Buscar

Destacamos
Evacuan la sala de conciertos Ancienne Belgique de Bruselas por una falsa amenaza de bomba

Lasquetty cree que el fin de la "inútil" moratoria para rumanos y búlgaros sacará al colectivo de la economía sumergida

2/01/2009 - 15:06

El consejero de Inmigración y Cooperación de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty, aseguró hoy que el levantamiento de la "inútil" moratoria que impedía trabajar a los ciudadanos y búlgaros en España hará que disminuya la economía sumergida entre el colectivo.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El Gobierno regional se unió así a la "satisfacción y alegría" de los rumanos y búlgaros por el final de la moratoria impuesta a estos ciudadanos hace dos años, tras la entrada de ambos países en la Unión Europea. En declaraciones a Europa Press, el consejero recordó que desde el principio la Comunidad se ha opuesto a esta medida, que considera que ha sido "injusta e inútil".

"Si la moratoria la estableció el Gobierno para que no vinieran rumanos y búlgaros, la realidad es que en la Comunidad de Madrid y en toda España se han duplicado", reveló el consejero, que cifró en 200.000 rumanos y 30.000 búlgaros, "el doble que hace dos años".

Para Lasquetty, la realidad es que todos han venido a trabajar y están trabajando en la economía sumergida, "algo que no les beneficia personalmente porque les impide tener la protección legal y la cobertura de la Seguridad Social; y también perjudica al conjunto de la sociedad porque se pierden cotizaciones".

Así, señaló que, según los cálculos hechos hace un mes, se habrán perdido aproximadamente en estos dos años 1.800 millones de euros en cotizaciones a la Seguridad Social. "Ahora, muchas personas que hasta ahora trabajaban en economía sumergida sin contrato van a poder trabajar con contrato y protección legal y van a poder pagar impuestos y cotizaciones a la Seguridad Social, lo que estaba deseando hacer", dijo.

En este sentido, el consejero de Inmigración señaló que un alto número de rumanos y muchos búlgaros se han inscrito durante estos años como autónomos para poder trabajar legalmente.

Por otro lado, Lasquetty cree que a partir de ahora se producirá una estabilización en la llegada de inmigrantes rumanos y búlgaros y augura que habrá un pequeño incremento, pero no una avalancha. Además, la crisis también está afectando a este colectivo y así, según la Encuesta de Población Activa, un 11,4 por ciento de los extranjeros residentes en España está en paro.

"Ahora, con la mala situación de este sector, bastantes se están logrando reconvertirse y trabajando en otros sectores, a veces cobrando menos, pero se están recolocando. Algunos están en situación de desempleo, sobre todo para aquellos que no han podido cotizar en estos dos años", concluyó.


Otras noticias

Contenido patrocinado