Buscar

Se intensifican los combates en Gaza e Israel se niega a parar su ofensiva

AFP
6/01/2009 - 15:33

La franja de Gaza era teatro este martes de intensos enfrentamientos entre fuerzas israelíes y combatientes palestinos y blanco de violentos bombardeos por parte de Israel, que rechazó los llamamientos a cesar una ofensiva que hasta ahora ha costado la vida a más de 560 palestinos.

"Nuestros soldados actúan perfectamente, progresan según los planes", declaró el general Gaby Ashkenazi, jefe del estado mayor israelí, al dar parte de la evolución de la ofensiva lanzada el 27 de diciembre por el Estado hebreo contra el movimiento islamista Hamas, que controla la franja de Gaza.

En la mañana de este martes tenían lugar combates o bombardeos en varios sectores de la franja, después del estallido de los primeros enfrentamientos en la ciudad de Gaza, el lunes por la noche.

Al menos 12 miembros de una familia, de los cuales siete niños de entre uno y 12 años de edad, murieron cuando su casa fue blanco de un bombardeo israelí en Gaza, dijeron fuentes médicas y testigos. La familia Daya estaba en casa, en el barrio de Zeitun (este de la ciudad de Gaza), cuando dos misiles israelíes cayeron sobre su vivienda, compuesta por cuatro pisos y siete apartamentos. Siete niños de entre uno y 12 años, tres mujeres y dos hombres murieron, según los testigos.

Los equipos de socorros se dedicaban este martes a rescatar los cuerpos de entre los escombros varias horas tras el ataque, según un testigo en el terreno. Nueve personas más se encontraban atrapadas entre los cascotes.

Según los testigos, un comandante de Hamas y miembro de la familia de Daya, Abu Hamza, vivía en esta casa pero había huido con su mujer y sus hijos al principio de la operación israelí, el 27 de diciembre.

Un transeúnte también murió en el ataque que causó daños en decenas de viviendas vecinas, según fuentes médicas.

Tres personas murieron en un ataque aéreo contra una escuela administrada por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) en el campo de refugiados de Chati, afirmó un portavoz de esa entidad, Adnan Abu Hasna, precisando que 450 personas se habían refugiado allí para huir de los bombardeos en otros barrios de la ciudad de Gaza.

También en Jan Yunes, la mayor ciudad del sur de la franja de Gaza, un obús de artillería alcanzó la entrada de una escuela, matando a dos personas.

Poco antes del amanecer, tanques israelíes, apoyados por helicópteros de combate, entraron en Jan Yunes por primera vez desde el inicio de la ofensiva terrestre, según testigos. El avance de los blindados se topó en este bastión de Hamas con disparos de combatientes palestinos.

El ejército israelí afirmó haber matado a 130 combatientes de Hamas desde el inicio de la ofensiva terrestre, en la noche del sábado. En el mismo periodo, cinco militares israelíes murieron y 79 resultaron heridos, según el balance oficial israelí. El último de ellos, un oficial paracaidista, pereció el lunes por la noche en circunstancias que estaban por determinar y podría haber sido alcanzado por disparos israelíes, según un portavoz militar.

El brazo armado de Hamas, las brigadas Ezedin al Qasam, afirmó el lunes haber matado a "diez soldados" israelíes y herido a 30, información que Israel se negó a comentar.

Pese a la ofensiva, cuatro cohetes palestinos fueron disparados en la mañana de este martes contra el sur de Israel, según el ejército. Cuatro civiles israelíes han muerto a causa de estos disparos desde el 27 de diciembre. Según un informe de la inteligencia militar israelí, "Hamas tiene suficientes cohetes y obuses de mortero para continuar disparando durante semanas contra el territorio israelí". Un cohete palestino cayó este martes por primera vez a más de 45 km de la franja de Gaza, en la ciudad de Gedera, donde hirió levemente a un bebé.

Más de 572palestinos han muerto en la franja de Gaza, según los servicios de urgencias palestinos, desde el inicio de la ofensiva, lanzada para poner fin a los disparos de cohetes contra el territorio israelí. Más de 2.700 han resultado heridos.

Varios testigos informaron durante la noche de combates e intensos bombardeos en Shuyaiya y en Zeitun, dos barrios del este de la ciudad de Gaza, rodeada por los tanques. La aviación israelí también bombardeó el centro de la ciudad.

El ejército, que afirmó haber capturado a decenas de miembros de Hamas, afirmó también haber bombardeado con artillería el campo de refugiados de Bureij y la localidad de Deir al Balah, en el centro del territorio, cortado en dos por las tropas israelíes.

La situación humanitaria continuaba degradándose para los 1,5 millones de habitantes de la franja, donde la mayor parte de sectores estaban privados de electricidad y sufrían importantes penurias de agua corriente, de alimentos y de carburante. Según el Comité Internacional de la Cruz Roja, los heridos mueren esperando a las ambulancias que no pueden acercarse a causa de los combates. Y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) pidió la apertura de fronteras para permitir huir a los palestinos que lo deseen.

Pese a las presiones internacionales, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, rechazó el lunes un alto el fuego sin garantía de cese total de los disparos de cohetes, durante un encuentro en Jerusalén con el presidente francés, Nicolas Sarkozy. Sarkozy, que este martes llegó a Damasco en el marco de una gira regional, abogó por un "alto el fuego humanitario de varios días".

Tony Blair, representente del Cuarteto para Oriente Medio, consideró en Londres que cortar los túneles clandestinos que sirven al aprovisionamiento de armas y dinero de Gaza desde Egipto podría permitir "un cese el fuego inmediato".

La ministra de Relaciones Exteriores israelí, Tzipi Livni, afirmó por su parte de que Israel no "firmaría un acuerdo con los terroristas", en referencia a Hamas.

El presidente palestino, Mahmud Abas, llamó al fin "inmediato y sin condiciones" de la ofensiva, antes de viajar a Nueva York este martes, donde el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá en presencia de varios ministros de Relaciones Exteriores árabes.

En Washington, el presidente estadounidense, George W. Bush, mantuvo su apoyo a Israel.


Otras noticias

Contenido patrocinado