Buscar

Los tanques israelíes avanzan posiciones en Gaza

AFP
4/01/2009 - 14:27

Al menos 500 palestinos han perdido la vida en la ofensiva israelí lanzada el pasado 27 de diciembre contra la franja de Gaza, afirmó este domingo el jefe de los servicios de emergencia de ese territorio palestino.

"El número de mártires alcanzó al menos los 500, entre ellos 87 niños, y el de los heridos más de 2.450", declaró a la AFP el doctor Muawiya Hasenein. "El balance de muertos podría ser mayor, porque hay un cierto número de mártires y de heridos en las calles que no hemos podido evacuar", agregó.

Este domingo, un día después del lanzamiento de una ofensiva terrestre de envergadura tras una semana de bombardeos aéreos, al menos 47 palestinos perecieron a causa de los ataques israelíes, de ellos al menos 22 civiles, según el doctor Hasanein.

Al final de la tarde cinco palestinos de una misma familia murieron cuando el automóvil en que viajaban cerca de la ciudad de Gaza fue impactado por un obús disparado por un tanque israelí, indicaron fuentes médicas palestinas. Las cinco personas, entre las que hay una niña de 14 años, murieron cuando su vehículo fue alcanzado por el obús de uno de los tanques israelíes, que se han posicionado en el lugar en que se encontraba la antigua colonia judía de Netzarim, a 3 km al sur de la ciudad de Gaza, según las mismas fuentes. El conductor de una ambulancia despachada al lugar también murió a causa de los disparos israelíes, añadieron las fuentes.

Un primer balance oficial israelí señalaba un soldado muerto y otros 30 heridos en la ofensiva terrestre en la franja de Gaza, controlada por Hamas. Pese a la ofensiva en Gaza, los disparos de cohetes contra el sur de Israel, que comenzaron el 27 de diciembre, continuaban. Tres civiles y un soldado murieron víctimas de esos cohetes.

Las tropas israelíes, apoyadas por bombardeos de la artillería y de la aviación, se adentraron en profundidad en varios sectores de la franja, donde penetraron el sábado por la noche tras una semana de bombardeos aéreos. Por el momento se han señalado combates a la altura de Jabaliya, en el norte del territorio, y en el barrio de Zeitun, al este de la ciudad de Gaza. Según un balance oficial, un soldado israelí murió y 30 resultaron heridos en la ofensiva terrestre.

Varios testigos dijeron que unos cincuenta tanques y unidades de infantería se encontraban cerca de la antigua colonia judía de Netzarim, a tan sólo tres kilómetros al sur de la ciudad de Gaza, la principal aglomeración del territorio.

Decenas de familias huían hacia el sur en coches y camiones a medida que se acercaban los tanques israelíes.

"Nuestras fuerzas han alcanzado los objetivos que habían sido fijados para impedir los disparos de cohetes. La operación avanza más rápido de lo previsto", declaró el portavoz del ejército israelí, el general Avi Benyahu.

Un alto responsable militar israelí dijo que no hay combates cuerpo a cuerpo, y que "lo esencial de la resistencia es en forma de disparos de obuses de mortero". "Es posible que tengamos que mantener durante un cierto tiempo el control de ciertos sectores, desde los que se lanzan cohetes, pero el objetivo no es reocupar la franja de Gaza", añadió el responsable, que pidió el anonimato.

Un alto mando de Hamas, Mushir al Masri, afirmó que "el enemigo" no ha "logrado alcanzar sus objetivos", y que "la resistencia, con los pocos medios de que dispone, lo ha sorprendido". "Llegado el momento, el enemigo anunciará su fracaso y la resistencia proclamará la victoria", agregó.

Hamas calificó este domingo de "farsa" la incapacidad del Consejo de Seguridad de la ONU de consensuar un texto, tras cuatro horas de discusiones el sábado, que llamara al fin de la violencia en la franja de Gaza, esencialmente por la oposición de Estados Unidos.

En Londres, el primer ministro británico, Gordon Brown, dijo este domingo que el conflicto se encontraba en "un momento muy peligroso".

La Comisión Europea pidió a Israel que cree un "corredor humanitario" para poder distribuir la ayuda, y anunció una ayuda suplementaria de tres millones de euros para Gaza. Sin embargo, ningún convoy tenía previsto entrar este domingo en Gaza a causa de los combates.

El papa Benedicto XVI denunció "las noticias dramáticas que llegan desde Gaza" y deploró que "el rechazo al diálogo" conduzca a situaciones "que afectan de manera indecible a la población, víctima de nuevo del odio y la guerra".

Un alto responsable del ministerio de Relaciones Exteriores israelí aseguró que la diplomacia de su país ha conseguido, por el momento, rebajar la presión sobre Israel en vistas a un alto el fuego, para así tener tiempo de cumplir los objetivos de la ofensiva militar.

Este domingo por la noche, una delegación de la Unión Europea inicia una gira por Oriente Medio para intentar lograr un alto el fuego. Dicha delegación, dirigida por el ministro checo de Relaciones Exteriores, Karel Schwarzenberg, pidió antes de partir un alto el fuego en Gaza.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, viajará también el lunes a Oriente Medio. El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, que recibe el lunes a Sarkozy en Ramala, en Cisjordania, dijo este domingo que le pedirá "presionar a Israel" para que ponga fin a su "agresión brutal" en Gaza.


Contenido patrocinado

Otras noticias