Buscar

DESTACAMOS
Una caída en el sistema informático de British Airways provoca retrasos a nivel mundial

Hugo visita por segunda vez su objeto de deseo

EFE
21/03/2009 - 20:04

Madrid, 21 mar (EFE).- El mexicano Hugo Sánchez visita por segunda vez en su carrera como técnico, ahora dirigiendo al Almería, su objeto del deseo, el estadio Santiago Bernabéu donde como jugador dejó selladas para la historia sus chilenas, 205 goles en 278 partidos de blanco, y donde su regreso como entrenador es su gran sueño.

Emoción. Nerviosismo. Ilusión. Recuerdos de éxito. Felicidad. Son palabras de Hugo Sánchez que definen sus sentimientos horas antes de vivir uno de esos momentos deseados en su nueva etapa de la vida. El reencuentro con la afición madridista que le idolatró como el goleador de la 'Quinta del Buitre'.

Siete temporadas defendiendo al Real Madrid. Muchas volteretas en la celebración de goles, 205 como madridista que unidos a los 54 con el Atlético de Madrid y los 16 con el Rayo Vallecano, le convirtieron en el máximo goleador extranjero de la Liga española.

Un currículum de jugador engrandecido con las cinco Ligas conquistadas con el Real Madrid de forma consecutiva, con quien también ganó una Copa del Rey, tres Supercopas de España y una Copa de la UEFA. Como rojiblanco ya tenía otra Copa del Rey y una Supercopa de España.

Bautizado por la afición del Bernabéu como 'Hugol' explotó siempre un remate demoledor. Gracias a él fue cinco veces el máximo goleador de Primera división y llegó a ser en una ocasión 'Bota de Oro' por su histórico registro de 38 goles en una temporada.

Como jugador se marchó por la puerta grande del Bernabéu tras rectificar una salida conflictiva con una grave lesión de por medio. Fue con su homenaje, en el que firmó tres goles al PSG francés, el 29 de mayo de 1997. Siete años después, el 31 de agosto de 2004, disfrutó de su primer regreso a casa y salió reforzado.

Dirigiendo al Pumas, en su primera aventura como entrenador, se llevó la XXVI edición del Trofeo Santiago Bernabéu (0-1), el día en el que debutaba Michael Owen en un Real Madrid que vivía en plena época 'galáctica' con Luis Figo, David Beckham o Zinedine Zidane en su plantilla.

Cinco años dirigiendo al Pumas, donde alcanzó los únicos títulos que tiene hasta la fecha como entrenador adjudicándose el Apertura y Clausura del 2004; y un paso fugaz por el Necaxa antes de ser seleccionador de México donde duró un año, protagonizó varias polémicas y se marchó tras ser eliminado del Preolímpico.

El Almería le abrió las puertas de España y no dudó en aceptar la propuesta. Es su primera aventura como técnico en el fútbol europeo, la oportunidad de seguir creciendo para llegar a un grande. Un trampolín que está aprovechando en un conjunto modesto al que tiene sin apuros en la clasificación tras sustituir a Gonzalo Arconada.

Nunca ha ocultado que su gran sueño es dirigir al Real Madrid. En el presente tiene en su mano sentenciar la temporada al equipo de su corazón, eliminado de Liga de Campeones y Copa del Rey, que se agarra a sus opciones de remontada ligueras para salvar el año.

Hugo será ovacionado por la afición del estadio Santiago Bernabéu. Recibirá todo su cariño. Sus goles están en la memoria de todos. Pase lo que pase en el partido, se marchará triste. Si cae el Almería porque es el equipo al que dirige. Si derrota al Real Madrid porque dará la estocada final a un equipo que llega al fin de un ciclo. Hugo vuelve a ser protagonista en el Bernabéu.


Otras noticias

Contenido patrocinado