Buscar

DESTACAMOS
España se 'atrinchera' en el VAR para asaltar el Stade de France

El mensaje oculto de Leonardo Da Vinci en 'La Virgen de las Rocas' que criticaba la corrupción del Papa

6/03/2017 - 16:09
  • En la parte superior se halla escondido un perro con un collar
  • El detalle había pasado hasta ahora inadvertido para los expertos
'La Virgen de las Rocas' fue pintada por Leonardo Da Vinci entre 1483 y 1485. Imagen: Wikipedia.

Leonardo Da Vinci es el artista más grande de todos los tiempos por diversos motivos, entre ellos por la cantidad de mensajes ocultos que dejó en sus obras, algo atípico para su época. Ahora, gracias a una investigación italiana se ha descifrado que el pintor escondió una crítica hacia el Papado en una de sus obras más representativas.

La Virgen de las Rocas es una de entre tantas creaciones que Leonardo Da Vinci dejó en su legado. Una obra que representa a la Virgen junto a Juan Bautista, el Niño y un ángel en el momento en el que Jesús conoce a Juan. A priori, un significado puramente religioso y de alabanza a María, pero la pintura podría adquirir un nuevo sentido de crítica hacia el Papa y su entorno.

A esta conclusión ha llegado un equipo de expertos italianos en arte que gracias a la tecnología ha conseguido descomponer la obra para analizar el más mínimo detalle. "Una lupa especial nos permitió revisar cuidadosamente cada detalle de la pintura y posteriormente con photoshop avanzado y software se hizo una superposición, una descomposición y una recomposición", ha comentado Silvano Vinceti, presidente del Comité Nacional para la Valorización del Patrimonio Histórico.

En concreto se puede apreciar un perro con una correa entre las hojas y las rocas de la parte superior del cuadro. Este animal representaría para Leonardo la desobediencia y la "acusación de corrupción del papado de su época que abusaba constantemente del poder que confería el cargo", mientras que el objeto es el instrumento de dominio sobre lo que en el siglo XV era un mero ser vivo que se utilizaba para la caza.

Pintada desde 1483 hasta 1485, esta obra estaba pensada para colocarse en la iglesia de San Francesco Grande en Milán y gracias a este estudio se ha sabido que contenía un mensaje hacia Sixto IV e Inocencio VIII, Papas durante el tiempo que Leonardo dedicó a la elaboración de la obra. Las dos versiones cuya autoría se confiere a Da Vinci se encuentran en el Museo del Louvre de París y en la National Gallery de Londres.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.