Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

La identificación de las víctimas del choque del autobús en Francia podría tardar semanas

24/10/2015 - 21:58
Más noticias sobre:

Los investigadores franceses han señalado este sábado que la identificación de las víctimas del choque entre un camión y un autocar que transportaba a un grupo de ancianos y que dejó al menos 43 muertos, podría tardar semanas.

En el que ya es el peor accidente automovilístico en Francia en décadas, la investigación señala que al menos 41 de las personas que viajaban en el autocar, todos ellos pensionistas de excursión, murieron poco antes del amanecer del viernes, cuando se produjo el choque en la región vinícola de Burdeos. El conductor del camión y su hijo también fallecieron en el impacto.

"El ADN, los dientes, todos estos elementos que no son sensibles al fuego serán analizados" informó a los reporteros el coronel de la Policía de Investigación Criminal, Patrick Tourun. "En alrededor de tres semanas tendremos los resultados de las identificaciones y seremos capaces de enviar los cuerpos a las familias" añadió.

El número exacto de pasajeros que viajaban en el autocar continúa siendo una incógnita. Las unidades médicas por su parte lograron extraer entre 12 y 13 cuerpos del interior del autobús hacia mediados de la tarde del sábado.

El conductor del autobús logró escapar a través de las puertas que el mismo abrió de acuerdo a una fuente cercana a la investigación. Una porción de la estrecha carretera de doble sentido que discurre a lo largo de los viñedos de Saint Emilion se ha mantenido acordonada.

Las circunstancias exactas tampoco del accidente aún no han sido esclarecidas. El vehículo, que transportaba alrededor de 50 pensionistas, acababa de comenzar su ruta desde la villa de Petit Palais y sus alrededores cuando se produjo la colisión.

"Estábamos charlando y de pronto se produjo una conmoción, todo estaba oscuro, tuvimos que apresurarnos para salir" declaró a Le Parisien TV, Jean Claude Leonardet, de 73 años, uno de los ocho supervivientes del choque

Entrevistado en su casa, con la cabeza vendada, relata cómo ayudó a su mujer, Josetter, a desabrochar su cinturón de seguridad y salir al exterior antes de volver al interior del autobús para tratar de ayudar a los demás.

"Sacamos a una persona que estaba atrapada en los escalones, pero el calor se estaba volviendo insoportable, tuvimos que retroceder, todo se derretía y caía sobre nuestras cabezas" añadió.

Esta colisión es el accidente automovilístico más mortífero desde julio de 1982 cuando 53 personas, la mayoría de ellas niños, murieron en un choque de autobuses en Borgoña.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0