Buscar

Maruja Torres gana el Premio Nadal por 'Esperadme en el cielo'

AFP
7/01/2009 - 12:48

La periodista y escritora Maruja Torres fue distinguida este miércoles con el Premio literario Nadal por su obra 'Esperadme en el cielo', una novela en la que se reencuentra con sus amigos fallecidos Terenci Moix y Manuel Vázquez Montalbán, mientras que Rubén Abella quedó como finalista por 'El libro del amor esquivo'.

La obra ganadora está redactada en primera persona por una escritora que al morir se reúne en el cielo con sus amigos, Terenci (Moix) y Manolo (Vázquez Montalbán, creador del investigador Pepe Carvalho), fallecidos en el último lustro, con quienes recuerda sus viscisitudes literarias y la Barcelona de la posguerra, la de la juventud de los tres grandes barceloneses.

La ganadora, que reside en Beirut desde que fuera a cubrir para el diario El País la guerra de Líbano de 2006, reconoció que el premio tenía un sabor "agridulce", porque si Moix y Vázquez Montalbán "no estuviesen muertos", ella "no hubiese escrito este libro". "Empecé a hacer espiritismo laico al morir" ellos, dijo la ganadora sobre sus amigos, sin los que "es muy duro sobrevivir".

'Esperadme en el cielo' es un cuento "precioso" y "triste" en el que los tres escritores vuelan junto a Peter Pan y se divierten con Alicia, la protagonista de 'Alicia en el país de las maravillas', bajo apariencias surrealistas: "Terenci tiene el pelo de todos los colores y Manolo es Carvalho", dijo Torres.

Torres (Barcelona, 1943) ganó el Premio Planeta 2000 con la novela 'Mientras vivimos' y es columnista de El País.

Por su parte, Abella toma como referencia el 'Libro de Buen Amor', del Arcipreste de Hita, para hablar sobre la falta de amor y de felicidad en una obra ambientadas en la ciudad de Madrid. Nacido en 1967, explicó que escribe "para comprender, para conocer el enigma del ser", si bien mantiene sus dudas, dijo, de que jamás podrá descifrarlo.

El Premio Nadal, que cumplía su 65ª edición, está dotado con 18.000 euros y se entrega cada año en la noche de Reyes.

Paralelamente, durante la velada literaria se falló el 41º Premio Josep Pla de narrativa en catalán, que fue otorgado al periodista Gaspar Hernández por la novela 'El silenci', sobre Umiko, una joven japonesa, enferma de cáncer, que cree en el poder curativo de la voz.


Contenido patrocinado

Otras noticias