Buscar

Deportes
Nadal y Federer ganan su primer partido como pareja de dobles y ponen a Europa a un paso de la Laver Cup

'Feriarte': cuatro décadas de arte y antigüedades

6:00 - 21/11/2016
  • El evento se ha convertido en eferencia para galerías de todo el mundo
  • Desde este sábado y hasta el próximo 27 de noviembre, en IFEMA
Uno de los estand de la feria. Imagen: Pablo Mesegar

Desde este sábado y hasta el próximo 27 de noviembre, el recinto ferial Ifema ha organizado y acoge la cuadragésima edición de Feriarte, la cita anual con el arte antiguo y el mercado de antigüedades. Una cita que, además, este año tiene un aire especial para celebrar los 40 años de esta feria que, desde aquel ya lejano noviembre de 1974, en el que, recogiendo la estela de la I Exposición de Anticuarios celebrada en el Casón de Buen Retiro y de Artetur, dispuesta en el Palacio de Cristal de la Casa de Campo, se materializaban las esperanzas e ilusiones de un grupo de anticuarios, deseosos de encontrar un espacio en el que poder entrar en contacto directo con el público. Y en paralelo al desarrollo de la feria, se ha ido fortaleciendo un sector que se ha beneficiado del crecimiento del gusto y afición del público por las antigüedades y el mercado del arte.

Algo en lo que Feriarte ha tenido que ver, logrando para el sector, entre otros logros, el reconocimiento de la labor realizada por los anticuarios y galeristas, el prestigio internacional adquirido y la difusión del elevado valor de nuestro patrimonio artístico.

Arqueología y modernidad

El recorrido de ofertas concentradas en el pabellón de Ifema arranca con piezas arqueológicas, especialidad cada vez con más aficionados y que en España adquiere una mayor relevancia, si cabe, habida cuenta del riquísimo patrimonio arqueológico que ostenta, uno de los mayores del mundo.

Objetos procedentes tanto de las culturas mediterráneas -Etruria, Grecia, Roma y Egipto-, como del Próximo Oriente -Sumer, Akad o Babilonia-; mención aparte merecen, por su singularidad, las muestras arqueológicas del arte asiático, africano y precolombino, como máscaras, esculturas o tocados.

En apenas unos metros, se puede dar un salto de miles de años y alcanzar las artes decorativas del siglo XVI hasta el XX, junto con piezas de Art Nouveau y Art Decó, una de las propuestas de más valor de la Feria. Así, podrán encontrarse con cerámicas, porcelanas, tejidos, tapices, platerías o relojes de distintas épocas, junto con piezas de mobiliario -otro de los platos fuertes del evento- que van desde el mueble clásico español, como escritorios o consolas, hasta otros que han conseguido perdurar en el tiempo, hasta convertirse en iconos del diseño, como el mobiliario italiano o francés. Otro tanto sucede con las piezas de joyería, de factura exquisita e historia documentada.

Un viaje pictórico de siglos

El viaje por los siglos de la Humanidad, que en Feriarte toma cuerpo de multitud de objetos y creaciones artísticas, continúa también en la obra plásticas, con la presencia, de nuevo, de galerías especializadas en arte antiguo y contemporáneo, que permiten al visitante encontrar cuadros que van desde el Clasicismo europeo de los siglos XIV al XVII, hasta autores modernos y contemporáneos, como Joaquín Mir, Joan Miró, Pablo Picasso, Darío de Regollos o Joaquín Sorolla, entre otros.

Hay también en esta nómina nombres sorprendentes, como el de la pintora surrealista Ángeles Santos Torroella, de la que la galerista Beatriz Bólgoma presenta un retrato que pintó con tan solo 17 años. Se trata de un óleo sobre lienzo con el título de La Tía Marieta, con la que la artista comenzó su carrera artística, al presentarla en el Salón de Artistas Vallisoletanos, y en una exposición individual en el Ateneo de Valladolid en 1929. Su pericia y visión han hecho que obras como Un Mundo o La Tertulia, se encuentren actualmente expuestas en museos como el Museo Nacional de Arte Reina Sofía.

Pero no sólo habrá grandes óleos, sino también otras manifestaciones pictóricas como los dibujos y grabados, con una oferta amplísima, en la que destacan Cristo y la Virgen sobre trono de nubes de Rafael Ximeno, hecho a lápiz, pluma y aguada gris sobre papel verjurado; el Milagro de San Francisco de Asís, de José Camarón Bonanat, elaborado a pluma y aguada de tinta china. No podía faltar una obra de Francisco de Goya, Y se le quema la casa, la estampa número 18 de la colección de Los Caprichos, hecho en aguafuerte y aguatinta sobre papel verjurado.

Para los que empiezan

Pocos mercados hay tan complejos como el del arte, en el que la falsificación y las malas prácticas con los coleccionistas que comienzan su andura está a la orden del día. Por eso, los expertos recomiendan siempre basar las adquisiciones en el consejo y asesoría de expertos que guíen al coleccionista a través de las obras, artistas y movimientos que más le convengan en cada momento de su colección. Sin embargo, si algo ha logrado Feriarte en sus cuatro décadas es, precisamente, romper ese carácter casi esotérico y abrir este sector cada vez a más gente. Por eso, de nuevo este año ha puesto a disposición de quienes deseen iniciarse en el coleccionismo Feriarte Colecciona, un servicio de asesoría que guiará al visitante a través de los cientos de piezas que conforman la oferta de la Feria; todas ellas de alta calidad y, sobre todo, a precios muy competitivos con respecto al mercado europeo. Por eso, por el gran abanico de precios y de tipos de objetos, el no experto optará por ir acompañado de los asesores de la Feria. Y hará bien, porque una colección de arte se construye gracias a una mezcla entre conocimiento y gusto.

Además, dentro de esta oferta nutridísima, un año más, Feriarte vuelve a dar cabida a otra especialización, acogiendo a librerías anticuarias. Entre ellas, destaca Orbis Medievalis, que entre sus ofertas se encuentra Historia de la destrucción de Troya, del siglo XV; un texto miniado con 35 miniaturas de gran formato; el Libro de horas de Le Peley, del siglo XIV, íntegramente miniado o un ejemplar del Grandes Horas de Rouen, del siglo XVI, también miniado en su totalidad. Y es que la bibliofilia, además de conformar colecciones de auténticas joyas literarias, es una de las herramientas más usadas para la documentación y localización de otras piezas, muebles o inmuebles, que conforman las colecciones.

Presencia internacional

En total, 95 anticuarios y galerías de arte y con centenares de piezas con más de 100 años de historia. Esta es la presentación de una edición que, además, este año cuenta con la presencia de un grupo de anticuarios de la Asociación Portuguesa de Anticuarios, y que ha visto aumentada notablemente la participación extranjera, con presencia de Argentina, Bélgica, Francia e Italia.

Junto con esto, se ha desarrollado un amplio programa de conferencias, encuentros profesionales y mesas redondas sobre arqueología, libros antiguos y piezas de arte.

La posibilidad de realizar importantes e interesantes adquisiciones se une a la seguridad de que las piezas han sido corroboradas en su calidad y autenticidad por un comité de expertos, de más de 40 especialistas, en las distintas disciplinas artísticas que desde hoy se dan cita en los pabellones de Ifema.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0