Buscar

Sarkozy: "Es difícil, incluso siendo presidente, no responder a un insulto"

Agencias
26/02/2008 - 9:55

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, admite que no tendría que haber respondido al ciudadano que el pasado sábado le negó el saludo en el salón de la Agricultura y al que el jefe del Estado galo llamó 'gilipollas'.

"Tengo sin duda defectos", reconoce el presidente que, sin embargo, no pide disculpas por el incidente. "Ser presidente no le convierte a uno en alguien sobre el que se puede limpiar los pies", se defiende. De hecho, la frase "sin duda hubiera sido mejor no responder" con la que el diario titula la entrevista, no fue pronunciada por el presidente sino añadida posteriormente por el Elíseo cuando se revisó el texto, según explicó en Canal Plus el director del rotativo, Dominique de Montvalon.

Lo mejor: no responder al hombre

"Porque uno sea presidente no se convierte en alguien con el que es posible limpiarse los pies", afirma el jefe del Estado antes de añadir que "dicho esto, habría sido mejor no responder" al hombre.

El incidente, captado por una cámara de vídeo, se ha convertido en el motivo de conversación en los últimos días en Francia y de sesudos debates de expertos acerca de si la reacción de Sarkozy corresponde o no a la dignidad de la Presidencia o si se impone el lado humano de la respuesta.

El vídeo, difundido por numerosos medios en el extranjero, mostraba a Sarkozy en un recorrido por la feria agrícola, donde repartía apretones de manos y sonrisas antes de topar con un hombre mayor que rechaza el saludo y al que el presidente le pide en dos ocasiones que se "largue" antes de agregar "pobre gilipollas" y seguir su camino.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0