Buscar

UCE recomienda a los consumidores que no se dejen llevar por las compras "compulsivas" y esperen a las segundas rebajas

2/01/2009 - 13:30

La Unión de Consumidores de Extremadura (UCE) recomendó hoy a los ciudadanos que "no se dejen llevar por las compras compulsivas" y esperen a las segundas rebajas, que tienen lugar a partir de los 10 ó 15 días del comienzo de las mismas, debido a los gastos "desmesurados" que se realizan en estas fechas, así como que planifiquen previamente aquello que "realmente necesita".

MÉRIDA, 2 (EUROPA PRESS)

La Unión de Consumidores de Extremadura (UCE) recomendó hoy a los ciudadanos que "no se dejen llevar por las compras compulsivas" y esperen a las segundas rebajas, que tienen lugar a partir de los 10 ó 15 días del comienzo de las mismas, debido a los gastos "desmesurados" que se realizan en estas fechas, así como que planifiquen previamente aquello que "realmente necesita".

UCE señaló en nota de prensa, las fechas de inicio y fin de rebajas en la región, será a partir de hoy, 2 de enero, al 2 de marzo ambos inclusive. Dentro de este período, el comerciante determinará la duración de las rebajas en su establecimiento, que no podrá ser inferior a una semana, añadió.

Asimismo, indicó que las rebajas son una "decisión unilateral" del comerciante, que reduce los precios renunciando a una parte de sus beneficios, con el fin de librarse de los stocks de temporada, al finalizar ésta.

Por ello, "viendo los gastos desmesurados que se han producido en estas fechas y lo que significan las rebajas para impulsar el consumismo", la Unión de Consumidores de Extremadura hizo un llamamiento a los ciudadanos para que "no se dejen llevar por las compras compulsivas". De esta forma, "incluso sería aconsejable realizar las compras en las segundas rebajas", recalcó.

UCE agregó que durante este período, las condiciones de venta han de ser las "mismas" que durante el resto del año y lo "único" que debe variar es el precio. Así, recuerda que los artículos rebajados "deben de ser los mismos que han sido ofertados durante la temporada, no deben, en ningún caso, proceder de temporadas anteriores o de la compra para dicha temporada de rebajas".

PROMOCIONES DE NAVIDAD

Por otro lado, la Unión de Consumidores explicó que ha detectado que en "numerosos" establecimientos se han realizado "promociones de Navidad" en los últimos días de diciembre. "Recordamos que los productos en promoción tienen que esperar un mes para entrar en rebajas", señaló al respecto.

"Además, al no especificar el establecimiento comercial los productos en promoción, se supone que es toda la tienda, por tanto, no se puede poner de rebajas hasta que no pase el tiempo especificado. Sólo los artículos que llevan un mes de venta normal al público pueden ponerse en rebajas, ya que tienen que ser de temporada" apuntó en su nota.

UCE recordó que el consumidor "debe exigir" que el precio antiguo figure marcado en la etiqueta junto al precio rebajado, o bien el porcentaje de rebaja sobre dicho precio, para que el consumidor pueda apreciar la cuantía de la rebaja.

Asimismo, tiene que exigir la factura o ticket de compra, cuya entrega es "obligatoria y que constituye el comprobante en caso de reclamación o devolución", añadió la Unión de Consumidores, que recordó "que no existe una normativa que permita a los comerciantes noaceptar la devolución de artículos comprados en rebajas, en las mismas condiciones que el resto del año".

CALIDAD DE LOS ARTÍCULOS

También apuntó que los consumidores deben pedir las garantías debidamente cumplimentadas en la compra de electrodomésticos, aparatos radiofónicos, ordenadores, etcétera, así como la calidad de los artículos ya que "la rebaja del precio no implica una rebaja de la calidad".

Finalmente, UCE apuntó los incumplimientos que se vienen produciendo temporada tras temporada, que son, según explica en su nota, no exponer las fechas de rebajas elegidas por el comerciante, en sitio visible al público; no poner el precio antiguo, que debe figurar marcado en la etiqueta junto al precio ya rebajado, e incluso en la publicidad; no entregar al consumidor la hoja de reclamaciones cuando la solicita; y no admitir, como fórmula de pago las tarjetas de crédito, cuando así se publicita.

En este sentido, aclaró que "los comerciantes no están obligados a admitir estas tarjetas de crédito, siempre que anuncien convenientemente su no admisión y sin tener ningún tipo de publicidad que pueda inducir a error al usuario.


Otras noticias

Contenido patrocinado