Buscar

DESTACAMOS
Cancelado un concierto en Róterdam tras localizarse una furgoneta con matrícula española que llevaba bombonas de gas

Bankia y las cajas: la comisión de investigación del siglo

16/02/2017 - 13:57
  • No tendría sentido dejar fuera a Caja Castilla-La Mancha o Caixa Cataluña
Imagen: Reuters

La nueva posición de la Audiencia Nacional en el caso Bankia ha abierto las ansias investigadores de los grupos políticos. Después de varias intentonas por parte de la acusación, el tribunal ordena ahora que se cite a declarar como investigado al anterior gobernador del Banco de España y al ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, por su posible responsabilidad en la salida a bolsa de la entidad financiera en situación prácticamente de quiebra.

El acuerdo tácito entre todos es que la comisión de investigación que se constituya en el Congreso eleve su perspectiva y escrute lo ocurrido en las cajas de ahorros que acabaron siendo intervenidas con dinero público en un rescate que ha generado dolor y sufrimiento.

No tendría sentido dejar fuera de esa comisión lo ocurrido en Caja Castilla-La Mancha de Hernández Moltó o en la Caixa Cataluña de Narcís Serra, y de ser así los trabajos estarían marcados por la parcialidad en el estudio. No sólo Bankia fue el problema, aunque fue la parte del león del problema.

La polémica ha surgido a la hora de acotar el período a investigar. Dando por hecho que el grupo de trabajo no se limitará a la gestión de la antigua Caja Madrid, sino que ampliará su espectro al desastre de las cajas públicas, la cuestión es poner el cascabel de la fecha desde la cual se empieza a tirar del hilo.

Luis de Guindos ha insinuado que la etapa del gobierno de Zapatero no puede quedar fuera de la investigación, por las sospechas de que Fernández Ordóñez y Segura hubieran actuado bajo el mandato de la entonces poderosa ministra de Economía Elena Salgado. Pero los socialistas han reaccionado pronto, poniendo en el cambio de siglo el inicio de la etapa a investigar, en plena segunda legislatura de Aznar donde tantas cosas se hicieron mal.

Los diputados que formen parte de esta comisión casi sumarísima van a tener por tanto trabajo extra. Porque no faltará quien vaya aún más atrás en el tiempo y sugiera poner el foco en el origen de estas entidades y montepíos que nacieron con un propósito loable, ayudar al desarrollo local, y terminaron convertidas en plataformas para pagar favores y colocar a dirigentes caídos en desgracia para que tuvieran un retiro dorado y muy bien pagado.

La banca pública auspiciada por el poder político territorial ha provocado un perjuicio a la sociedad española que aún estamos pagando. Repetir aquella experiencia sería una grave equivocación que los españoles no están ya dispuestos a tolerar. Los profesionales del sector financiero, con su experiencia y sus conocimientos, deben gestionar las entidades financieras sin criterios políticos.

Una comisión de investigación que se remonte a lo ocurrido desde el año 2000 tendrá fondo de armario suficiente para intentar determinar procedimientos equivocados y señalar responsabilidades políticas ante la opinión pública, pero no podrá sustituir ni siquiera acompañar a la búsqueda de responsabilidades judiciales que se dirime en los muchos procedimientos abiertos en los tribunales. Servirá de catarsis colectiva.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
16-02-2017 / 22:56
Daniel
Puntuación 4

Tiene que haber responsabilidades judiciales. El perjuicio causado a los ciudadnos y el pie que ha dado a la corrupcion ha sido suficientemente grave.

Esto no puede quedar en una mera comision de investigacion. Tiene que haber penas ejemplares para los responsables que ocuparon dichas entidades. Tiene que servir de ejemplo y para que no vuelva a pasar.