Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Intervenidos 6.500 artefactos pirotécnicos a una mujer que los ofrecía a menores de 12 años en Sevilla

2/01/2009 - 17:33

La Policía Local de Sevilla ha intervenido en la calle Azorín 18,6 kilogramos de material pirotécnico en el marco del Plan Especial de Navidad que la delegación de Convivencia y Seguridad desarrolla estos días, lo que ha supuesto el decomiso de 6.500 artefactos en dos coches que una mujer joven aprovechaba para comercializar sus productos.

SEVILLA, 2 (EUROPA PRESS)

Durante la intervención, según un comunicado del Ayuntamiento, se logró la identificación de una persona, la cual fue puesta a disposición de la autoridad judicial por carecer de las preceptivas autorizaciones de la Delegación del Gobierno en Andalucía y la del Ayuntamiento de Sevilla. Esta persona, una mujer joven, ejercía dicha venta en plena vía pública y desde dos vehículos particulares previamente estacionados en lugares cercanos a otros establecimientos comerciales, garantizándose así la afluencia de público.

Los agentes, que llevaban varios días de vigilancia por la zona, se incautaron del material cuando observaron a esta mujer que tras ser requerida por varios menores, se dirigía hacia dos vehículos que se encontraban estacionados en las cercanías de un establecimiento dedicado a la venta de alimentación, sacando del interior del maletero los productos pirotécnicos que ofreció, sin más, a los chicos.

Una vez inspeccionados los dos vehículos, se halló en el interior de los mismos 6.563 unidades de material pirotécnico de las diferentes clases establecidas para estos productos, con un peso total de 18,600 kilogramos. El material previamente había sido adquirido en un establecimiento autorizado, siendo de las clases I, II y III según homologación establecida por la normativa reguladora.

VENDIENDO A MENORES

El producto intervenido se encontraba en cajas, y algunos de ellos sueltos, lo que indica que también los vendía de forma fraccionada y fuera de sus cajas, donde se indica su forma de uso. En cuanto a los menores a los que se les había vendido el material, entre estos se encontraban menores de 12 años, a los cuales no solo les está prohibida su venta sino que también su uso.

La venta de productos pirotécnicos están sujetos a una normativa, la cual establece varias clases: Clase I, II y III, la primera de ellas permite su venta a menores de entre 12 y 16 años siempre que estén acompañados de personas mayores, los de la Clase II está permitida su venta a menores de entre 16 y 17 años e igualmente que estén acompañados de personas mayores de edad, y la Clase III y última solo podrán ser adquiridos por personas mayores de edad.

Igualmente, esta normativa reguladora establece que dichos productos pirotécnicos están terminantemente prohibida su venta a todas aquellas personas que se encuentren en estado de embriaguez, así como, limita la misma dentro de determinados horarios.

Los productos pirotécnicos, típicos en la celebración de estas fiestas de Navidad, solo están permitidos su venta en determinados establecimientos de la ciudad, los cuales están sujetos a un exhaustivo control por parte de la Administración.


Otras noticias

Contenido patrocinado