Buscar

Roma se queda sin agua: se valora un posible racionamiento debido a la sequía

23/07/2017 - 18:41
Más noticias sobre:

La región del Lazio, donde está Roma, se encuentra en estado de alerta debido a la sequía y se especula ya con la posibilidad de cortes rotatorios del suministro de agua. La última medida tomada es el corte del abastecimiento desde el lago de Bracciano debido al bajo nivel de sus aguas.

"Se está acabando el agua en Roma", ha afirmado el gobernador del Lazio, Nicola Zingaretti, en declaraciones a Tgcom24. "Es una tragedia. El nivel del lago de Bracciano ha disminuido con riesgo de catástrofe ambiental. Tenemos siete días para estudiar todas las posibilidades con el fin de reducir al mínimo las molestias para los ciudadanos, pero es un error cerrar los ojos. El problema está ahí y es grave", ha argumentado.

Zingaretti ha explicado que el viernes el gobierno regional aprobó suspender la extracción del lago de Bracciano a partir del 28 de julio para facilitar la restauración del nivel natural del agua del lago y su calidad y su integridad ecológica natural.

A la utilización del agua del lago de Bracciano para consumo humano se suma la alta evaporación que se debe a las altas temperaturas y la ausencia de precipitaciones en los últimos meses.

"Tener agua en los grifos es un derecho, pero tenemos que hacer frente a un gran problema que es la sequía. Me gustaría invitar a venir a Donald Trump para hacerle entender lo que significa respetar los acuerdos sobre el clima", ha apuntado Zingaretti.

La empresa encargada del suministro de agua a la capital, ACEA, ha advertido en un comunicado de que "la reducción drástica de la entrada de agua al suministro de agua de la capital nos obligará a poner en marcha un cambios drásticos en la oferta". Entre esas medidas podría estar el racionamiento.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

El flash: toda la última hora