Buscar

Vuelve el pelo champiñón

Agencias
24/02/2008 - 17:08

Seguro que de pequeño lo llevabas fatal cuando te llevaba tu madre a la peluquería y salías con el pelo como una seta. Retoma las fotos que tengas de la época y llévaselas a tu estilista habitual porque el corte de pelo champiñón (llamémosle Mushroom o mejor Bob, que queda más cosmopolita) es ya el más in de la temporada.

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? ¿Quién inventó este corte, el Príncipe de Beukelaer -leer bequelar- o algunos grupos del sonido Madchester? El mérito ha de repartirse entre ambos pero nos remitiremos al corte que llevaban los miembros de Happy Mondays o de The Stone Roses, que es menos alimenticio y más moderno.

Pues sí, estas bandas británicas, también inspiradas a su vez en los flequillos de The Beatles, pusieron de moda un corte muy cómodo, que suele quedar bien a todo el mundo y que cada cierto tiempo vuelve a ponerse de moda. Las hay fieles que jamás han renunciado a su melena rígida y su flequillo, como la incombustible Anna Wintour, y es que el champiñón (perdón, bob) es todo un clásico.

Este corte admite bastantes variantes; la más alternativa es la de Karen O, cantante de The Yeah Yeah Yeahs, con un flequillo hiperrecto y la melena lisa como una tabla. ¿Qué tal el de Selma Blair, con el flequillo un poco más descolocado? La omnipresente Rihanna también se acaba de lanzar con uno muy parecido al de Selma, pero más corto por atrás, aunque antes llevaba uno de libro.

En la familia Cruise también son muy fans del bob, las dos féminas concretamente, aunque la pequeña Suri es quien menos lo varía por aquello de que no tiene que asistir a galas ni presentaciones a menudo.

Entre los chicos, el sex symbol del cine independiente y no tan independiente, Jason Schwartzman, es un buen representante de este peinado.

Tenerlo y mantenerlo

Una vez que te has decidido a hacerte un bob y has conseguido que tu peluquero consiga el corte, ¿cómo mantenerlo? Bien, si no tienes el pelo liso-oriental como Karen O (que es medio koreana), lo más radical y efectivo es hacerse un alisado japonés. El principal defecto que tiene este método es su elevado precio, así que puedes emularlo desde casa con un cepillo y un secador o bien con unas planchas alisadoras. ¿Las mejores? Las Mini Styler de GHD, pero volvemos al tema de la carestía. En Solac puedes encontrar algo parecido por menos de la mitad.

El alisado de pelo requiere productos adecuados, preferiblemente con propiedades protectoras anti-encrespamiento. La gama de Matrix Sleek Look incluye todos los productos para facilitar el alisamiento: champú, acondicionador, mascarilla, suavizante para utilizar con las planchas… Sleek Look lo venden en peluquerías y salones especializados, así que si buscas algo parecido, más barato y que esté a tu alcance en tu droguería habitual, Fructis Hidra Liso de Garnier es lo tuyo. Y además huele fenomenal.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0