Buscar

DESTACAMOS
El Real Madrid no pasa del empate en casa ante el Tottenham y se complica el primer puesto de grupo en la Champions

Retiran en Italia un lote de espinacas congeladas que producía alucinaciones

EFE.jpg
EFE
5/10/2017 - 18:41
  • Después de que una familia fuera ingresada en Roma
  • Posible presencia" entre las espinacas de mandrágora
Más noticias sobre:
Hojas de espinaca. Imagen: Dreamstime

Las autoridades sanitarias italianas han retirado del mercado un lote de espinacas congeladas, después de que una familia fuera ingresada en Roma por una intoxicación alimentaria y con alucinaciones, supuestamente después de consumir ese producto.

El Ministerio de Sanidad ha anunciado la retirada de este artículo, según un comunicado, a causa de "una posible presencia" entre las espinacas de mandrágora, una planta que puede tener efectos estupefacientes o alucinógenos.

La decisión se produce después de que una familia tuviera que ser ingresada en el hospital romano Fatebenefratelli, al padecer, con distinta gravedad, confusión mental, alucinaciones y amnesia, informan medios locales.

Tras examinar a los pacientes -un padre y una madre de 60 y 55 años y sus hijos de 16 y 18- los médicos concluyeron que se trataba de una intoxicación alimentaria provocada al parecer por la ingesta de hojas de espinaca supuestamente contaminadas con mandrágora.

La alarma ha saltado dado que el pasado 5 de septiembre un hombre fue ingresado por el mismo motivo en Milán (norte de Italia), según las mismas fuentes. La distribuidora del producto, Bonduelle, ha pedido en un comunicado que no se consuman cuatro lotes de espinacas en concreto, pero lo hace de forma "preventiva", pues, subraya, "no se ha confirmado la presencia de mandrágora en el producto".

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.