Buscar

DESTACAMOS
¡Ya es el SuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Kiev y Moscú se explican a europeos por primera bajada de suministro de gas

AFP
2/01/2009 - 23:05

Algunos países de la Unión Europea constataron el viernes la primera disminución en los suministros de gas que reciben a través de Ucrania, que junto con Rusia dará explicaciones al bloque sobre la crisis que les enfrenta y que amenaza el abastecimiento al oeste del continente.

Los suministros de gas de Hungría se redujeron en 10 millones de m3 en relación a los 42 millones previstos en su contrato, precisó en un comunicado la Comisión Europea, que también confirmó que Polonia sufrió una disminución del 6% en los suministros recibidos en relación a los volúmenes estipulados por contrato.

La disminución polaca, sin embargo, se vio compensada por los suministros recibidos a través de Belarús por lo que los consumidores no notaron nada, explicó el operador de los gasoductos polacos Gaz-Systema.

Esta situación, sin embargo, llevó a la Presidencia checa de turno de la Unión Europea (UE) a hacer un llamamiento "a una urgente solución de la disputa comercial sobre los suministros de gas entre la Federación Rusa y Ucrania para la inmediata reanudación del suministro total de gas a los Estados miembros".

"Las relaciones energéticas entre la UE y sus vecinos deberían basarse en la fiabilidad y la previsibilidad. Los compromisos existentes de suministro y tránsito (de gas) deben ser cumplidos bajo cualquier circunstancia", añadió la nota.

Rusia cortó el jueves el suministro de gas a Ucrania debido a la falta de acuerdo sobre el precio de las entregas para 2009 y la deuda de Kiev con Moscú por las de 2008.

Esta situación hizo temer una reproducción de lo ocurrido en 2006, cuando otro diferendo ruso-ucraniano por los mismos motivos perturbó el aprovisionamiento de varias países de la UE. Moscú acusó en aquella ocasión a los ucranianos de quedarse con el gas destinado a los europeos.

Asimismo, este viernes, el gigante ruso Gazprom reiteró esa acusación contra Ucrania, que la empresa estatal ucraniana Naftogaz desmintió por su parte acusando a su vez a Rusia de no haber suministrado el volumen necesario de hidrocarburo que debía transitar por territorio ucraniano hacia la UE.

Estas acusaciones mutuas se unieron a los esfuerzos ucraniano y ruso por dar garantías a los europeos de que no sufrirán las consecuencias de su diferendo.

A este respecto, una delegación ucraniana encabezada por el ministro de Energía, Yuri Prodan, inició el viernes en Praga una gira europea.

"El objetivo principal de la gira es aportar las explicaciones necesarias a los países miembros de la UE sobre la situación del transporte del gas ruso hacia Ucrania y los países de la UE y garantizar su tránsito por el territorio ucraniano", señaló un comunicado de la Presidencia ucraniana.

Los emisarios ucranianos se entrevistaron con el primer ministro checo, Mirek Topolanek, antes de viajar a Bratislava, donde pidieron el apoyo de la UE en las negociaciones con Rusia, según el ministerio eslovaco de Economía.

A continuación se trasladaron a Berlín donde discutieron por la noche con altos responsables alemanes, informaron fuentes cercanas a estos contactos.

La actividad diplomática no se limita a la parte ucraniana. El vicepresidente de Gazprom, Alexandre Medvedev, viajará el sábado a Praga y prepara una gira por Europa con etapas en Londres, París, Viena, Bruselas y Berlín, informó a la AFP el portavoz de la compañía.

El objetivo de esa gira de Medvedev será "reunirse con la prensa y las autoridades", explicó.

Rusia y Ucrania mantienen posiciones hasta ahora irreconciliables en su diferendo por el gas.

El gigante ruso Gazprom reclama a Ucrania el "precio europeo" de 418 dólares por 1.000 m3 de gas después de que Kiev rechazase la propuesta rusa de aplicar a sus suministros para la república ex soviética una tarifa preferencial de 250 dólares.

Naftogaz, por su parte, declaró estar dispuesto a pagar un precio de 235 dólares y reclamó además aumentar la tarifa del tránsito por territorio ucraniano de los 1.000 m3 de gas cada cien kilómetros de los actuales 1,7 dólares a 1,8.

Asimismo, Gazprom reclama el pago de más de 2.000 millones de dólares de deuda a los ucranianos y Naftogaz sólo pagó hasta el momento unos 1.500 millones de dólares.

Tanto Gazprom como Naftogaz se han declarado dispuestas a reanudar la negociación, sin dejarse por ello de acusar mutuamente de impedir esa reactivación.


Otras noticias

Contenido patrocinado