Buscar

"El niño" deja en Tarrasa los cien millones de su premio gordo, el 28.920

EFE
6/01/2009 - 16:22

Madrid, 6 ene (EFE).- El 28.920 ha repartido hoy la suerte de "El Niño" en la localidad barcelonesa de Tarrasa, al corresponder al primer premio de este sorteo extraordinario de la lotería nacional que, tradicionalmente, pone fin a la Navidad.

El segundo premio, que ha recaído en el número 56.306, fue vendido en su totalidad en la administración número 2 de Llodio (Álava), y ha repartido 60 millones de euros por este municipio de 18.000 habitantes y sus alrededores.

"El Niño" ha dado esta vez la espalda a provincias donde, tradicionalmente, ha caído a lo largo de sus sesenta y ocho años de historia: Madrid, Valencia o Bilbao, aunque no a Barcelona.

La administración de lotería número 23 de Tarrasa, "La Bona Sort", ha repartido unos cien millones de euros al vender casi todos los décimos del gordo, en su mayoría a clientes abonados al número premiado, que también ha viajado en participaciones a Badalona.

El primer premio ha resultado muy repartido ya que se ha vendido décimo a décimo en ventanilla de este despacho situado en un centro comercial de las afueras de la ciudad.

Pese a que hoy "La Bona Sort" permanecía cerrada, su propietaria, Pietat Antequera, ha acudido a la administración para brindar con sus afortunados clientes, especialmente los que desde hace años se abonaban semanalmente al 28.920 con la esperanza de que la fortuna les sonriera alguna vez.

La suerte ha viajado desde esta administración de lotería a una tienda de comestibles de Badalona (Barcelona) que también pretendía premiar la fidelidad de su clientela regalándoles pequeñas participaciones del número agraciado.

Otra administración en Llodio, la número dos de esta localidad alavesa, ha distribuido los sesenta millones de euros, "muy repartidos", del segundo premio, que ha recaído en el número 56.306.

"Ya era hora, este pueblo lo necesitaba", ha exclamado Carlos Resa, propietario de este despacho de lotería en la que nunca había tocado un premio de la Lotería de Navidad ni la de "El Niño", y que hoy no podía ocultar su doble alegría por haber repartido el premio y llevarse 100.000 euros de uno de los décimos premiados.

La administración, ubicada en Areta, un barrio situado aproximadamente a un kilómetro del centro del pueblo, es "lugar de paso de gente de Bilbao, Vitoria y de los pueblos de los alrededores", según su propietario.

Así, el segundo premio se ha repartido entre los vecinos de Bilbao, Vitoria, Amurrio (Álava) y Orduña (Vizcaya), además de todos los que frecuentaban el centro extremeño de Llodio y el bar "Sicara" del municipio vizcaíno de Orozko.

Uno de los empleados de este establecimiento, Juan Ramón Andreu, explicaba hoy que el 56.306 se jugaba semanalmente desde la apertura del local hace 16 años y que los premiados son clientes habituales, "gente normal y corriente, todos trabajadores".

Ha revelado que él sólo jugaba un décimo y a medias, por lo que "habrá que seguir trabajando", aunque ha reconocido que el dinero "va a ayudar mucho en estos tiempos de crisis".

El resto de españoles que jugaron en este sorteo extraordinario, que ha recaudado 762,5 millones de euros (un 2,05 menos que en 2008) tendrá que conformarse con comprobar uno por uno si sus décimos corresponden con los números agraciados con premios menores hasta completar los 840 millones de euros en premios que se han repartido.

Una vez más, las provincias donde más dinero se han jugado los españoles a la lotería han sido Madrid, Barcelona, Valencia y Alicante aunque, atraídos por los millones que se repartieron el pasado 22 de diciembre, los sorianos han comprado un 35,7 por ciento más que en 2008 en décimos de este sorteo.

En el Palacio de Loterías de Madrid, donde el sorteo ha puesto hoy fin a la Navidad, trece niños han extraído las bolas de los premios ante la atenta mirada de unas 150 personas que se han acercado al salón para intentar atraer a la suerte.


Contenido patrocinado

Otras noticias