Buscar

Hamas hace alarde de su autoridad en Gaza, que espera la visita de Ban Ki-moon

AFP
19/01/2009 - 20:05

Hamas hizo alarde este lunes de su autoridad en la Franja de Gaza, un día después del final de los 22 días de ofensiva israelí en el territorio palestino, donde ciertas voces críticas se han alzado contra el movimiento islamista, que canta victoria.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, prevé visitar el martes Gaza, donde varios enclaves de la organización resultaron dañados por los bombardeos israelíes, indicó un portavoz del ministerio israelí de Relaciones Exteriores. La ONU, sin embargo, no confirmó la visita de Ban, que será la primera de un dirigente extranjero desde que Hamas se hizo con el control de Gaza, en junio de 2007, tras expulsar al movimiento Fatah, del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas.

En el territorio palestino, Hamas -cuyo primer ministro, Ismail Haniyeh, proclamó el domingo una "victoria histórica" contra Israel- minimizó las pérdidas sufridas durante la ofensiva israelí y reiteró su capacidad para seguir disparando cohetes contra el Estado hebreo.

Así, en su primera aparición desde el comienzo de la ofensiva israelí, el 27 de diciembre, el portavoz del brazo armado de Hamas, Abu Ubeida, aseguró que su movimiento sólo perdió "48 combatientes". Israel sostiene haber matado a más de 500 militantes de Hamas. Ubeida también advirtió de que será un fracaso todo intento de Israel de impedir armarse a Hamas destruyendo los túneles de contrabando entre Gaza y Egipto. "Que hagan lo que quieran. Introducir armas para la resistencia y fabricarlas es nuestra misión y sabemos muy bien cómo adquirir armas", recalcó.

En cuanto a las bajas causadas por la ofensiva israelí, varios grupos relacionados con Fatah anunciaron la muerte de 37 miembros, la Yihad Islámica afirmó haber perdido 34 hombres, los Comités de Resistencia Popular 17 y el Frente Democrático de Liberación de Palestina (FDLP) 13.

Mientras tanto, en las calles de Gaza, policías con el uniforme de Hamas se desplegaron en los principales cruces. Asimismo, diputados del movimiento islamista inspeccionaron algunas zonas destruidas por las bombas israelíes en el norte de la franja de Gaza.

"Esta destrucción muestra que la batalla estaba dirigida contra el pueblo palestino. Quieren una tierra sin pueblo para tomar el control de Gaza", dijo durante la visita el diputado Fathi Hammad, al tiempo que proclamó "la victoria contra el enemigo sionista".

En la ciudad de Gaza abrieron numerosos comercios, mientras empleados municipales recogían la basura y los escombros de algunas casas destruidas. "Esta guerra nos hizo volver a hace 50 años. Es como la nakba de 1948", dijo Abu Ihab, un hombre de negocios de 55 años, en referencia a la "catástrofe" que supuso para los palestinos la creación de Israel. "En mi opinión, Hamas cometió un error porque toda guerra debe tener objetivos políticos y apoyarse en planes militares. Hamas sólo confió en las promesas engañosas de Irán y Siria", añadió.

Según la Oficina Palestina de Estadísticas, la ofensiva israelí destruyó 4.100 casas y dañó otras 17.000. Además, al menos 1.315 palestinos -410 de ellos niños y 108 mujeres- murieron y más de 5.300 resultaron heridos. Por parte israelí murieron diez militares y tres civiles. Al recuento de víctimas se añadieron este lunes doce cadáveres retirados de unos escombros.

Cientos de palestinos aprovecharon el alto el fuego proclamado separadamente por Israel y luego por Hamas para ir a los bancos de Gaza. "El miedo por nuestros hijos nos impidió dormir durante la guerra. ¿Qué es lo que Hamas y todas esas organizaciones nos han dado aparte destrucción? ¿Dónde está esa victoria de la que hablan?", criticó Karim Abu Chariah mientras hacía cola ante la ventanilla de un banco.

Los tanques israelíes se replegaron el domingo a las fronteras de Gaza y el primer ministro, Ehud Olmert, señaló que las tropas saldrán del territorio "lo antes posible, en cuanto la seguridad del sur (de Israel) esté garantizada".

En el plano diplomático, los dirigentes árabes estaban reunidos este lunes en Kuwait en una cumbre para discutir los resultados de la ofensiva israelí en Gaza -ante la que se han mostrado divididos- y la reconstrucción del territorio palestino. En esa sede, el rey Abdalá de Arabia Saudí anunció una donación de 1.000 millones de dólares para reconstruir Gaza.

Por su parte, el presidente palestino propuso en la cumbre de Kuwait a Hamas formar un gobierno de "entente nacional" para organizar simultánemanete elecciones legislativas y presidenciales en Gaza y Cisjordania.


Otras noticias

Contenido patrocinado