Colegios de Educación Primaria, donde el déficit en este aspecto es inmenso".

TOLEDO, 2 (EUROPA PRESS)

Unión Progreso y Democracia de Castilla-La Mancha ha expresado su oposición "frontal" al contenido del documento de bases de lo que será la futura Ley de Educación de Castilla-La Mancha, "ya que dicha propuesta, no es sino un refrito de la LOGSE y sus adaptaciones posteriores, en el que se plantean una serie de propuestas muy ambiciosas pero difíciles de conseguir si no tienen la adecuada financiación".En nota de prensa el partido señaló que ejemplos de estas propuestas son, entre otras, las destinadas a solucionar las prácticas burocráticas del profesorado, "para lo que no es suficiente con dotar de ordenador al profesorado, o de un programa de comunicación con los padres vía internet, como plantea el documento, sino que pasa por dotar a los centros educativos de personal no docente de apoyo administrativo, especialmente a los Colegios de Educación Primaria, donde el déficit en este aspecto es inmenso".

Otro hecho similar ocurre a juicio de UPyD con otra de las propuestas planteadas en el documento de la Consejería de Educación, consistente en el objetivo de aprendizaje de dos idiomas, cuando la situación real es de grandes problemas para formar en una lengua extranjera. Por ello, matizaron, se hace "imprescindible" disminuir la ratio profesor-alumno, dotar de aulas de idiomas, dotar de lectores nativos a los centros, y conceder ayudas para realizar viajes educativos al extranjero.

En cualquier caso, desde Unión, Progreso, y Democracia, defendieron que estas propuestas necesitan no solo de leyes, sino de un aumento real del presupuesto destinado a la educación, "y no únicamente actuaciones en las que priman la demagogia, para evitar situaciones como las producidas en la región, en el inicio de curso 2008-2009, con un drástico recorte".

Recorte, lamentaron, "que han supuesto que se vengan abajo sin previo aviso y con gran estrépito un buen número de los acuerdos a los que habían llegado sindicatos y Consejería de Educación para la mejora de las condiciones laborales y educativas".

Por ello, frente a iniciativas como la planteada por la Consejería de Educación, UPyD defiende devolver al Estado las competencias educativas y establecer un único plan de estudios para toda España, en el que se proteja el derecho de todos los alumnos a elegir el español como idioma principal, impulsando el bilingüismo internacional y compatibilizando el uso de las lenguas cooficiales, planteamiento, por tanto, incompatible con la creación en cada Comunidad Autónoma de leyes educativas que no hacen sino disgregar y separar, provocando situaciones injustas e incluso discriminatorias.

Por último, UPyD también defiende la consecución de un sistema educativo público y gratuito, de calidad y laico, donde se valore el saber y el esfuerzo, y en el cual cada alumno pueda desarrollar su capacidad de trabajo e inteligencia y donde el profesor cuente con la debida autoridad que permita desterrar el desorden y la violencia de las aulas.

Asimismo, se debe acordar un Pacto de Estado que deje a la educación fuera del debate partidista y crear una comisión, consensuada por todos los partidos políticos, para elaborar una nueva Ley educativa, siendo los miembros de esta comisión sobre todo docentes, "y proponiendo los partidos a sus representantes atendiendo más a la valía profesional que a la lealtad política".


Otras noticias

Contenido patrocinado