Buscar

Una treintena de inspectores visitarán desde mañana 1.860 comercios durante el periodo de rebajas

6/01/2009 - 14:15

El principal incumplimiento en 2008 fue que los establecimientos no exhibían las fechas elegidas para rebajas

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Una treintena de inspectores de Consumo visitarán 1.860 comercios, distribuidos en los 21 distritos de la capital, durante el periodo de rebajas que viene precedido por importantes descuentos en los precios, como una respuesta de los establecimientos para dar salida a sus stocks.

La campaña de inspecciones comenzará mañana y finalizará el 31 de marzo y tendrá como objetivo "la comprobación de que los artículos rebajados cumplen los requisitos exigidos por la normativa legal establecida", como explicó la semana pasada el delegado de Economía y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, Miguel Ángel Villanueva.

Preguntado sobre si incumplen la normativa los actuales descuentos en los precios que se pueden encontrar en gran parte de los comercios de la ciudad, el delegado aseguró que no tras matizar que es una práctica que no sólo se ha realizado este año.

Afirmó que estas promociones de venta "son permitidas por la legislación" ya que ésta sólo establece limitaciones para el periodo de rebajas, centradas en dos épocas del año. Villanueva declaró que estas promociones de venta, anteriores a las rebajas, "sin duda" se producen como consecuencia de la crisis, con el fin de dar salida al stock.

UN TOTAL DE 23 CAMPAÑAS EN 2009

Para este año, el Ayuntamiento programará un total de 23 campañas, dos más que en el actual ejercicio, con el fin de inspeccionar más sectores, explicó el delegado de Economía. A destacar las dedicadas a los Todo a Cien, la venta ambulante, los vehículos nuevos, las peluquerías, el material escolar, la venta por Internet o las gasolineras al tener en cuenta los resultados de campañas anteriores y las reclamaciones en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC) de las juntas de distrito y en las oficinas centrales, ubicadas en Gran Vía.

En cuanto a las últimas campañas de inspección de rebajas de invierno, los inspectores detectaron anomalías e irregularidades, de las que Villanueva destacó que este año "se observó una disminución notable de los incumplimientos de 9,8 puntos porcentuales, rompiéndose la tendencia de incrementos de los años 2006 y 2007, lo cual debe hacer pensar que la labor inspectora está resultando eficaz".

Los datos más destacables obtenidos en la Campaña de Rebajas de Invierno 2008 fueron que en el 10,8 por ciento de los establecimientos no se exhibían las fechas elegidas por el comerciante para la realización de rebajas, y en el 9,9 por ciento de los casos se anunciaban rebajas, con carácter general, cuando éstas afectaban a menos de la mitad de los productos ofertados.

Los inspectores comprobaron que un 9,6 por ciento de los establecimientos que realizaban arreglos y que cobraban por ellos no exhibían el precio de los mismos mientras que un 8,3 de los comercios no mostraban los precios inicial y final de los artículos rebajados en los escaparates y un 6,1 por ciento no lo hacían con los artículos expuestos en el interior del establecimiento.

Asimismo, en el 5,5 por ciento de los establecimientos no estaban perfectamente identificados los productos cuando no todos estaban rebajados. En cuanto a los requisitos generales de los establecimientos no se exhibía el cartel anunciador de la existencia de hojas de reclamaciones en el 7,1 por ciento de los establecimientos; no tenían a disposición de los consumidores hojas de reclamaciones en el 4,8 por ciento de los casos, y el 4,2 de los comprobantes de compra entregados a los consumidores no contenían todos los datos obligatorios que marca la normativa.

HASTA 4.179 INSPECCIONES

El incremento del número de campañas de inspección en los últimos años ha supuesto pasar de las 4.179 inspecciones que se realizaron en 2004 a las 10.381 que se realizaron en 2008. Para el presente año se calcula que las inspecciones serán 10.776, explicó el delegado.

Dos son las principales recomendaciones que hizo Villanueva a los consumidores madrileños, que "la rebaja del precio no supone la reducción de sus derechos ni de la calidad de los productos ofertados o de las garantías que legalmente les corresponden".

En la campaña los inspectores verificarán, entre otros aspectos, que se cumplen condiciones, como la exhibición, en lugar visible al público, de las fechas de inicio y final de las rebajas, que este periodo se enmarque dentro del plazo establecimiento legalmente, esto es, del 1 de enero al 31 de marzo, o que se expongan los precios iniciales y los rebajados de los artículos, tanto en el escaparate como en el interior del establecimiento.

También se velará porque no se anuncien rebajas con carácter general cuando éstas afectan a menos de la mitad de los productos ofertados. Además si las rebajas no son generales deberán estar separados los productos rebajados de los no rebajados, sin inducir a equívocos.

Otros aspectos que tendrán en cuenta los inspectores será la exhibición de la licencia urbanística municipal en lugar visible al público, la existencia de hojas de reclamaciones a disposición de los consumidores, la información del horario de atención al público en lugar visible desde el exterior, incluso estando cerrado el establecimiento, la lista de precios, si se realizan arreglos y la existencia de facturas o documentos acreditativos de las compras para los consumidores que lo soliciten.

Asimismo comprobarán que no haya publicidad y cláusulas que induzcan a error al consumidor o vulneren sus derechos y porque se admitan tarjetas de crédito y débito en tiempo de rebajas, tal y como establece las leyes vigentes.

Una vez finalizada la ejecución de la campaña por parte de los inspectores se evaluarán las actuaciones realizadas con el fin de conocer la situación del sector y se iniciarán los expedientes sancionadores correspondientes por las infracciones detectadas.

TIPOS DE INFRACCIONES

En este sentido, Miguel Ángel Villanueva recordó que existen tres tipos de sanciones económicas, en función de su gravedad: las infracciones leves, que van hasta los 3.005 euros, las graves, entre los 3.005 euros y los 15.025, y las muy graves, entre los 15.025 y los 600.012 euros. Las dos primeras, que pueden imponerse por no acotarse a los plazos establecidos para las rebajas o por cláusulas abusivas, corresponden al Ayuntamiento, mientras que de las muy graves, como se ejecutan, por ejemplo, en el caso de publicidad engañosa que puede afectar a colectivos como el de las personas mayores, dependen de la Comunidad de Madrid.

El director del Instituto Municipal de Consumo, Ángel Sánchez, explicó que el Ayuntamiento ha llegado a imponer sanciones de hasta 13.000 euros a servicios urgentes de reparación a domicilio y en la venta de viviendas por cláusulas abusivas pero aseguró que las infracciones que suelen cometer en el periodo de rebajas son de tipo leve.

En el campo de las recomendaciones, Villanueva aconsejó planificar las compras, comparar precios y guardar siempre el justificante de compra, necesario para cualquier cambio o reclamación. Ante cualquier duda, el consumidor puede acudir a cualquier de las OMIC de la ciudad, consultar la web municipal, www.munimadrid.es o llamar al teléfono 010.


Contenido patrocinado

Otras noticias