Buscar

El Barça empieza el curso con un sólo fichaje y muchos asuntos pendientes

EFE
19/07/2009 - 16:38

Barcelona, 19 jul (EFE).- La del defensa Maxwell Scherrer Cabelino Andrade es, de momento, la única cara nueva que el técnico del Barcelona, Pep Guardiola, verá mañana cuando se reencuentre con su plantilla en el arranque del nuevo curso.

La del lateral brasileño y también la de su compatriota, el también defensa Henrique Adriano Buss, fichado la pasada temporada del Palmeiras y que se integra en la disciplina azulgrana tras jugar cedido la temporada pasada en el Bayer Leverkusen.

Para conocer el resto de fichajes, Guardiola tendrá que esperar al menos unos días más, pues la secretaría técnica del conjunto azulgrana todavía no ha sido capaz de concretar ninguna otra operación: ni la del delantero centro que debe sustituir a Samuel Eto'o, ni la del central que vendría a reforzar la zaga, ni la del hombre que debe desequilibrar por banda izquierda ni tampoco la del centrocampista de contención destinado a cubrir las bajas de Touré Yaya y Seydou Keita cuando se marchen a disputar la Copa de África.

Tampoco se ha encontrado acomodo a los jugadores a quienes el club ha colgado el cartel de transferibles: el meta Albert Jorquera y a los centrocampistas Eidur Gudjohnsen y Alexander Hleb, aunque éste podría irse muy pronto cedido al Inter de Milán.

Nada se sabe de Keirrison de Souza Carneiro, aquel joven delantero del Palmeiras cuyo traspaso al Barça hace semanas que se dio prácticamente por cerrado y que debía entrar en una hipotética operación para fichar al valencianista David Villa.

Sin embargo, el próximo en llegar probablemente no sea Villa, sino Zlatan Ibrahimovic, una operación que Barcelona e Inter Milán han diseñado como un intercambio de cromos entre el punta sueco y Samuel Eto'o, un trueque que saldrá muy caro al conjunto azulgrana, que además deberá abonar a los italianos unos 40 ó 45 millones de euros.

También quedan pendientes las renovaciones de Rafa Márquez y la de Carles Puyol, que cuenta con varias ofertas interesantes para acabar su carrera en el extranjero, y sólo se ha concretado la ampliación de contrato de Touré Yaya y Víctor Valdés.

Con esta sensación de evidente provisionalidad, el Barça 2009-10 empezará a trabajar mañana. La plantilla ha sido citada a primera hora en el Camp Nou para pasar los habituales reconocimientos médicos.

No estarán los jugadores que disputaron la Copa Confederaciones (Carles Puyol, Xavi Hernández, Sergio Busquets y Dani Alves), ni tampoco Andrés Iniesta ni Leo Messi, a quienes Guardiola les ha dado una semana más de vacaciones.

Tampoco estará Eto'o, que también tiene una semana más de permiso, aunque por motivos bien distintos. El técnico no cuenta con el punta camerunés y el club intenta ganar tiempo para buscarle una salida.

El martes 21 de julio, el grueso de la plantilla -a la espera de de la llegada de los internacionales y de alguna nueva incorporación- viajará a Londres, donde tiene previsto hacer una estadía hasta el 26 de julio, con dos partidos amistosos programados en el estadio de Wembley ante el Tottenham (24 de julio) y el Al-Ahly (26 de julio) como rivales.

Ya de vuelta a la capital catalana, Guardiola espera contar con la plantilla al completo o al menos tenerla prácticamente cerrada. El 27 de julio se incorporarán Xavi, Puyol, Messi, Iniesta, Busquets y Alves y, dos días después, el Barça iniciará una gira por Estados Unidos hasta el 9 de agosto.

Sería deseable que al avión que cruzará el charco se subieran ya todos los nuevos fichajes, y que los jugadores descartados hubieran encontrado acomodo, pues en la gira por la costa oeste americana -el Barça se enfrentará a Los Angeles Galaxy (2 de agosto), el Seattle Sounders (6 de agosto) y el Chivas de Guadalajara (9 de agosto)- el técnico desea perfilar al equipo que arrancará oficialmente la temporada con la disputa de la Supercopa de España y la Supercopa de Europa.


Contenido patrocinado

Otras noticias