Buscar

Israel combate a Hamas en la ciudad de Gaza y rechaza alto el fuego

AFP
6/01/2009 - 2:31

Violentos combates estallaron el lunes por primera vez en la ciudad de Gaza entre los soldados israelíes y los combatientes palestinos, en una jornada en la que Israel rechazó los llamamientos a un cese de su ofensiva que ha costado la vida en diez días a más de 555 palestinos.

Según testigos, combatientes de Hamas y de la Yihad Islámica se enfrentaban por la noche a los soldados israelíes en los barrios de Chujaiya y Zeitun, en una ciudad de Gaza rodeada por los tanques.

Los residentes de esos barrios hablaron de potentes explosiones y de bombardeos frecuentes. La artillería israelí bombardeó masivamente varias posiciones, mientras los helicópteros efectuaban ataques aéreos.

Una fuente militar israelí confirmó que los combates eran encarnizados en la ciudad de Gaza.

Además, tres soldados israelíes murieron y otros 24 resultaron heridos este lunes por la noche en el norte de la franja de Gaza cuando un tanque israelí disparó por error contra su posición, anunció un portavoz del ejército hebreo.

El brazo armado de Hamas, las Brigadas Ezzedin al Qassam, señaló con anterioridad haber matado a "diez soldados" y herido a otros 30.

Asimismo, el ejército israelí, que afirmó haber capturado a decenas de miembros de Hamas, bombardeó el campo de refugiados de Bureij, donde murieron tres personas, y la localidad de Deir al Balah, en el centro de la franja de Gaza.

Otros combates se señalaron en el barrio de Zeitun en la ciudad de Gaza y en los alrededores de las ciudades de Jabaliya y Beit Lahiya, en el norte de la franja. El ejército ha reforzado su control a las puertas de varias aglomeraciones del territorio, actualmente cortado en dos por la operación terrestre israelí.

Este lunes murieron 60 palestinos, entre ellos 13 niños, según el jefe de los servicios de emergencia de Gaza, Muawiya Hasanein. Los nuevos decesos elevan a más de 555 el número de palestinos muertos, entre ellos numerosos civiles, desde el comienzo de la ofensiva militar israelí el 27 de diciembre. También hay al menos 2.700 heridos.

La situación humanitaria mientras tanto empeoró el lunes aún más para los 1,5 millones de habitantes del territorio, en su mayoría sin electricidad y con graves carencias de agua potable y electricidad.

El Comité Internacional de la Cruz Roja denunció que los heridos mueren esperando las ambulancias, que no pueden circular a causa de los combates.

El Alto Comisionado de la ONU para los refugiados demandó la apertura de las fronteras para permitir que los palestinos que así lo quieran puedan abandonar Gaza.

Sobre el terreno, la ofensiva no pareció amilanar a Hamas. Su jefe más influyente en Gaza, Mahmud al Zahar, prometió la "victoria" contra Israel en su primera intervención televisada desde el inicio de la ofensiva.

Además, los activistas palestinos siguieron disparando cohetes contra el sur de Israel. El ejército hebreo señaló 32 disparos desde el domingo por la noche, que causaron cuatro heridos leves. Esos disparos mataron a cuatro israelíes desde el comienzo de la ofensiva.

Una delegación de Hamas tiene previsto reunirse con responsables egipcios el martes para discutir la manera de detener el conflicto.

Pese a la presión internacional, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, rechazó este lunes un alto el fuego en Gaza si antes no se asegura el cese total de los disparos de cohetes palestinos contra el Estado hebreo, durante un encuentro con el presidente francés Nicolas Sarkozy.

En su gira por Oriente Medio iniciada este lunes, el presidente francés defendió ante los dirigentes palestinos e israelíes un "alto el fuego humanitario de varios días" en la franja de Gaza.

La jefa de la diplomacia israelí, Tzipi Livni, advirtió que Israel no va a "llegar a un acuerdo con el terrorismo", tras reunirse con una delegación de la UE encabezada por el canciller checo, Karel Schwarzenberg, cuyo país ejerce la presidencia semestral del bloque.

Sarkozy se había entrevistado anteriormente en Ramala, Cisjordania, con el presidente palestino, Mahmud Abas, donde además de pedir el alto el fuego condenó la conducta "irresponsable e imperdonable" de Hamas al no renovar la tregua expirada el 19 de diciembre con Israel y reanudar los disparos de cohetes.

El movimiento islamista respondió a Sarkozy acusándole de "total parcialidad" a favor de Israel.

Abas pidió el final "inmediato y sin condiciones" de la ofensiva antes de acudir a la sede de la ONU el martes en Nueva York, donde el Consejo de Seguridad se reunirá en presencia de varios jefes de la diplomacia de países árabes y de Francia, según una fuente diplomática, para abordar la situación en Gaza.

Por su lado, el presidente estadounidense saliente, George W. Bush, insistió en el derecho de Israel a "protegerse" y atribuyó la responsabilidad del conflicto a los islamistas de Hamas.

Desde Caracas, el presidente venezolano, Hugo Chávez, calificó el lunes de "asesino" y "genocida" al gobierno de Israel y exigió el cese de sus ataques a la franja de Gaza. Honduras y Costa Rica se unieron a los llamamientos a un alto el fuego.


Contenido patrocinado

Otras noticias